Murió el camionero que se cruzó de carril y chocó a otro en la Panamericana

El conductor tenía 29 años y era oriundo de la provincia de Entre Ríos. Aún no se sabe qué lo hizo perder el control del transporte.

vista del accidente desde el puente de los lagos

El impresionante choque frontal entre dos camiones ocurrido este martes al mediodía a la altura del kilómetro 45 de la autopista Panamericana tuvo un final dramático: pocas horas después del accidente, uno de los conductores, de 29 años, perdió la vida.

Se trata de Jonathan Nahuel Guerrero, quien conducía el camión mosquito marca Iveco que transportaba autos y camionetas cero kilómetro y que protagonizó el espectacular incidente vial al cruzarse de mano y embestir a otro vehículo de gran porte.

El descomunal accidente ocurrió a las 12.30 a la altura del puente de la avenida De los Lagos, en circunstancias en que Guerrero, que circulaba en dirección a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, perdió el control de la unidad, atravesó la contención metálica que está en el centro de la autovía y se cruzó a la mano contraria.

En ese descontrolado derrotero, el camión Iveco impactó frontalmente contra otro, marca Ivecam, de la empresa Vial Jaime, que llevaba un cargamento de arena a granel.

el camión mosquito quedó atravesando la mano a Provincia y el otro volcó sobre la Colectora Este
Ver para creer. La increíble imagen del camión mosquito atravesado en la autopista y el otro volcado.

El impacto fue tan violento que el camión arenero volcó sobre una de las dos manos de la Colectora Este con elocuentes daños e el frente y el lateral izquierdo. Por su parte, el camión mosquito quedó atravesando los tres carriles de la mano a Provincia y el tránsito estuvo bloqueado durante varias horas.

Te puede interesar  Automovilista chocó contra un montículo de tierra y volcó en la ruta 26

Increíblemente, el suceso no involucró a otros vehículos, a pesar de la fluida circulación que había en ese momento tanto sobre la autopista como en la mencionada colectora. De otra manera, las consecuencias podrían haber sido inimaginablemente peores.

Al lugar concurrieron varias dotaciones del cuartel de bomberos voluntarios de Belén de Escobar, Defensa Civil, personal del SAME, de Autopistas del Sol y de diversas dependencias policiales.

El conductor del camión mosquito fue trasladado de urgencia a la Unidad de Diagnóstico Precoz de Garín, donde ingresó con pronóstico reservado y falleció horas más tarde a causa de las graves heridas sufridas en la colisión.

el choque entre camiones, visto desde la mano a Capital
A paso de tortuga. La circulación mano a Capital sufrió demoras; del otro lado, colapsó.

Fuentes de la investigación informaron a El Día de Escobar que Jonathan Guerrero tenía 29 años y era oriundo de la localidad de Ibicuy, perteneciente a la provincia de Entre Ríos. Qué le pasó es algo que todavía no se pudo determinar y es materia de análisis de los peritos.

“Ahora hay que esperar las pericias accidentológicas, más las declaraciones del otro chofer y algunos testigos para establecer cuál fue el origen del accidente”, afirmó a este medio una fuente policial.

Te puede interesar  Conductor garinense murió al estrellarse contra un camión en el peaje de Lima

Por su parte, el conductor del otro camión no sufrió lesiones de consideración y fue llevado preventivamente al hospital provincial Enrique Erill. Se llama Adrián Ezequiel Grossi y tiene 31 años.

En el caso tomó intervención la comisaría Escobar 1ra, donde inicialmente se instruyó un sumario por “lesiones culposas” que luego fue recaratulado a “homicidio culposo” al conocerse el deceso de Guerrero, quien figuraba como imputado del hecho.

la cabina del camión mosquito destruida contra las ruedas del otro camión
Impacto. El camión mosquito cruzó de lado a lado la autovía y chocó de frente al otro camión.

La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción Nº5 de Escobar.

Hasta las primeras horas de la noche, cuando los peritos finalizaron su trabajo y las unidades involucradas fueron removidas, el tránsito por la autopista estuvo muy congestionado. Los desvíos por las colectoras y las calles internas colapsaron por completo y hubo filas interminables de vehículos que no podían avanzar en ninguna dirección.

Un martes caótico y dramático, con el doloroso desenlace de otra vida perdida en un accidente de tránsito y por causas que, al menos hasta ahora, son un misterio.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo