Un capo narco detenido en Maschwitz escapó de la cárcel en Año Nuevo

Se trata de Patricio Ruiz Díaz, que estaba alojado en un penal de Salta. En 2019 le habían encontrado casi una tonelada de marihuana y un arsenal.

Patricio Ruiz Díaz, álias "El Señor del Fusil"

En medio de los brindis y los festejos por la llegada de Año Nuevo, un peligroso narcotraficante que en 2019 había sido detenido en la localidad de Ingeniero Maschwitz se escapó este domingo a la noche de una unidad carcelaria de la provincia de Salta.

Se trata de Patricio Ruiz Díaz (45), alias “El Señor del Fusil”, quien se encontraba detenido en el Complejo Penitenciario Federal III, en el departamento salteño de General Güemes. Su ausencia fue advertida a la 1 de la madrugada del lunes, cuando no se presentó al conteo de rutina.

Poco después, los agentes penitenciarios descubrieron una abertura en el alambrado del patio interno del pabellón B del Funcional 4 y otro hueco a la altura de la Torre Puesto 1 bis. El narco se habría escapado utilizando un alicate, un elemento prohibido en las prisiones, con el que realizó un boquete en el alambrado perimetral.

Además, para pasar una zanja que recorre el perímetro de la prisión contó con la ayuda de una escalera que hizo de puente colgante. Los investigadores creen que pudo tener complicidad interna.

La fuga de Ruiz Díaz planteó varios interrogantes a los detectives. En primer lugar, por qué un delincuente con su prontuario permanecía alojado en una penitenciaría con categoría “C” en seguridad, es decir, mediana, “tirando a baja”. En segundo lugar, por qué había sido Salta el destino de un hombre sin causas en su contra en ese distrito.

Los investigadores también buscan saber por qué en junio de 2023 fue trasladado a esa prisión desde el Instituto Penal Federal Colonia Pinto (también categoría “C”), en Santiago del Estero, tres meses después de que la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DNIC) advirtiera al Servicio Penitenciario Federal (SPF) que el recluso planeaba fugarse.

Con fecha 17 de marzo, la DNIC, que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación, informó la presunta existencia de una organización que podría estar liderada por la pareja de Ruiz Díaz. La mujer cumplía prisión domiciliaria en Escobar por la misma causa que fue instruida en 2019 por el juez federal de Campana, Adrián González Charvay.

Aunque esa investigación no prosperó, los agentes advirtieron que la mujer “estaría planificando la evasión de su pareja”. Al narco lo movieron, pero lo llevaron a un penal más cercano a la frontera y con las mismas características en cuanto al encierro.

El “Señor del Fusil” había sido condenado por el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín a seis años de prisión por “tráfico de estupefacientes en su modalidad de transporte y almacenamiento, acopio ilegítimo de arma de fuego y municiones”.

Le quedaba apenas un año y cinco meses de condena, que vencía el 2 de mayo de 2025. Por eso, los investigadores no entienden por qué decidió fugarse.

escalera apoyada sobre el piso con la que el delincuente cruzó una zanja
Escape. Con una escalera, el fugitivo cruzó una zanja que bordea el perímetro del penal.

“Podría tratarse de una interna de la organización, o que había un negocio muy grande que no podía conseguir desde prisión. Si bien se sabe que hay capos que manejan las estructuras desde sus lugares de alojamiento, no es tan fácil. Tal vez, necesitaba salir para continuar al frente”, consideró una fuente vinculada al caso, en el que interviene el fiscal Carlos Amad.

Te puede interesar  Desbaratan a una banda de narcomenudeo que operaba desde la cárcel

Si bien no tendría otros procesos en trámite, según lo informado por la Sección de Servicio Criminológico del Servicio Penitenciario Federal en junio de 2022, cuando se dispuso su traslado desde Devoto a Colonia Pinto, Ruiz Díaz no podía acceder a la libertad condicional. El artículo 14 del Código Penal prohíbe concederlo a quienes hayan sido condenados por delitos previstos en los artículos 5°, 6° y 7° de la ley 23.737.

Ruiz Díaz había accedido a una reducción temporal de dos meses por estímulo educativo, salidas diurnas con acompañamiento desde junio de 2024 y salidas diurnas sin acompañamiento desde junio a diciembre de 2024.

Por la escandalosa fuga, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, ordenó que se investigue la última lista de visitas del preso y que se ponga bajo la lupa a todo el personal penitenciario que estaba la noche de Año Nuevo.

Persecución y accidente: una detención de película

La detención de Ruiz Díaz y la banda que lideraba ocurrió el viernes 3 de mayo de 2019, tras una cinematográfica persecución policial que culminó con un choque en el centro de Ingeniero Maschwitz.

El delincuente conducía una Volkswagen Suran y salía de un domicilio de la localidad de Ricardo Rojas, en el partido de Tigre, cuando desde un patrullero escuchó que le gritaban “¡Alto, policía!”. Lejos de detenerse, aceleró, subió a la autopista Panamericana y continuó su carrera hasta un lugar que creía seguro, una casa en la calle Ricardo Fernández al 1442, en Ingeniero Maschwitz.

Acorralado por los vehículos policiales y con los caminos obstaculizados, Ruiz Díaz terminó chocando violentamente de frente contra otro auto en la esquina de Almirante Brown y Entre Ríos, donde fue arrestado tras salir malherido del Suran.

Poco después, el resto de su banda comenzó a caer, uno por uno: siete detenidos en total -entre ellos tres hermanos- en dos operativos realizados en la zona por la Delegación Zárate-Campana de la Policía Bonaerense, con la colaboración del Comando Escobar.

El Juzgado Federal de Campana de González Charvay había llegado al dato de una banda que se dedicaba al comercio de drogas en su jurisdicción, con vehículos de alta gama. Le encontraron casi una tonelada de marihuana -920 kilos-, once kilos de cocaína y otros dos de sustancias de corte.

También hallaron varios vehículos: una Toyota Hilux, un Volkswagen Bora, una Reunalt Trafic y dos motos. Además, tenían cuatro chalecos antibalas, dos juegos de esposas, una gorra de Gendarmería, una boina de la Policía Local y un verdadero arsenal.

armamento incautado tras la detención de Ruiz Díaz
Arsenal. El armamento incautado a la banda narco que lideraba Patricio Ruiz Díaz.

La organización tenía un pesado armamento que incluía un fusil semiautomático Colt AR-15 calibre 5.56, un FAL calibre 7.62, una ametralladora marca Pam calibre 9 milímetros, dos escopetas, cuatro pistolas y una bolsa llena de balas.

Te puede interesar  Desbaratan banda que desvalijó viviendas de Maschwitz en Navidad y Año Nuevo

El fusil de asalto Colt AR-15 fue utilizado por el Ejército de los Estados Unidos en Vietnam, Afganistán e Irán. Está en el arsenal de los terroristas yihadistas del Daesh y en el de 15 países de la OTAN, con su nombre de guerra: M16.

Además, es el más vendido en los EE.UU. Se estima que 3,5 millones cuentan con uno en sus casas. En el cargador se pueden poner de 30 a 200 balas y vaciarlo en un minuto. Cuesta alrededor de 500 dólares.

Los allanamientos se realizaron en el mencionado domicilio de la calle Ricardo Fernández y en otro de la calle Carlos Tejedor 3046, en la localidad de Ricardo Rojas.

El procedimiento estuvo a cargo de la Delegación Zárate-Campana de la Dirección de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, a partir de un llamado anónimo.

En cuanto a Ruiz Díaz, en ese momento se informó que era oriundo de Maquinista Savio, camionero, amante de las armas y experto francotirador. Fuentes policiales dijeron que tenía un frondoso prontuario, con causas por piratería del asfalto, secuestros extorsivos y otros delitos.

panes de marihuana incautados en 2019
Armas y drogas. La banda tenía una tonelada de marihuana y 11 kilos de cocaína.

El impacto político del procedimiento

La detención de Ruiz Díaz tuvo alto impacto político. De hecho, el entonces ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, dio una conferencia de prensa en el partido de La Matanza junto al intendente Ariel Sujarchuk, cuya colaboración agradeció.

“Hemos ganado un nuevo round en esta lucha que venimos dando desde hace tres años y medio. Estamos combatiendo el narcotráfico como nunca antes se hizo en ningún gobierno”, aseguró.

Además, destacó: “Es muy importante mostrar estos resultados, no sólo por la cantidad de dosis que sacamos de la calle sino también por las armas de guerra y de gran porte que estaban en manos de estos criminales y los hacían muy peligrosos para todos. En Maschwitz había prácticamente un laboratorio, con pesas, paquetes y todo preparado para comenzar a distribuir la droga”, aseguró el funcionario de la entonces gobernadora María Eugenia Vidal.

Por su parte, el intendente Sujarchuk felicitó “a la Justicia Federal, a la División Narcotráfico de Zárate-Campana, a nuestros jefes locales y a todo el personal por el enorme trabajo realizado”.

“Esta vez se atrapó a los peces gordos y por eso debemos reconocer también la tarea de la División Narcotráfico de la Provincia y la decisión política de la Gobernación y del Municipio, que estamos unidos para que los malvivientes queden detenidos y los ciudadanos podamos vivir en paz”, sostuvo.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo