Patti deberá seguir asistiendo a su juicio

El tribunal oral que juzga al ex subcomisario por delitos de lesa humanidad rechazó este jueves un pedido de su defensa para dejar de asistir a las audiencias.

blank
El tribunal oral que juzga al ex subcomisario por delitos de lesa humanidad rechazó hoy un pedido de su defensa para dejar de asistir a las audiencias que se realizan en José León Suarez, al entender que está en buenas condiciones para presenciar el debate, al igual que el resto de los enjuiciados, entre ellos el dictador Reynaldo Bignone.
Sus defensores Alfredo Bisordi y Silvio Duarte hicieron el planteo ante los camaristas del Tribunal Oral Federal 1 de San Martín basados en el estado de salud del ex intendente de Escobar, quien asiste a las audiencias en camilla.
Los jueces Lucila Larrandart, Marta Miloc y Horacio Sagretti rechazaron la solicitud en la audiencia de hoy, tras escuchar la oposición de fiscalía y querellas.
Uno de los fiscales, Marcelo García Berro, recordó que «no hay razones médicas para la ausencia del imputado en las audiencias», algo con lo que acordó el tribunal en base a un informe médico recibido antes de iniciar el debate donde se diagnosticó que el acusado estaba en condiciones psíquicas y físicas de asistir al juicio.
El lunes pasado, el detenido se negó a prestar declaración indagatoria y para cumplir con esa instancia fue llevado en silla de ruedas hasta el micrófono.
La jornada de hoy se dedicó a incorporar, por lectura, declaraciones dadas durante la investigación por personas luego fallecidas, cuyos dichos serán considerados como prueba.
Estos fueron los casos de Matilde de Pérez, Blanca Leonor Buda y Elsa Serrano.
Pérez era la madre del asesinado Gastón Gonçalvez, por cuyo crimen se acusa de manera directa a Patti, ya que el joven estuvo detenido ilegalmente en un camión celular estacionado en el fondo de la seccional de Escobar, en marzo de 1976 y su cadáver fue encontrado calcinado días después.
En una declaración del 2 de marzo de 2005, recordó que ya en democracia la llamaron para avisarle del hallazgo del cadáver de su hijo en tumbas de NN en el cementerio de Escobar, con signos de torturas y fusilamiento.
Según declaró, en el entierro hecho entonces a su hijo se enteró por dichos de la hija de un sobreviviente, Tilo Wenner, que había sido Patti el autor del hecho.
Buda, por su parte, estuvo detenida ilegalmente y sobrevivió para declarar en la causa haber visto a Gonçalvez en el camión celular donde también ella estuvo presa.
El juicio se reanudará el jueves próximo en el audtorio Hugo del Carril de José León Suarez, con el inicio de la ronda de testigos, que en un primer tramo estará centrada en el episodio donde fue secuestrado y asesinado Gonçalvez.
Patti es juzgado junto al dictador Reynaldo Bignone, el ex general Santiago Omar Riveros y el ex comisario de Escobar Juan Fernando Meneghini, acusados de secuestros ilegales, torturas y homicidios como el de Gonçalvez y el del ex diputado nacional peronista Diego Muñiz Barreto.

El tribunal oral que juzga al ex subcomisario por delitos de lesa humanidad rechazó este jueves un pedido de su defensa para dejar de asistir a las audiencias que se realizan en José León Suarez, al entender que está en buenas condiciones para presenciar el debate, al igual que el resto de los enjuiciados, entre ellos el dictador Reynaldo Bignone.

Sus defensores Alfredo Bisordi y Silvio Duarte hicieron el planteo ante los camaristas del Tribunal Oral Federal 1 de San Martín basados en el estado de salud del ex intendente de Escobar, quien asiste a las audiencias en camilla.

Los jueces Lucila Larrandart, Marta Miloc y Horacio Sagretti rechazaron la solicitud en la audiencia de hoy, tras escuchar la oposición de fiscalía y querellas.

Uno de los fiscales, Marcelo García Berro, recordó que «no hay razones médicas para la ausencia del imputado en las audiencias», algo con lo que acordó el tribunal en base a un informe médico recibido antes de iniciar el debate donde se diagnosticó que el acusado estaba en condiciones psíquicas y físicas de asistir al juicio.

El lunes pasado, el detenido se negó a prestar declaración indagatoria y para cumplir con esa instancia fue llevado en silla de ruedas hasta el micrófono.

La jornada de hoy se dedicó a incorporar, por lectura, declaraciones dadas durante la investigación por personas luego fallecidas, cuyos dichos serán considerados como prueba.

Estos fueron los casos de Matilde de Pérez, Blanca Leonor Buda y Elsa Serrano.

Pérez era la madre del asesinado Gastón Gonçalvez, por cuyo crimen se acusa de manera directa a Patti, ya que el joven estuvo detenido ilegalmente en un camión celular estacionado en el fondo de la seccional de Escobar, en marzo de 1976 y su cadáver fue encontrado calcinado días después.

En una declaración del 2 de marzo de 2005, recordó que ya en democracia la llamaron para avisarle del hallazgo del cadáver de su hijo en tumbas de NN en el cementerio de Escobar, con signos de torturas y fusilamiento.

Según declaró, en el entierro hecho entonces a su hijo se enteró por dichos de la hija de un sobreviviente, Tilo Wenner, que había sido Patti el autor del hecho.

Buda, por su parte, estuvo detenida ilegalmente y sobrevivió para declarar en la causa haber visto a Gonçalvez en el camión celular donde también ella estuvo presa.

El juicio se reanudará el jueves próximo en el audtorio Hugo del Carril de José León Suarez, con el inicio de la ronda de testigos, que en un primer tramo estará centrada en el episodio donde fue secuestrado y asesinado Gonçalvez.

Patti es juzgado junto al dictador Reynaldo Bignone, el ex general Santiago Omar Riveros y el ex comisario de Escobar Juan Fernando Meneghini, acusados de secuestros ilegales, torturas y homicidios como el de Gonçalvez y el del ex diputado nacional peronista Diego Muñiz Barreto.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo