Luis Patti asistió en camilla y con sonda al comienzo de su juicio oral

blank

Tras escuchar la acusación sin abrir los ojos durante dos horas, siguió la audiencia en la ambulancia que lo trasladó desde Fleni.

blank
blank
El ex intendente de Escobar se encuentra en un delicado estado de salud y fue llevado en camilla a la sala del Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, que lo juzga por secuestros y otros crímenes cometidos durante la última dictadura
Patti arribó al anfiteatro de la localidad bonaerense de José León Suarez, donde se realiza el juicio, en una ambulancia desde la clínica Fleni y siguió las dos horas de lectura de la acusación fiscal desde una camilla, a los pies del escenario donde se montó el estrado judicial.
Sin abrir los ojos en ningún momento, custodiado por guardias del Servicio Penitenciario y acompañado por enfermeros de una empresa de emergencias que de a ratos le tomaban la presión, Patti permaneció tendido en una camilla hospitalaria, tapado con una frazada gris de ribetes verdes y con zapatillas deportivas.
El primer proceso oral en su contra comenzó poco antes de las 11 con sus compañeros de juicio y también detenidos el dictador Reynaldo Bignone, el ex general Santiago Omar Riveros y su ex jefe en la comisaría de Escobar Juan Fernando Meneghini ubicados sobre el escenario, detrás de sus defensas.
El tribunal inició la audiencia con la lectura de la acusación y requerimiento de elevación a juicio del fiscal federal de instrucción de San Martín, Jorge Sica, quien imputó a Patti por “violación de domicilio en dos oportunidades, privación ilegal de la libertad agravada por abuso de autoridad, violencia y amenazas en nueve oportunidades, tormento agravado a perseguidos políticos en seis oportunidades y homicidio agravado por alevosía” en contra de Gastón Goncalvez.
Por el inicio del juicio, Abuelas de Plaza de Mayo organizó este lunes entre las 11 y las 13 una radio abierta en la puerta del Tribunal “para celebrar que Patti, finalmente, sea llevado a juicio oral, luego de años de evadir la Justicia utilizando las instituciones democráticas”.
“Es para nosotros muy importante que el conjunto de la sociedad nos acompañe en los juicios contra los represores porque, como promueve la queridísima agrupación H.I.J.O.S, los juicios a los genocidas los hacemos entre todos y todas, con condena social y participación en las audiencias”, señalaron las Abuelas en un comunicado.
Luis Patti siguió la lectura de la acusación desde una camilla, sin abrir los ojos.

Luis Patti siguió la lectura de la acusación desde una camilla.

El ex intendente de Escobar se encuentra en un delicado estado de salud y fue llevado en camilla a la sala del Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, que lo juzga por secuestros y otros crímenes cometidos durante la última dictadura

Patti arribó al anfiteatro de la localidad bonaerense de José León Suarez, donde se realiza el juicio, en una ambulancia desde la clínica Fleni y siguió las dos horas de lectura de la acusación fiscal desde una camilla, a los pies del escenario donde se montó el estrado judicial.

Sin abrir los ojos en ningún momento, custodiado por guardias del Servicio Penitenciario y acompañado por enfermeros de una empresa de emergencias que de a ratos le tomaban la presión, Patti permaneció tendido en una camilla hospitalaria, tapado con una frazada gris de ribetes verdes y con zapatillas deportivas.

El primer proceso oral en su contra comenzó poco antes de las 11 con sus compañeros de juicio y también detenidos el dictador Reynaldo Bignone, el ex general Santiago Omar Riveros y su ex jefe en la comisaría de Escobar Juan Fernando Meneghini ubicados sobre el escenario, detrás de sus defensas.

El tribunal inició la audiencia con la lectura de la acusación y requerimiento de elevación a juicio del fiscal federal de instrucción de San Martín, Jorge Sica, quien imputó a Patti por “violación de domicilio en dos oportunidades, privación ilegal de la libertad agravada por abuso de autoridad, violencia y amenazas en nueve oportunidades, tormento agravado a perseguidos políticos en seis oportunidades y homicidio agravado por alevosía” en contra de Gastón Goncalvez.

Por el inicio del juicio, Abuelas de Plaza de Mayo organizó este lunes entre las 11 y las 13 una radio abierta en la puerta del Tribunal “para celebrar que Patti, finalmente, sea llevado a juicio oral, luego de años de evadir la Justicia utilizando las instituciones democráticas”.

“Es para nosotros muy importante que el conjunto de la sociedad nos acompañe en los juicios contra los represores porque, como promueve la queridísima agrupación H.I.J.O.S, los juicios a los genocidas los hacemos entre todos y todas, con condena social y participación en las audiencias”, señalaron las Abuelas en un comunicado.

Fotografías: DyN

Dejá tu comentario

Seguí leyendo