Memorable triunfo albiceleste en Pilar

blank

A dos segundos del final, Sportivo Escobar superó por un simple a su clásico rival y acaricia la corona.

blank
blank
Sportivo Escobar volvió a imponerse en el duelo de candidatos. En la primera final y como visitante, venció a Sportivo Pilar 79-78 con la receta agónica de todo el 2010. En la última pelota y con apenas 2 segundos, Damián Lombardi metió los dos libres que le dan la ventaja a los de Gabriel Marcato. En el duelo por el tercer puesto, Atlético cantó victoria en Maschwitz por 78-72. La crónica y síntesis.
Con un agónico triunfo por 79-78, Sportivo Escobar venció de visitante a su clásico rival de Pilar y quedó a un paso de obtener el título de la Liga de Básquet de Zárate-Campana. La revancha será este viernes 20 en el gimnasio del albiceleste, que también será local el domingo si la definición se prolonga a un tercer juego.
Por su parte, Arenal cayó en Ingeniero Maschwitz por 68-72 frente a Atlético Pilar, en el partido de ida por el tercer puesto que también se disputó en la noche del viernes 13.
El minuto a minuto del electrizante triunfo escobarense en Pilar fue reflejado en una minuciosa crónica -transcripta en las líneas siguientes- por el periodista Maximiliano Domenech.
Cómo hacer para iniciar la crónica de lo sucedido el viernes en La Caldera sin confundir al lector. Podríamos haber publicado alguna de las dos de los partidos de la fase regular, que tendrían casi las mismas palabras.
Es que Sportivo Pilar jugó su mejor partido de la temporada pero nuevamente mordió el polvo de la derrota ante Sportivo Escobar, en un partido intenso, de alto vuelo y con un final de película.
Una vez más, los Celestes se quedaron con el triunfo en un cierre electrizante y en el que, como en las ocasiones anteriores, parecían que tenían todo para perder.
Tras protagonizar 39 minutos sin baches pronunciados, el Rojo tenía el 1-0 al alcance de la mano. Solo le faltaba ponerle la tapa al duelo ante una Caldera que hervía (400 personas).
Pero falló dos ofensivas en los últimos 40 segundos cuando ganaba por 1 punto. La última, con dos libres de Román Rodríguez (la figura en los playoffs), que no los pudo concretar.
Entonces quedó el cierre para los de Belén, que en una rápida corrida generó una falta muy discutida sobre Damián Lombardi. Al pequeño gigante no le tembló el pulso y con dos libres le dio el triunfo a su equipo.
Santiago Sicardi (20) y Maximiliano Gutiérrez (18) fueron las figuras más lucidas en el dueño de casa, en tanto el enorme Rubén Runke (23) resultó el máximo anotador del juego y la figura determinante de la noche
Los de Gabriel Marcato ganan la serie final del Oficial zarateño por 1 a 0 y el viernes tendrán la chance de conquistar el título en su casa. En caso de ser necesario un tercer partido, se disputaría el domingo 22 también en el gimnasio de la calle Colón.
Alto vuelo
El inicio del juego fue de alta calidad, con dos elencos que intercambiaron ataque por ataque y mostraron mucha pimienta ofensiva. En ese escenario, las defensas no lucían demasiado ajustadas, aunque el rojo supo controlar a Lopresti (solo anotó 7 puntos) con la defensa de “Memo” Rodríguez y Piaggio fue una sombra sobre Runke.
En ataque, Sicardi ordenaba y goleaba (8 en el parcial), con la mano caliente de Rodríguez de zona 2 (también 8 en el tramo) y el aporte interior de Piaggio. Eso le bastó para cerrar los 10 iniciales 21-17.
De la mano de un Runke imparable en el poste bajo, Escobar arrancó mejor el segundo segmento y en poco menos de dos minutos metió un parcial de 7-0 para pasar al frente por primera vez. Timmis le dio vuelo a Arias y este aportó en los dos sectores para que el rojo se mantenga en la delantera. Lo de “Mocha” fue importante porque “Memo” ya estaba siendo bien controlado por Bruckner.
El último tramo volvió a ser de palo a palo. El pibe Benedetti (9 en el cuarto) fue una daga en Escobar pero Sicardi (7 en los minutos finales) reapareció en escena, se puso el equipo al hombro y Pilar llegó al descanso largo ganando 41-38.
El tercero período fue el más pobre de todos. Las defensas aceitaron sus funcionamientos y los dos perdieron gol. Pero el que tomó el control fue el Albiceleste. Con una custodia combinada sobre Rodríguez, pasó de caer por 5 unidades a estar al frente con el dominio de las acciones.
Aún sin Lopresti en cancha, la visita lució más ordenada. Runke cerca del aro y Garín Palacios a distancia (2 triples) le dieron supremacía a Escobar, que amagaba con escaparse. Pero el corazón de Piaggio (6 en el cuarto) le permitió al dueño de casa terminar a solo 3 (56-59)
El final fue no apto para cardíacos. Maxi Gutiérrez apareció en toda su dimensión (12 en el parcial) y lideró al rojo en un 10-0 que lo puso nuevamente al frente y con 5 de ventaja. Pero como cada vez que Sportivo pudo estirar diferencias, apareció el tiro externo de Escobar para volver a empardar. Esta vez, el verdugo fue Lombardi, autor de 10 puntos en el período decisivo.
Sicardi y Cricri (9) acompañaron a Guti, en tanto la visita apostaba al juego perimetral porque Runke era bien aguantado por la defensa.
A falta de 40 segundos y ganando 78-77, Sportivo repuso la bola pero terminó perdiendo el balón a los pocos segundos. Escobar tuvo su chance pero una gran defensa grupal le permitió recuperar el balón cuando restaban 9 segundos.
¿Todo definido? Nada que ver. El Celeste cortó con falta a Rodríguez pero Memo falló los dos. Entonces la visita le acercó la bola a Lombardi, que buscó la penetración y perdió la pelota (también pareció que había caminado) pero Imosi lo salvó pitando falta. Damián no desperdició la chance y sentenció la historia con 2 segundos en el reloj.
El Albiceleste tiene ahora la chance de liquidar la historia y recuperar el cetro. La final se mudará al Larghi escobarense, en donde Pilar tendrá que ganar dos veces para dar vuelta la llave.
Síntesis:
Sportivo Pilar 78: Santiago Sicardi (20), Mariano Piaggio (14), Mauro Sicardi, Lautaro Scheffer, Christian Arias (5), Román Rodríguez (12), Walter Cricrí (9), Maximiliano Gutiérrez (18), Maximiliano Lamarque, Pablo Díaz, Thomas Lynn y Cristian Pérez. DT: Fabián Timmis.
Sportivo Escobar 79: Fernando Bruckner (5), Matías Basso, Damián Lombardi (12), Ariel Scheffer (2), Carlos Garín Palacios (10), Esteban Benedetti (14), Gabriel Cedro (6), Rodrigo Insaurralde, Alejandro Ortíz, Andrés Lopresti (7), Rubén Runke (23) y Octavio Bolotti. DT: Gabriel Marcato.
Parciales: 23-17, 18-21 (41-38), 15-21 (56-59) y 22-20.
Fotografía de portada: El Diario Regional de Pilar (Alejandro Cano)
Fotografía del artículo: Gentileza Diario Resumen (Matías Zamarripa)
Con dos lanzamientos libres a dos segundos del final, Sportivo Escobar logró un triunfo de película.

Sportivo Escobar logró una victoria festejadísima en Pilar y ahora buscará festejar en su gimnasio.

Con un agónico triunfo por 79-78, Sportivo Escobar venció de visitante a su clásico rival de Pilar y quedó a un paso de obtener el título de la Liga de Básquet de Zárate-Campana. La revancha será este viernes 20 en el gimnasio del albiceleste, que también será local el domingo si la definición se prolonga a un tercer juego.

Te puede interesar  Sportivo está imparable: derrotó a River y escaló a la cima de la Liga Federal

Por su parte, Arenal cayó en Ingeniero Maschwitz por 68-72 frente a Atlético Pilar, en el partido de ida por el tercer puesto que también se disputó en la noche del viernes 13.

El minuto a minuto del electrizante triunfo escobarense en Pilar fue reflejado en una minuciosa crónica -transcripta en las líneas siguientes- por el periodista Maximiliano Domenech.

Escobar, en un final de película

Cómo hacer para iniciar la crónica de lo sucedido el viernes en La Caldera sin confundir al lector. Podríamos haber publicado alguna de las dos de los partidos de la fase regular, que tendrían casi las mismas palabras.

Es que Sportivo Pilar jugó su mejor partido de la temporada pero nuevamente mordió el polvo de la derrota ante Sportivo Escobar, en un partido intenso, de alto vuelo y con un final de película.

Una vez más, los Celestes se quedaron con el triunfo en un cierre electrizante y en el que, como en las ocasiones anteriores, parecían que tenían todo para perder.

Tras protagonizar 39 minutos sin baches pronunciados, el Rojo tenía el 1-0 al alcance de la mano. Solo le faltaba ponerle la tapa al duelo ante una Caldera que hervía (400 personas).

Pero falló dos ofensivas en los últimos 40 segundos cuando ganaba por 1 punto. La última, con dos libres de Román Rodríguez (la figura en los playoffs), que no los pudo concretar.

Entonces quedó el cierre para los de Belén, que en una rápida corrida generó una falta muy discutida sobre Damián Lombardi. Al pequeño gigante no le tembló el pulso y con dos libres le dio el triunfo a su equipo.

Te puede interesar  Sportivo Escobar festejará su centenario con una noche llena de recuerdos

Santiago Sicardi (20) y Maximiliano Gutiérrez (18) fueron las figuras más lucidas en el dueño de casa, en tanto el enorme Rubén Runke (23) resultó el máximo anotador del juego y la figura determinante de la noche

Los de Gabriel Marcato ganan la serie final del Oficial zarateño por 1 a 0 y el viernes tendrán la chance de conquistar el título en su casa. En caso de ser necesario un tercer partido, se disputaría el domingo 22 también en el gimnasio de la calle Colón.

Alto vuelo

El inicio del juego fue de alta calidad, con dos elencos que intercambiaron ataque por ataque y mostraron mucha pimienta ofensiva. En ese escenario, las defensas no lucían demasiado ajustadas, aunque el rojo supo controlar a Lopresti (solo anotó 7 puntos) con la defensa de “Memo” Rodríguez y Piaggio fue una sombra sobre Runke.

En ataque, Sicardi ordenaba y goleaba (8 en el parcial), con la mano caliente de Rodríguez de zona 2 (también 8 en el tramo) y el aporte interior de Piaggio. Eso le bastó para cerrar los 10 iniciales 21-17.

De la mano de un Runke imparable en el poste bajo, Escobar arrancó mejor el segundo segmento y en poco menos de dos minutos metió un parcial de 7-0 para pasar al frente por primera vez. Timmis le dio vuelo a Arias y este aportó en los dos sectores para que el rojo se mantenga en la delantera. Lo de “Mocha” fue importante porque “Memo” ya estaba siendo bien controlado por Bruckner.

El último tramo volvió a ser de palo a palo. El pibe Benedetti (9 en el cuarto) fue una daga en Escobar pero Sicardi (7 en los minutos finales) reapareció en escena, se puso el equipo al hombro y Pilar llegó al descanso largo ganando 41-38.

El tercero período fue el más pobre de todos. Las defensas aceitaron sus funcionamientos y los dos perdieron gol. Pero el que tomó el control fue el Albiceleste. Con una custodia combinada sobre Rodríguez, pasó de caer por 5 unidades a estar al frente con el dominio de las acciones.

Aún sin Lopresti en cancha, la visita lució más ordenada. Runke cerca del aro y Garín Palacios a distancia (2 triples) le dieron supremacía a Escobar, que amagaba con escaparse. Pero el corazón de Piaggio (6 en el cuarto) le permitió al dueño de casa terminar a solo 3 (56-59)

El final fue no apto para cardíacos. Maxi Gutiérrez apareció en toda su dimensión (12 en el parcial) y lideró al rojo en un 10-0 que lo puso nuevamente al frente y con 5 de ventaja. Pero como cada vez que Sportivo pudo estirar diferencias, apareció el tiro externo de Escobar para volver a empardar. Esta vez, el verdugo fue Lombardi, autor de 10 puntos en el período decisivo.

Sicardi y Cricri (9) acompañaron a Guti, en tanto la visita apostaba al juego perimetral porque Runke era bien aguantado por la defensa.

A falta de 40 segundos y ganando 78-77, Sportivo repuso la bola pero terminó perdiendo el balón a los pocos segundos. Escobar tuvo su chance pero una gran defensa grupal le permitió recuperar el balón cuando restaban 9 segundos.

¿Todo definido? Nada que ver. El Celeste cortó con falta a Rodríguez pero Memo falló los dos. Entonces la visita le acercó la bola a Lombardi, que buscó la penetración y perdió la pelota (también pareció que había caminado) pero Imosi lo salvó pitando falta. Damián no desperdició la chance y sentenció la historia con 2 segundos en el reloj.

El Albiceleste tiene ahora la chance de liquidar la historia y recuperar el cetro. La final se mudará al Larghi escobarense, en donde Pilar tendrá que ganar dos veces para dar vuelta la llave.

Síntesis:

Sportivo Pilar 78: Santiago Sicardi (20), Mariano Piaggio (14), Mauro Sicardi, Lautaro Scheffer, Christian Arias (5), Román Rodríguez (12), Walter Cricrí (9), Maximiliano Gutiérrez (18), Maximiliano Lamarque, Pablo Díaz, Thomas Lynn y Cristian Pérez. DT: Fabián Timmis.

Sportivo Escobar 79: Fernando Bruckner (5), Matías Basso, Damián Lombardi (12), Ariel Scheffer (2), Carlos Garín Palacios (10), Esteban Benedetti (14), Gabriel Cedro (6), Rodrigo Insaurralde, Alejandro Ortíz, Andrés Lopresti (7), Rubén Runke (23) y Octavio Bolotti. DT: Gabriel Marcato.

Parciales: 23-17, 18-21 (41-38), 15-21 (56-59) y 22-20.

Fotografía de portada: El Diario Regional de Pilar (Alejandro Cano)

Fotografía del artículo: Diario Resumen (Gentileza Matías Zamarripa)

Dejá tu comentario

Seguí leyendo