El Concejo Deliberante autorizó al Ejecutivo a vender dos calles públicas

portada Los interesados en comprarlas son una empresa de colectivos y un barrio privado. El monto total de ambas operaciones asciende a $ 1.228.000, que se destinará a obras y servicios públicos.

blank
blank
Elio Miranda, presidente del HCD, en la sesión del miércoles.

Elio Miranda, presidente del HCD, en la sesión del miércoles.

En votaciones divididas, este miércoles 23 el Concejo Deliberante de Escobar dio luz verde para que el Ejecutivo venda dos calles públicas a una empresa de colectivos y a un barrio privado, lo que generará un ingreso excepcional de $ 1.228.000 en las arcas municipales.

Mediante el expediente 13.163/09 se tramitó la sanción de la ordenanza que aprobó la venta de una superficie de 307 metros cuadrados de la calle Marcos Cappello a La Central de Escobar. Para ello se dispuso triplicar el valor de la mayor tasación presentada, lo que a razón de $ 244 por metro cuadrado da una suma de $ 225.000. Si bien la empresa, responsable de la línea 291, tiene ocupada esa fracción desde hace tiempo, al precio de la operación no se agregó ninguna multa, como el mismo cuerpo había resuelto en oportunidades análogas.

Como condición de la venta, en tanto, se estableció que la adquirente desembolse la mitad del dinero en los próximos quince días hábiles y el resto en un mes, como máximo.

Esta autorización al Ejecutivo contó con la aprobación del PJ y la concejal del Paufe, mientras que el bloque de AVE pidió vanamente que el tema quedara en comisión.

Te puede interesar  Sujarchuk: “Escobar va a despegar y vamos a volar bien alto”

En paralelo, el expediente 13.217/09 sumó a sus fojas la ordenanza que habilita la venta de 9.300 metros cuadrados de las calles Las Anémonas y Mosconi, en Ingeniero Maschwitz, a la SRL Barrio San Matías, que pagará por ellos $ 1.003.173. El plazo que se le otorgó para hacerlo es de veinte días hábiles. Además, deberá ceder una franja perimetral de un ancho no inferior a 7,5 metros para vías de circulación de uso público.

En este caso, el Paufe acompañó al vecinalismo al no prestar su conformidad. Curiosamente, ningún concejal opositor fundamentó su postura durante la sesión. Al término de la misma, Patricia Césari (Paufe) explicó a este medio que no avaló esta segunda venta por no haber contado con el tiempo suficiente para leer el proyecto. En cambio, Alejandro Fedeli (AVE) adujo no estar de acuerdo con la enajenación del patrimonio público.

La plata que entrará por estas ventas, según se especificó en las ordenanzas, se destinará a las partidas de obras y servicios públicos. En ese punto, algo llamativo es que los concejales no hayan pedido ni propuesto que se detalle cuáles, como era costumbre del Legislativo.

Te puede interesar  Homenaje a veteranos de guerra en el Concejo Deliberante de Escobar

Una ausencia letrada

La sesión ordinaria del miércoles -la decimotercera del año- se desarrolló con asistencia perfecta en las bancas, pero con una notoria ausencia en la mesa lateral al estrado. Es que desde el 11 de este mes la abogada Soledad Milanese dejó de desempeñarse como asesora legal del cuerpo por decreto de su presidente, Elio Miranda, y la vacante todavía no fue cubierta.

Sobre este episodio hay dos interpretaciones. La “versión oficial” acusa a la joven profesional de facilitarle información a su hermano, también abogado, Diego Milanese, en una causa que lleva adelante contra el Municipio por el presuntamente irregular funcionamiento de un taller mecánico. La otra hipótesis supone que el oficialismo quería tener ese cargo a su disposición para “negociarlo” con alguno de los sectores políticos que ingresarán al Legislativo en diciembre. Si es así, esta situación marcaría un quiebre en la relación del gobierno con el vecinalismo, a cuya conducción responde Milanese.

El tiempo dirá a qué se debe realmente esta situación, que desde AVE confían en esclarecer cuando su líder, el electo diputado nacional Roberto Costa, regrese de sus vacaciones en España.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo