Tragedia vial en Loma Verde: nueva víctima fatal y revelaciones inquietantes

La primera fue un vecino de 48 años, que murió atropellado cuando colaboraba con un auto que tuvo una falla mecánica. Uno de los ocupantes de la camioneta que lo embistió también falleció.

blank
blank

La primera fue un vecino de 48 años, que murió atropellado cuando colaboraba con un auto que tuvo una falla mecánica. Uno de los ocupantes de la camioneta que lo embistió también falleció.

El trágico accidente vial ocurrido el domingo a la madrugada sobre el kilómetro 57 de la autopista Panamericana se cobró una segunda vida. Una de las tres personas que fueron hospitalizadas tras el impacto entre una camioneta y un auto falleció en las últimas horas a causa de las graves heridas sufridas. Al mismo tiempo, trascendieron inquietantes revelaciones respecto a cómo sucedieron realmente los hechos, con información que en un primer momento no se había conocido o había circulado de manera confusa.

El accidente en cuestión sucedió el domingo a las 3 de la madrugada, a la altura de la localidad de Loma Verde, cuando una camioneta Amarok blanca que viajaba a alta velocidad impactó contra un Peugeot 308 que había sufrido una falla mecánica y se encontraba detenido sobre el carril central de la mano a Capital Federal.

En su alocado raid el Amarok también chocó a un vecino que se había acercado a colaborar con los desafortunados ocupantes del auto: su conductor, de 57 años; una mujer de 41 y un hombre de 56, quienes no se encontraban dentro del vehículo al momento de la colisión y resultaron ilesos. El impacto fue tan potente que el hombre murió en el acto.

La víctima fatal se llamaba Carlos Alberto Céspedes, tenía 48 años y vivía en Loma Verde. “Estaba comiendo con su familia enfrente de donde ocurrió el accidente, ya que su hermana vive sobre Colectora. Escuchó los ruidos y se acercó a ayudar”, relató una sobrina de Céspedes.

Impacto. La camioneta Amarok quedó en la banquina y con el frente destruido por la colisión.

Fuentes policiales consignaron que también otras personas se habían acercado a colaborar con el Peugeot 308, haciendo indicaciones a quienes pasaban por la autopista para que lo esquivaran. Una de ellas era Céspedes, quien perdió la vida tratando de proteger las de personas a quienes no conocía.

La versión que circuló inicialmente indicaba que en la camioneta viajaba una sola persona, identificada por Ariel González Terrón, quien fue llevado al hospital Erill de Escobar en una ambulancia del SAME. Sin embargo, con el correr de las horas se conoció que no solo no era quien manejaba sino que iba con otros dos hombres.

Fuentes del caso confirmaron a El Día de Escobar que González Terrón, en realidad, viajaba en el asiento del acompañante y que junto a él viajaban otras dos personas: su cuñado y su suegro. Se trata de Sergio David Simón, de 35 años, quien conducía la Amarok; y de su padre, Dionisio Alcides Simón, de 76, que iría dormido en el asiento trasero.

Los tres venían de cenar en una parrilla cercana junto a otras personas, que salieron en distintos vehículos y al ver el accidente se detuvieron. Eran una Amarok color champagne y una Toyota Hilux, en las cuales Simón padre e hijo fueron subidos con urgencia y llevados al hospital Austral de Pilar.

Es por eso que al llegar la Policía, Prevención Comunitaria y la ambulancia del SAME, esas dos personas ya no se encontraban en la escena del trágico accidente.

La información policial a la que accedió este medio indica que Simón padre habría llegado sin signos vitales al hospital Austral, algo que en un primer momento no se supo. Su hijo sufrió la fractura de un brazo, en tanto que González Terrón, que se había fracturado una pierna, fue derivado del hospital Erill a una clínica privada y está fuera de peligro.

Destrozado. Así quedó el Peugeot 308 al ser embestido por la camioneta VW Amarok.

Las tres personas que viajaban en la Amarok que provocó el accidente son del partido de Pilar y se dedicarían a actividades empresariales, según deslizaron allegados a los involucrados.

El caso quedó en manos del fiscal Matías Ferreiros, quien dispuso que se labren actuaciones caratuladas “doble homicidio culposo”, se notifique de la formación de la causa al conductor de la camioneta Amarok blanca y se tomen declaraciones testimoniales a las personas presentes.

Además, ordenó que los vehículos involucrados queden secuestrados y que se realice un relevamiento de cámaras del lugar que hayan podido captar el momento del accidente. También pidió que se realicen informes médicos de las víctimas, se de intervención al cuerpo médico judicial de Zarate-Campana, a la Sub DDI de Escobar y que la Policía Científica lleve a cabo las pericias de rigor en el lugar del aciago hecho.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo