Se renovaron las bancas y el PJ seguirá con mayoría absoluta

portada Bajo un absoluto y bullicioso desorden, impuesto por barras de punteros y militantes, asumieron los diez concejales electos en junio. Miranda fue ratificado en la presidencia.

blank
blank
Angioi, subido a una silla del sector de prensa, le pide a sus parciales que permitan reanudar la sesión.

Angioi, subido a una silla del sector de prensa, le pide a sus parciales que permitan reanudar la sesión.

En una sesión preparatoria que se desenvolvió bajo un permanente bullicio generado por barras de punteros y militantes peronistas, los concejales electos en junio se incorporaron este viernes al Concejo Deliberante, que durante los próximos dos años seguirá siendo presidido por el matheuense Elio Miranda.

Las dos vicepresidencias también quedaron para el oficialismo: la primera, para Julio César Sergiani; la segunda, para Daniel Tossio, ambos de Belén de Escobar. En la secretaría parlamentaria, en tanto, asumió la flamante ex concejal saviense Patricia de la Cruz.

La nota saliente de la jornada, que contó con la presencia del intendente Sandro Guzmán, fue sin dudas el regreso a una banca de Jesús “Cacho” Angioi, otrora candidato a intendente del PJ en 1983 y presidente del HCD en la primera mitad de los ’90.

Desorden total

El adjetivo que mejor define al desarrollo que tuvo la sesión es mamarracho. Fundamentalmente, porque el comportamiento del público que se ubicó de detrás de las barras fue reprobable de principio a fin. Bombos, cánticos, vitoreos y abucheos resonaron de punta a punta, a tal punto que varias veces se interrumpió el acto para tratar de restablecer un orden que nunca retornó. Ni siquiera los líderes de esos molestos grupos, Angioi y José “Coty” Rognone, pudieron hacer entrar en razones a sus partidarios.

Te puede interesar  Doble y tensa jornada en el Concejo Deliberante: cruces y bancas vacías

En la cima de las apostillas bizarras, Angioi casi se desploma desde una silla del sector de prensa a la que se subió para tratar de aquietar a los suyos, que instantes antes habían protagonizado una escaramuza con los parciales del saviense concejal Rognone.

Dos que no la pasaron bien

Pese a que retuvo la presidencia del bloque oficialista y alcanzó el record de iniciar su cuarto mandato corrido, el concejal Luis Carranza no vivió un día feliz. Por el contrario, debido a su rol tuvo que soportar la amarga tarea de ser quien impulsara las postulaciones de Tossio a la vicepresidencia y de De la Cruz a la secretaría, ambos ex miembros de su espacio político, del que se fueron a los portazos. Gajes del oficio, en todo caso, para quien hasta hace unas semanas conservaba expectativas de tomar las riendas del Legislativo.

Como ocurrió con todas las postulaciones, la ratificación de Elio Miranda al frente del Concejo hasta 2011 fue avalada por unanimidad.

La concejal Pereyra juró mirando hacia los que la desnotaban desde la barra.

La concejal Pereyra juró mirando hacia los que la desnotaban desde la barra.

En el oficialismo, tres de los seis concejales electos en los comicios del 28 de junio desistieron de sus cargos. El primero de ellos fue Guzmán, que presentó en la Junta Electoral su más que previsible renuncia para seguir en la Intendencia. Los otros: Miguel Satriano (que ofició de presidente provisional) y Esteban Beliera se vieron forzados a pedir licencia para que pueda ingresar quien iba en el noveno lugar de la lista, María Rosa Pereyra.

Te puede interesar  El Concejo Deliberante convocó a una sesión especial por el 24 de Marzo

La reincorporación de la matheuense al HCD -había sido concejal entre 2003 y 2007- no pasó inadvertida. Más allá de los epítetos que le dispararon desde las barras cuando subió al estrado, la referente del diputado Jorge Landau se permitió la licencia de abogar “por la unidad del peronismo, para que gobernemos con Sandro durante muchos años”, antes de dar el “sí, juro”.

El nuevo tablero

Con la renovación legislativa el oficialismo perdió dos de las 16 bancas que tenía desde abril de 2008, aunque conserva una mayoría absoluta que le confiere quórum propio y un número de votos suficiente para aprobar todo tipo de expedientes.

La oposición, por su parte, estará ahora repartida en tres espacios. El menos pequeño es el que preside Angioi (Unión Celeste y Blanco), a quien ladean Luis Balbi y Néstor Bodes; este último, electo por el PRO, tomó distancia de su compañero de lista en junio, Oscar Fontán, que quedó en soledad con su unipersonal bloque de Peronismo Federal. AVE, con la salida de Norma Polverini, quedó con dos concejalías: Alejandro Fedeli y Mónica Palazzo.

Luis Carranza en uso de la palabra, observado por el Intendente y sus funcionarios.

Luis Carranza en uso de la palabra, observado por el Intendente y sus funcionarios.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo