Samsung anunció que comenzará a vender notebooks fabricadas en Garín

Las computadoras portátiles de la marca surcoreana serán fabricadas en la planta de Mirgor. Apuntará al segmento medio y alto del mercado interno, con tres modelos de su nueva línea Galaxy Book 3.

Samsung anunció su regreso al mercado de las notebooks, del que se había retirado hace diez años, de la mano de un aliado con sede en la localidad de Garín: Mirgor, donde se fabricarán las computadoras portátiles de la multinacional surcoreana.

Con foco en el segmento medio a premium, ofrecerá localmente tres modelos de su más reciente línea Galaxy Book 3. En principio serán 200 mil unidades de Galaxy Book 3, Galaxy Book 3 pro y Galaxy Book 3 pro 360, todas de fabricación nacional, que dispondrán de cinco tipos distintos de configuraciones según el procesador que incorporen.

“En promedio, costarán entre $500.000 y $600.000 según el caso”, dijo Rodolfo Javier Romeo, director de Negocio de Mobile Experience de Samsung Argentina, durante un encuentro con la prensa.

El lanzamiento se producirá en la segunda quincena de julio, si bien el proyecto se desarrollará en todo el segundo semestre.

Las notebooks no se exportarán, sino que serán para consumo interno con componentes importados. Mariano Dascanio, director de Producto Mobile Experience y Business Intelligence Samsung Argentina, destacó que producir en Argentina “contribuye a la generación de empleo y a traer tecnología al país”.

La novedad llega en medio de la crisis económica y luego de que el gobierno duplicara los aranceles a las importaciones de diversos bienes tecnológicos como modo de «fortalecer la industria nacional”.

notebooks
Prototipos. Samsung sacará a la venta los modelos Galaxy Book 3, Book 3 pro y Book 3 pro 360.

Apostar al país

El anuncio fue definido desde la firma como parte de su “apuesta constante al país” y se enmarca dentro de lo que consideraron como una “manera de importar tecnología e impulsar el desarrollo del mercado interno”.

Te puede interesar  Compañía alemana invirtió US$ 3 millones en un centro logístico en Garín

“Nuestros competidores no están produciendo aquí. Algunos nunca lo harán y otros lo están pensando, pero, entre que lo pensás y lo hacés, podés perder ocho meses de posicionamiento”, apuntaron los voceros del gigante tecnológico, con sede en Corea del Sur.

Según los ejecutivos de la compañía, el objetivo es tener una participación de mercado del 40% del segmento B2C (consumidor final) o el 20% ponderado si se toma todo lo que se importa al país. Tomando la referencia de 2022, esto sería igual a 40.000 unidades vendidas.

“Hoy es más barato comprar un celular acá que afuera. Es más, hay gente que viene de afuera a comprar acá. Y, si a un precio un 10% menor le sumás financiación, garantía local y service, lo mismo va a pasar con las notebooks. Se van a pasar a comprar acá y no en el exterior, porque el que compra afuera es porque acá no encuentra. Salimos a tomar el mercado con un target agresivo”, concluyó Dascanio.

Actualmente, Samsung fabrica celulares, tablets, lavarropas y heladeras en el país con distintos partners. Con el mercado de las notebooks había incursionado de 2010 a 2013. En el exterior, sus notebooks se comercializan en 12 países, entre los que figuran los vecinos Brasil y Chile, además de Corea del Sur, Inglaterra y EEUU.

El aliado de Garín

A fines de diciembre, el Grupo Mirgor anunció que iba a invertir US$10 millones para producir equipamiento de electrónica de consumo de última tecnología en su planta de Garín.

Te puede interesar  Jardín Japonés de Escobar:  días, horarios y precio de la entrada para visitarlo

En ese entonces, autoridades de la compañía explicaron que el proyecto iba a contemplar la producción de notebooks, auriculares y relojes inteligentes, bajo los más altos estándares globales de calidad. Ahora se sabe que, al menos en parte, serán de la marca Samsung.

Del anuncio había participado el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, junto a otros funcionarios que dijeron que el proyecto iba a generar más de 200 puestos de trabajo directos.

Tiempo después, a mediados de marzo de este año, el gobierno elevó los aranceles a la importación de cuatro clases de notebooks del 0% al 16% y los correspondientes a un modelo de tablet, que pasaron del 0% al 2%.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo