Protesta a caballo: un grupo de jinetes interrumpió el tránsito en la ruta 26

Marcharon de Maquinista Savio a Ingeniero Maschwitz para reclamar por una normativa del SENASA que exige el sacrificio de equinos que están contagiados de una enfermedad infecciosa. Hubo cruces con la Policía.

blank
blank

Marcharon de Maquinista Savio a Ingeniero Maschwitz para reclamar por una normativa del SENASA que exige el sacrificio de equinos que están contagiados de una enfermedad infecciosa. Hubo cruces con la Policía.

Una escena llamativa se vio este jueves a la tarde sobre la ruta 26, donde un puñado de personas a caballo cortaron el tránsito en protesta por una nueva normativa del SENASA. La caravana finalizó en el cruce con la autopista Panamericana.

El reclamo comenzó a la altura de las vías del tren en Maquinista Savio, a metros de la Unidad de Diagnóstico Precoz, y se extendió hasta Ingeniero Maschwitz, donde se concentró la manifestación.

El motivo del piquete fue la implementación de una normativa para los caballos por parte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), que en caso de estar infectados con Anemia Infecciosa Equina (AIE) deberían ser sacrificados o enviados a faena.

Caravana. La protesta pasando por las vías en Maquinista Savio.

“Cualquier equino que resultare positivo al test de Coggins será marcado a fuego con las siglas AIE en la tabla izquierda del cuello y, posteriormente, eutanasiado o enviado a faena”, sostiene la página oficial del organismo estatal dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Esto causó malestar en varios propietarios de caballos e integrantes de asociaciones tradicionalistas, que ya se habían manifestado hace una semana y este jueves volvieron a hacerlo.

@matuu_cardos.o♬ sonido original – Matuu_cardos.

Su protesta generó problemas en la circulación vehicular de la ruta 26 de Savio hasta Maschwitz, que se vio interrumpida a medida que avanzaba el grupo de jinetes.

Por otra parte, los manifestantes se cruzaron con efectivos de la comisaría Escobar 2da, con asiento en Maschwitz, que se encontraban custodiando la protesta a metros de la sede del Automóvil Club Argentino.

Muchos de ellos increparon a los efectivos de la fuerza de seguridad con insultos y los encerraron con sus caballos de manera amenazante, tal como se vio en un video de la red social TikTok que se viralizó rápidamente. Por fortuna, la situación no pasó a mayores.

Enfermedad. La Anemia Infecciosa Aquina es transmitida por mosquitos y afecta a los caballos.

¿Qué es la Anemia Infecciosa Equina?

La Anemia Infecciosa Equina (AIE) es una enfermedad retroviral de los équidos, que se caracteriza por signos clínicos agudos y/o crónicos recurrentes, que pueden incluir fiebre, anemia, edema y caquexia en algunos animales, según se destaca en el sitio web del SENASA.

Muchos caballos presentan signos leves o inaparentes en una primera exposición y son portadores subclínicos del virus. Es probable que los propietarios no noten la infección de sus animales, a menos que se realicen pruebas serológicas. Todos los caballos infectados, incluidos los asintomáticos, se convierten en portadores y son fuente de infección durante toda su vida.

La AIE es causada por el virus de anemia infecciosa equina, un lentivirus de la familia Retroviridae que se ha encontrado en casi en todos los países del mundo. Se transmite mecánicamente desde las piezas bucales de insectos picadores y por cualquier objeto corto punzante que contenga sangre infectada.

Algunos insectos, como las moscas de los establos (Stomoxys calcitrans), pueden transmitir la AIE. Los vectores más efectivos son las moscas picadoras de la familia Tabanidae, especialmente las moscas de los caballos (Tabanus spp y Hybomitra spp). El período de incubación es de una semana a 45 días, aunque puede ser mayor.

La normativa oficial obliga a la realización de un test serológico previo al movimiento de equinos, debiendo ser negativo. Asimismo, se recomienda a los propietarios que implementen el test al ingreso de equinos a los predios, como así también, un test diagnóstico a la totalidad de los equinos del predio una vez por año, a los efectos de la detección de reactores positivos. Es importante destacar que no existe vacuna disponible.

Cualquier equino que resultara positivo al test de Coggins será marcado a fuego con las siglas AIE en la tabla izquierda del cuello, y posteriormente eutanasiado o enviado a faena. El predio en el que se encontraba será interdicto y se procederá al saneamiento del establecimiento, según lo establece la normativa vigente.

Foto de portada: Letras de Garín

Dejá tu comentario

Seguí leyendo