Ofrecen $1.500.000 para encontrar a una joven de Savio que está desaparecida

Se trata de Cristina Belén Pérez, de 23 años, quien fue vista por última vez en enero. Tiene dos hijos y estaba embarazada de cinco meses. El Ministerio de Seguridad difundió una recompensa para dar con su paradero.

blank
blank

Desaparecida. La joven lleva más de cuatro meses sin contactar a su familia ni dar señales de vida.

Se trata de Cristina Belén Pérez, de 23 años, quien fue vista por última vez en enero. Tiene dos hijos y estaba embarazada de cinco meses. El Ministerio de Seguridad difundió una recompensa para dar con su paradero.

Esta es una historia que no sale en los medios masivos de comunicación, que no es viral en las redes sociales y por la que no hay multitudes movilizadas reclamando en las calles. Pero es un caso real, con ribetes entre increíbles, escalofriantes y misteriosos: hace más de cuatro meses que Cristina Belén Pérez, una joven de 23 años que vivía en la localidad de Maquinista Savio, está desaparecida.

El caso llegó al Ministerio de Seguridad de la Nación, que en las últimas horas decidió ofrecer una recompensa de 1,5 millones de pesos a quien aporte datos que permitan dar con el paradero de la mujer, que fue vista por última vez a mediados de enero. La medida fue comunicada a través de la Resolución 307/2022, publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La joven, que al momento de su desaparición estaba embarazada de cinco meses, es de contextura delgada, mide 1,60 metros y tiene tez blanca, pelo color castaño claro lacio hasta los hombros y ojos marrones.

Además, tiene un tatuaje en la nuca y otro en el brazo izquierdo que dice “Valentina”. Es soltera y se dedicaba a la recolección de cartones en la vía publica.

El Ministerio de Seguridad, a cargo de Aníbal Fernández, precisó que las personas que quieran suministrar datos “deberán comunicarse telefónicamente con el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia”, al número telefónico de acceso rápido 134.

Asimismo, se aclaró que el pago de la recompensa será realizado en la sede del organismo “o en el lugar que designe el representante de esta Cartera de Estado, previo informe del representante de la autoridad interviniente sobre el mérito de la información brindada preservando la identidad del aportante”.

Además, se instruyó a las fuerzas federales de seguridad “la difusión y publicación en todas sus formas” de un afiche creado especialmente para la ocasión, que también será publicado en medios gráficos de circulación nacional, en el cual figuran todos los datos de la persona desaparecida, una foto en la que se puede ver su rostro y el dinero ofrecido por datos que ayuden a dar con su paradero.

Cristina Belén Pérez fue vista por última vez el 14 de enero pasado en la localidad de Lagomarsino, perteneciente al partido de Pilar, razón por la cual se abrió una investigación que quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIyJ) Especializada en Delitos Conexos a la Trata de Personas y Pornografía Infantil de San Isidro, a cargo del fiscal Gonzalo Acosta.

Un caso misterioso

En el marco de esta causa fue detenido en marzo un hombre de 44 años, identificado como Julio Pérezlindo, a quien la Policía le encontró tarjetas bancarias que pertenecían a la joven desaparecida y con las que se comprobó que extrajo dinero en cajeros de Tigre, Garín y Maquinista Savio.

Perezlindo declaró en sede judicial ser amigo de la joven y dijo que el 20 de enero, seis días después de haberse fugado, ella durmió en su casa. También contó que antes de retirarse, cuando se quedó sola en la vivienda, la mujer le sustrajo un televisor y elementos de valor que había en la propiedad.

Ambos se habrían encontrado días después. La joven habría reconocido el robo explicando que debía hacerse de dinero para pagar deudas y a modo de compensación -explicó el hombre- le habría dado su tarjeta de débito para que pueda cobrarse la deuda.

Pérez tiene dos hijos pequeños, de 2 y 3 años, y está embarazada de un tercero. Vivía en Maquinista Savio y estaba en pareja con Armando Ávalos, quien aseguró no saber nada de su paradero y estaría a cargo del cuidado de los menores en la vivienda que alquilaba junto a su concubina. En un principio, la familia de la joven sospechaba de él y denunció que la maltrataba.

A principios de abril se realizó un rastrillaje en la zona para intentar localizar a Pérez, del que participaron perros de la Policía Federal, bomberos voluntarios, personal de la Policía Científica, doce grupos de la DDI de San Isidro, Defensa Civil y 50 efectivos dependientes de la Estación de Policía de Seguridad de Pilar.

A pesar del exhaustivo operativo, que incluyó una búsqueda en un campo privado que está ubicado en la intersección de las calles Argentina y Bulgaria, en proximidades del arroyo Pinazo, las autoridades no encontraron ningún rastro de la muchacha.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo