Habló la mamá que agredió a la maestra de su hijo: “Me desbordé y me arrepiento”

Pese a disculparse ante los medios, la mujer justificó su violenta actitud diciendo que la docente “maltrataba” al nene y “le había torcido un dedo”.

blank
blank

Testimonio. Los padres del chico enfrentaron a los medios de prensa cuando la noticia tomó alcance nacional.

Pese a disculparse ante los medios, la mujer justificó su violenta actitud diciendo que la docente “maltrataba” al nene y “le había torcido un dedo”. “Es horrible por lo que estoy pasando», expresó.

La mujer que atacó a la maestra de su hijo en la Escuela Primaria Nº5 de Garín admitió haber tenido un desborde emocional y se disculpó por la agresión, aunque se justificó acusando a la docente de maltratar al menor.

«Me desbordé porque antes de las vacaciones de invierno la maestra le torció un dedo a mi hijo», argumentó la mamá, llamada Claudia, quien salió a dar su versión de lo ocurrido junto a su marido, César. Respecto a lo ocurrido ese día, contó que su hijo, Facundo (8), no le quería devolver un autito a un compañero y la docente «lo empezó a tironear hasta doblarle el dedo y abrirle la mano para sacarle el auto».

“Por la torcedura del dedo me citaron recién para la semana que viene. Y ahora sí pararon las clases. Pararon por mi desborde. Me arrepiento porque es una vergüenza para mí, para mi marido, para mis hijos. Es horrible por lo que estoy pasando», continuó la mujer, afligida.

Además, insistió con que en las maestras «estaban maltratando” a su hijo, quien cursa el tercer grado y fue cambiado de turno por motivos de conducta, según informaron en la escuela. “Lo retan, lo castigan y afectan su aprendizaje», acusó la mujer. Y precisó que el problema «viene desde hace tres años».

Cerrada. En la escuela no hubo clases este jueves porque los docentes realizaron un paro solidario.

La agresión sucedió este miércoles al mediodía a la salida del centenario  colegio garinense. En plena salida de los chicos, una mamá le pegó dos cachetazos a la docente Alejandra Pereyra (25), la tomó del pelo y la insultó delante de los demás nenes. El motivo: que había retado a su hijo por pelearse con un compañerito.

Los docentes de la institución se solidarizaron con la maestra agredida y decidieron no dictar clases este jueves. A cambio, organizaron una asamblea con padres de los alumnos para evaluar el caso, que adquirió repercusión nacional, y definir los pasos a dar.

Por lo pronto, Pereyra anunció que tomará unos días de licencia y luego se reincorporará al frente del grado, en tanto que la agresora dejó entrever que cambiaría de colegio a su hijo.

Por su parte, el subsecretario de Educación de la provincia, Sergio Siciliano, calificó de «muy grave» la agresión que sufrió la maestra. Destacó que existe una ley que sanciona con hasta 60 días de cárcel a quienes agredan a docentes y señaló que la pena para este caso “la va a tener que determinar la Justicia”.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo