Empezaron los estudios de impacto ambiental para la alcaidía de Escobar

Un equipo de la Universidad Nacional de La Plata está trabajando en el predio ubicado frente al cementerio municipal, Se están tomando muestras de agua y suelo y después se harán encuestas a vecinos y organizaciones.

blank
blank

Rechazo. Los vecinos sostienen su reclamo para que la alcaidía sea relocalizada (Foto: Letras de Garín).

Un equipo de la Universidad Nacional de La Plata está trabajando en el predio ubicado frente al cementerio municipal, Se están tomando muestras de agua y suelo y después se harán encuestas a vecinos y organizaciones.

Con un equipo interdisciplinario, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) comenzó esta semana el estudio de impacto ambiental en el predio donde está prevista la construcción de la alcaidía departamental de Escobar, frente al cementerio municipal.

La Facultad de Ingeniería de la casa de la UNLP elaborará un informe ambiental para determinar el impacto que traería aparejada la construcción y el funcionamiento de esta unidad penitenciaria, al igual que las otras seis que están previstas en diferentes puntos de la provincia. El trabajo demoraría al menos cinco meses. Mientras tanto, los proyectos quedaron paralizados.

“Se están haciendo estudios de suelo y en los próximos días comienzan las encuestas y entrevistas a organizaciones vecinales, entidades, comerciantes y vecinos de la zona”, informaron desde el Municipio ante la consulta de El Día de Escobar.

Despliegue. El estudio es realizado por la Facultad de Ingeniería de la UNLP (Foto: Letras de Garín).

En el equipo de trabajo de la UNLP hay urbanistas, ingenieros, trabajadores sociales, sociólogos y ambientalistas, entre otros profesionales.

Su presencia llamó la atención de algunos vecinos. Algunos, incluso, se hicieron presentes en el lugar con pancartas y un pasacalle y denunciaron en las redes sociales el supuesto inicio de la obra. Pero las tareas que se están desarrollando forman parte del estudio de impacto ambiental, que dispuso el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

A pesar de estar en pausa por un rato, la polémica por la alcaidía sigue latente. El proyecto, cuya licitación se realizó en agosto, generó un foco de conflicto entre el intendente y los vecinos, que se inició en la semana previa a las elecciones primarias.

En un primer momento Sujarchuk aseguró que no daría el brazo a torcer: “Voy a sostener la decisión”, declaró en una entrevista con El Día de Escobar. Además de ratificar su postura, fue mucho más allá y acusó a “dos agentes inmobiliarios de estar “fogoneando” desde las sombras a los vecinos.

“Están procurando cuidar sus loteos personales y no el interés colectivo. Uno es de Escobar y se rasga las vestiduras diciendo que le preocupa la seguridad, menos cuando le tocan el bolsillo”, arremetió, sin querer identificar con nombres y apellidos a los destinatarios de sus acusaciones.

Sobre la elección del predio ubicado frente a la necrópolis para edificar la alcaidía, explicó: “La tierra fiscal pendiente que tenemos no es tanta, esencialmente los metros cuadrados. Por lo tanto, sobre la cantidad posible nosotros delegamos las opciones a la Provincia y ellos, entre todas las posibilidades, eligieron este terreno”.

Sin embargo, luego de que se realizaran varias protestas, desde el Ejecutivo se convocó a los vecinos y se estableció un canal de diálogo para buscar una solución a la problemática.

Finalmente, el estudio de impacto ambiental determinará en los próximos meses si la construcción de la alcaidía en el barrio Donatelli es o no viable.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo