Tragedia vial: Una familia escobarense murió en un accidente en la ruta 34

Viajaban en un auto y chocaron de frente contra un camión cisterna, en la provincia de Santa Fe. Eran un hombre de 65 años, una mujer de 48 y dos menores de edad. Todos fallecieron en el acto.

Viajaban en un auto y chocaron de frente contra un camión cisterna, en la provincia de Santa Fe. Eran un hombre de 65 años, una mujer de 48 y dos menores de edad. Todos fallecieron en el acto.

Un hombre, una mujer y dos adolescentes, todos ellos del partido de Escobar, quienes viajaban en auto por la ruta nacional 34, en el norte de la provincia de Santa Fe, fallecieron este martes al chocar frontalmente contra un camión cisterna, cuyo conductor también perdió la vida.

La terrible tragedia vial ocurrió pasadas las 18.30 del martes a la altura del kilómetro 329 de la ruta nacional 34, en la localidad santafesinas de Curupaity, perteneciente al departamento de San Cristóbal, cuando un camión cisterna Ford Cargo que transportaba fertilizante líquido y un Renault Sandero chocaron de manera frontal por causas que se están investigando.

Como consecuencia del violento impacto, el conductor del camión y los cuatro ocupantes del Renault murieron en el acto, mientras que el acompañante del camionero fue derivado con heridas al nosocomio de la localidad de Arrufo.

Dramático. El camión volcado y el auto tapado con una lona en la banquina de la ruta 34.

El conductor del camión fue identificado como Juan Ramón Medina, de 66 años, con domicilio en la ciudad de Rosario, quien estuvo atrapado bastante tiempo entre los hierros de la cabina. Su acompañante, de 47 años y domiciliado en Villa Gobernador Gálvez, se encuentra fuera de peligro, según consignaron diversos medios santafesinos.

Te puede interesar  Una ciclista murió aplastada por la rama de un árbol en avenida De los Lagos

En el automóvil, en tanto, viajaba una familia domiciliada en el partido de Escobar. El conductor fue identificado como Luciano Herrera, de 65 años, quien era acompañado por Verónica Graciela Herrera, de 48, y dos adolescentes de 15 y 16 años, cuyos nombres no trascendieron.

De acuerdo a información obtenida por El Día de Escobar, el hombre mayor era vecino del barrio Lambertuchi, en Belén de Escobar, donde tenía una bicicletería. La mujer era su pareja, en tanto que los menores eran hijos de ella.

Las primeras hipótesis indican que la superficie resbaladiza y la disminución de la visibilidad producto de la lluvia que se presentaba en el momento del hecho pudieron ser las causantes de esta terrible tragedia.

Ambos vehículos quedaron desplazados sobre la banquina; el auto con serios daños en la carrocería y el transporte volcado de manera lateral. Bomberos, ambulancias y personal de Seguridad Vial acudieron al lugar para realizar las tareas de rigor, en una escena espeluznante.

Te puede interesar  Pinchó una rueda en la Panamericana y no causó una tragedia de milagro

Además, trabajaron en el caso peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la policía santafesina, quienes tratan de dilucidar la mecánica del siniestro. Una de las hipótesis es que el conductor del Sandero intentó una maniobra de sobrepaso a otro vehículo y se encontró de frente con el camión.

La ruta nacional 34 une la ciudad de Rosario con el noroeste del país y es conocida como “La Ruta de la Muerte” debido a la cantidad de accidentes fatales que ocurren en su trayecto, aunque pocos llegaron a tener una magnitud tan dolorosa como el que involucró a esta familia escobarense.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo