Secuelas del temporal en Loma Verde: la impactante caída de un cedro gigante

Aseguran que tenía más de 90 años y que era uno de los árboles más antiguos de la localidad. Cuatro días después de la tormenta, continúan saliendo a la luz casos impresionantes.

blank
blank

Aseguran que tenía más de 90 años y que era uno de los árboles más antiguos de la localidad. Cuatro días después de la tormenta, continúan saliendo a la luz casos impresionantes.

La sorpresiva y furiosa tormenta del viernes a la tarde provocó estragos en distintos lugares del partido de Escobar y del área metropolitana, cuyas secuelas aún persisten. Techos que se volaron, árboles arrancados de raíz, autos aplastados por ramas, postes caídos, cables de electricidad cortados y diversos daños producidos por la caída de granizo. Las imágenes que circularon en las redes sociales, y las que pudieron verse en las calles, fueron estremecedoras. Pero siempre hay más…

Loma Verde fue uno de los lugares más castigados a nivel local. Su prominente y distintiva arboleda sucumbió ante las potentes ráfagas de viento y decenas de ejemplares de todo tipo cayeron arrasadas por el vendaval, afortunadamente sin lastimar a personas ni provocar daños materiales de gravedad. En algunos casos, que eso no haya ocurrido se asemejó a un milagro.

A 150 metros de la Colectora Oeste, dentro de un terreno ubicado sobre la calle Las Palmeras, el viernes a las 19 se produjo la caída de un añoso e inmenso cedro, de una altura aproximada de 40 metros. Alberto Rapp vive enfrente de esa casa y fue testigo de la estremecedora secuencia, que duró algunos segundos y que probablemente jamás olvidará.

“En el terreno de al lado talaron todos los árboles, así que el viento entró directo. Para mí era un tornado, o similar, porque levantaba cosas del suelo y las sostenía en el aire. Fue algo impresionante. Cuando el cedro cayó, rompió un tanque de agua y volteó a otros árboles que estaban a su alrededor, pero nada más. Si caía para el otro lado, le rompía la casa a mi vecino”, le contó Rapp a El Día de Escobar.

El reconocido vecino -lleva más de 40 años en la localidad- también afirmó que ese cedro “era uno de los árboles más viejos de Loma Verde. Calculo que tendría unos 90 años, fácil”, afirmó.

Cuando pasó la tormenta y hubo que poner manos a la obra para empezar a reducir y sacar el árbol, Rapp no dejó pasar la oportunidad de sacarse una foto increíble: él parado delante de la raíz del cedro, cuyo diámetro duplica su altura. Parece trucada, pero es real.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo