Se les detuvo el auto sobre las vías justo cuando estaba pasando el tren

En el vehículo viajaban un hombre y una mujer, que lograron bajar a tiempo y evitar el impacto. El hecho ocurrió en el barrio Itatí, a 700 metros de la estación de Matheu. Una falla mecánica pudo haber causado una tragedia.

blank
blank

Golpe atenuado. La cercanía de la estación hizo que el tren no circulara a la velocidad habitual.

En el vehículo viajaban un hombre y una mujer, que lograron bajar a tiempo y evitar el impacto. El hecho ocurrió en el barrio Itatí, a 700 metros de la estación de Matheu. Una falla mecánica pudo haber causado una tragedia.

Mayúsculo susto le tocó vivir este martes a la tarde a un matrimonio cuando el auto en el que circulaba sufrió un desperfecto mecánico y se detuvo sobre las vías en el momento que estaba por pasar un tren, en la localidad de Matheu. Los ocupantes del vehículo lograron salir a tiempo y evitar el impacto.

El fortuito y cinematográfico episodio ocurrió minutos después de las 18 en el barrio Itatí, sobre el paso a nivel de la calle Duque de Génova, a 700 metros de la estación. El hombre y la mujer viajaban en un VW Gol Trend color negro, que repentinamente se descompuso y detuvo su andar sobre las vías de la línea Mitre.

El hecho no hubiera pasado a mayores si no fuera porque en ese preciso instante estaban pasando el tren, lo que no les dio tiempo de empujar el auto a los protagonistas, quienes apenas lograron descender del rodado en medio de la desesperación.

El impacto del convoy contra el Gol se produjo a la altura de la puerta del acompañante. Por fortuna, dada la proximidad de la estación la marcha del tren era menos veloz que lo habitual.

Los protagonistas del hecho fueron identificados como José Hernández (24) y Mirian Sgroi (29), domiciliados a unas cuadras del lugar, quienes salieron ilesos de lo que pudo haber sido una verdadera tragedia.

Pese a que solo ocurrieron daños materiales de menor relevancia, al lugar se acercaron efectivos de la comisaría de Matheu, bomberos voluntarios y una ambulancia del SAME.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo