Desplazan al jefe policial de Matheu por supuesta vinculación con narcos

portada Un informe periodístico de C5N reveló que el subcomisario Britez participó de un crimen ocurrido a principios de mes en una villa de San Martín. El jefe departamental justificó su accionar.

blank
blank
subcomisaría

La subcomisaría de Matheu, donde era jefe Brítez.

Por indicación del ministro de Seguridad de la provincia, el subcomisario Claudio Brítez fue separado de la Policía Bonaerense este martes 15 por su supuesta vinculación con organizaciones de narcotraficantes que operaban en el partido de San Martín.

La decisión de Carlos Stornelli surgió como consecuencia de una investigación periodística del canal C5N que mostró el fenómeno de la “favelización” de las villas de la provincia, cómo funcionan las bandas de narcos y la conexión entre los delincuentes y la policía.

Sobre este informe, infobae.com dio cuenta de que “con un botín de millones de pesos al mes, en la villa 9 de Julio el negocio del narcotráfico ha provocado cruentos enfrentamientos entre bandas antagónicas que luchan por el control de la zona.

En ese lugar del partido de San Martín, el narcotráfico estaba bajo la tutela de Gerardo Goncebat. Sin embargo, hace un tiempo, Carlos “El Negro” Gómez tomó el mando, luego de que Goncebat tuviera que ausentarse un tiempo para ocultarse por un crimen que cometió.

Junto a Gómez, dos o tres lugartenientes controlan el narcotráfico. Uno de ellos, que finalmente será la conexión entre la Policía y los malvivientes, es Daniel “Cartucho” Brítez, quien traicionó a Goncebat y pasó a formar parte de la banda de “El Negro”.

El 3 de septiembre pasado, este hecho derivó en un enfrentamiento en la villa 9 de Julio. Allí, murieron Ramón Enrique Alegre y Miguel Ángel López, mientras que el ahora ex “cabeza narco” y ex socio de Brítez resultó herido, quedó parapléjico y fue detenido.

La conexión policial

La posible conexión entre los narcos y la policía aparece tras esta masacre. Sucede que quien se enfrentó a los tiros con Alegre y con Goncebat fue el subcomisario Claudio Brítez, hermano de “Cartucho” y titular de la subcomisaría de Matheu.

Según declaró el oficial, a las 20:40 del 3 de septiembre fue llamado por un enfrentamiento que ocurría en la villa 9 de Julio. Tras el alerta, en sólo media hora, llegó desde su dependencia hasta el asentamiento, pese a que otras  comisarías podrían haber acudido a la zona, y, más precisamente, llegó hasta la casa de Goncebat.

En ese lugar, se enfrentó a los tiros con los malvivientes, hiriendo a uno y  matando a otro, algo curioso teniendo en cuenta que el herido es ex aliado de su hermano y quien buscaba recuperar el control del narcotráfico en la villa.

Ante el hecho, el comisario mayor Mario Caballero, jefe de departamento Zárate-Campana, justificó el accionar de Brítez y explicó que la llegada a la casa de Goncebat no se debió a la rivalidad que hay entre “Cartucho” y el narcotraficante, sino a que conocía la zona y fue en auxilio de un ex compañero de trabajo que había sido herido en una pierna.

Caballero justificó el accionar de Brítez.

Caballero justificó el accionar de Brítez.

“Trabajó toda su carrera en San Martín y conoce la delincuencia”, indicó Caballero, quien a su vez apuntó que el subcomisario no tiene una buena relación con su hermano, por lo que resulta improbable que conociera el negocio en el que estaba involucrado.

A su vez, reveló que el subcomisario “está distanciado” de “Cartucho” y que la semana pasada “buscó a un amigo para denunciar al hermano”, una explicación que no termina de convencer si se tiene en cuenta que esta denuncia se hizo cuando en la fuerza de seguridad ya se sabía sobre el informe que iba a poner en el aire C5N.

Por su parte, la doctora María Alejandra Provítola, auditora general de Asuntos Internos en materia de seguridad, indicó que el subcomisario fue separado de la fuerza ante los hechos irregulares. Técnicamente, explicó que “Brítez, por orden del ministro de Seguridad de la Provincia (Carlos) Stornelli, ha sido puesto a disponibilidad preventiva. Ya no está en Matheu”.

“Se llame Brítez, Pereyra o Provítola, el policía que deje de ser policía para transformarse en delincuente, o sea delincuente y policía a la vez y sea descubierto, se quedará sin trabajo e irá tras las rejas si así corresponde. Tolerancia cero”, disparó la auditora general”.

Al ser destituido Britez y quedar acéfala la dependencia policial de Matheu, el jefe distrital, Marcelo Guerra, designó provisoriamente en su reemplazo al subcomisario Claudio Tonelli, quien se venía desempeñando como segundo jefe de la comisaría Escobar 4ta, en Maquinista Savio.

Paralelamente, fuentes consultadas por El Día de Escobar desmintieron versiones periodísticas sobre el supuesto relevo del jefe departamental de Zárate-Campana, comisario mayor Mario Caballero, por haber justificado el accionar de Brítez. “Eso es totalmente falso”, aseguró su secretario, el oficial principal Walter Villa, en declaraciones telefónicas.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo