Descontrol e incidentes en el recital de La K’onga en la Fiesta de la Flor

Cientos de personas no pudieron ingresar a pesar de haber comprado la entrada. Hubo forcejeos y personal policial arrojó gas pimienta contra la gente. Indignación en las redes sociales y la respuesta del Municipio.

blank
blank

blank

Cientos de personas no pudieron ingresar a pesar de haber comprado la entrada. Hubo forcejeos y personal policial arrojó gas pimienta contra la gente. Indignación en las redes sociales y la respuesta del Municipio.

La edición número 59 de la Fiesta Nacional de la Flor arrancó con todo: en su primer fin de semana tuvo días primaverales, una buena afluencia de público a la exposición y recitales de grandes artistas que convocaron a multitudes al final de cada jornada. Pero este domingo a la noche todo lo bueno quedó absolutamente eclipsado por el descontrol y los incidentes que se produjeron durante el espectáculo de cierre, a cargo de La K’onga.

Por fallas en la organización, cientos de personas no pudieron ingresar al predio pese a haber comprado la entrada y hubo momentos de mucha tensión. Incluso, personal de seguridad llegó a lanzar gas pimienta contra un grupo de gente. Horas más tarde, un efectivo de la Policía Bonaerense fue sancionado por esa acción y desde el Municipio anunciaron que se compensará a los damnificados, al tiempo que solicitaron que el público asista con más anticipación a este tipo de espectáculos.

La tradicional exposición de la floricultura argentina dio inicio el viernes a la tarde, con un acto inaugural que tuvo como principal figura invitada a la presidenta de la Cámara de Diputados de la Nación, Cecilia Moreau, quien acompañó a las autoridades locales: el intendente en uso de licencia Ariel Sujarchuk; el intendente interino Carlos Ramil y el presidente de la Fiesta de la Flor, Tetsuya Hirose, entre otras.

La noche de la primera jornada contó con la presentación de Carlos “La Mona” Jiménez. Ante una multitud que colmó el sector del predio ferial que da a la calle Gelves, el popular cantante cordobés, de 71 años, protagonizó un espectáculo histórico e inolvidable, ya que nunca había dado un concierto en el partido de Escobar. Una fiesta del cuarteto a la que asistió incluso gente que vino desde Córdoba para seguir al emblemático artista de La Docta.

Para el sábado se programó una cartelera recargada, con tres artistas principales: Los Pericos, El Polaco y Los Totora. Pero lo inusual es que a último momento el Municipio dio marcha atrás con la venta de entradas -evidentemente, no se habían vendido muchas-, por lo que el acceso fue libre y gratuito. En teoría, solo se debía reservar el ticket online. Así, la concurrencia fue masiva y el clima de fiesta se mantuvo bien alto.

Sin embargo, se sabía que el plato fuerte de este primer fin de semana sería La K’onga, una banda que está en el pico de su carrera. Por eso, las entradas se agotaron muy pocos días después de haber salido a la venta. Se esperaba una asistencia multitudinaria y así fue.

El recital estaba anunciado para las 20, pero desde varias horas antes el público fue acercándose y la cola superaba las siete cuadras. Algo nunca visto, ni previsto, y que enseguida encendió las alarmas de todos. Lo que siguió no fue precisamente mejor; más bien, todo lo contrario.

Te puede interesar  Terra Avstralis vuelve a Maschwitz: combate medieval, shows en vivo y gastronomía

Cuando empezaron a sonar los primeros acordes -a las 20.40-, todavía había cientos de personas sobre la calle Gelves. Entre la ansiedad y la desesperación, muchas intentaron acelerar su ingreso, pero el portón se cerró ante el avance de la muchedumbre, se generaron tumultos y la situación se fue definitivamente de control. A punto tal que al menos uno de los policías que estaba en el lugar -hay distintas versiones- lanzó gas pimienta contra los asistentes para dispersarlos, en una escena que a esa altura ya era un escándalo.

Catarsis en redes

Aunque en ese momento la atención de la multitud estaba puesta en lo que pasaba sobre el escenario, quienes no pudieron ingresar se desahogaron en las redes sociales, contando lo sucedido y cuestionando la pésima organización del espectáculo. Muchos asistentes también se contactaron con El Día de Escobar para pedir que se diera a conocer lo que pasó.

“Cuando La K’onga empezó a tocar, con toda la gente haciendo cola, los de Prevención abrieron las puertas y empezó el lío. La gente se empezó a pisar, a empujar, había nenes chiquitos gritando, llorando”, contó Azul Fretes en Twitter. Y agregó: “Cuando te quejabas con los guardias se te reían, te trataban mal. Cuando quisieron cerrar la puerta la gente no dejó y empezaron a tirar gas pimienta, con menores en la fila”.

“La gente que realmente pagó la entrada se quedó afuera por la mala organización. Mucha gente golpeada y enojada”, expresó al joven, que compartió varios videos de esa secuencia.

En la misma red social, Marisa Inés Farías publicó: “¡Desastre lo que ocurrió! Estábamos por entrar y nos cerraron las puertas en la cara y los policías empezaron a tirar gas pimienta. Vergonzoso”.

“Mi hijo no paraba de llorar del miedo… el gas pimienta a full! Un desastre… ¡Habiliten dos ingresos! ¿No sabían que iba a ir tanta gente? ¿Para qué compramos la entrada?”, se quejó Marisa López, que comentó la misma publicación.

También en Instagram proliferaron las quejas. “Desastre total. Me quedé afuera por la ineptitud de los organizadores. Hacer dos horas de cola para que te cierren el portón en la cara y te tiren gas pimienta”, expresó Alejandra Stockle.

Otra damnificada, Juli Prado, relató: “Una desorganización total el ingreso. Más de una hora de fila desde un campo oscuro de la calle San Lorenzo al fondo hasta la entrada por Gelves. Nadie guiaba a la gente, que se metía por todas partes y se golpeaban en la calle de tierra insegura. A los que llegamos a ingresar, jamás nos pidieron la entrada”.

Te puede interesar  La Bersuit cerrará los festejos del Día de la Bandera y el 131º aniversario de Garín

“Muchísima gente nos quedamos afuera del show, aun teniendo entradas desde el día que se largaron a la venta. La Policía reprimió a quienes se quejaron en la entrada, a pesar de estar con niños y adultos mayores, gente que terminó desmayada a un costado del predio”, comentó otra vecina que no pudo ingresar al espectáculo.

Respuesta oficial

Lo que pasó afuera del predio se supo más tarde arriba del escenario. De hecho, cuando Sujarchuk subió a saludar a la banda, antes de los bises, se disculpó por lo que había pasado, sin entrar en detalle. Pero la situación no quedó ahí.

Pasado el mediodía de este lunes, desde el Municipio se informó a los medios que “la Policía de Escobar pasó inmediatamente a disponibilidad y le abrió un sumario interno al efectivo que usó gas pimienta en el marco del recital de La K’onga”.  También dijeron que la Intendencia “solicitó que se le dé la baja definitiva” al uniformado.

Ante la consulta de El Día de Escobar, las mismas fuentes señalaron que fue un solo policía, y no varios, quien lanzó el gas pimienta contra los asistentes.

“Por otra parte, el Municipio se está contactando a través de las redes sociales y por mail a aquellos que no pudieron ingresar al predio, a pesar de tener su entrada. A esas personas se les está devolviendo el dinero y, además del reintegro, se les da gratis otro ticket para concurrir a los shows” del viernes (Lit Killah, Rusherking y FMK), del domingo (Fer Palacios) o del lunes (Kapanga y Turf).

blank

Aquellos que sacaron su entrada en el teatro Seminari, deberán acercarse a la boletería -Mitre 451, Belén de Escobar-, mientras que quienes adquirieron su ticket en la web deben enviar un mail a info@tuentrada.com para que se les reintegre el dinero en la cuenta. En este caso -quienes compraron a través de internet- deberán escribir a cultura@escobar.gob.ar para coordinar la entrega del ticket adicional.

También desde el Municipio expresaron que se harán correcciones en el operativo de ingreso para evitar que estas situaciones se repitan y, en ese marco, solicitarán al público que asista con suficiente antelación.

Según estimaciones oficiales, al recital de La K’onga asistieron más de 25 mil personas, casi el doble de la capacidad máxima del predio. Supuestamente, de acuerdo a la explicación que trascendió, el excedente serían personas que se colaron antes o durante el recital, aunque se supo que también circularon muchas entradas “de favor”, en detrimento de quienes las compraron y se quedaron con las ganas de vivir la fiesta.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo