Bruno Zuculini convirtió su primer gol en Racing en la derrota frente a Rafaela

El joven escobarense marcó el empate transitorio, cuando se iba la etapa inicial. Al final, el equipo santafesino ganó 4 a 2.

Bruno marcó su primer gol en la Academia, en 33 partidos.

Aunque al final no sirvió de mucho porque Racing perdió 4 a 2, el joven escobarense Bruno Zuculini (19) vivió un momento de alegría este domingo al convertir su primer tanto con la remera de la Academia en primera división.

Fue sobre el cierre de la etapa inicial, cuando Valentín Viola envió un centro rasante al borde del área chica y él, apareciendo como un centro delantero, sacó un derechazo elevado que superó la resistencia del arquero rafaelino Guillermo Sara. Así, los de Luis Zubeldía alcanzaban la igualdad transitoriamente. Pero después la historia terminaría 4 a 2 para el local.

El volante, nacido el 2 de abril de 1993, debutó oficialmente en Primera el 13 de febrero de 2010 (antes de cumplir 17), en el partido que los de Avellaneda perdieron 1-0 en La Plata frente a Gimnasia, por la cuarta fecha del Clausura. Pero no es la primera vez que convierte en un partido oficial: ya lo había hecho en dos ocasiones en el Sudamericano Sub 20, en 2011, jugando para la Selección, contra Perú y Colombia.

Te puede interesar  Bruno Zuculini se floreó con un golazo en el triunfo de Racing sobre Newell’s

De esta manera, Bruno igualó la línea de su hermano mayor, Franco Zuculini (21) -actualmente en Real Zaragoza (España)-, quien debutó en el club de Avellaneda dos años antes que él. Franco también lleva tres goles en encuentros oficiales; dos en Racing: frente a Rosario Central y a Boca; y otro en la Bundesliga, jugando para el Hoffenheim alemán.

Te puede interesar  Bruno Zuculini dejó River y regresa a su primer amor: Racing de Avellaneda

Claro que entre los dos hay una considerable diferencia de partidos en primera división, ya que Franco, con 85, casi triplica los disputados por su hermano. Ambos tienen en común mucho más que el apellido. Son volantes de recuperación muy tenaces, con criterio para manejar la pelota, proyección ofensiva y buena pegada, entre otras coincidencias. Además, en Racing, donde los dos iniciaron sus carreras profesionales -incluso llegaron a jugar juntos-, son muy queridos. No es casualidad: los Zuculini son de sangre caliente y dejan todo en la cancha.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo