Empresa biotecnológica instalará una fábrica de medicamentos en Garín

El grupo Insud Pharma invertirá 60 millones de dólares en la construcción de una planta de última generación para producir remedios biosimilares y anticuerpos monoclonales. Sería inaugurada en junio. Prevén que reducirá costos y sustituirá importaciones.

blank
blank

Tramo final. La obra abarca una superficie de siete mil metros cuadrados y estaría terminada en junio.

El grupo Insud Pharma invertirá 60 millones de dólares en la construcción de una planta de última generación para producir remedios biosimilares. Sería inaugurada en junio. Prevén que reducirá costos y sustituirá importaciones.

El grupo de compañías Insud Pharma invertirá 60 millones de dólares en la instalación de una nueva fábrica de medicamentos biosimilares. Lo hará mediante mAbxience, la empresa biotecnológica del conglomerado, que está exclusivamente abocada a la investigación y el desarrollo de ese tipo de fármacos.

La moderna fábrica de remedios se emplazará en la localidad de Garín y será la tercera de la firma de capitales nacionales (tiene una en Munro, Buenos Aires, y otra en León, España). Tendrá una superficie de 7.500 metros cuadrados y sería inaugurada a mediados de año.

“Es el proyecto más ambicioso y grande de la región. Está diseñado por un equipo interdisciplinario entre Argentina y España. El proyecto es de alta calidad y de alta complejidad, a partir de ahí se va a poder exportar a Europa y Estados Unidos”, explicó el director regional de negocios para América Latina de mAbxience, Eduardo Cioppi, al diario El Cronista. Además, resaltó que el proyecto ya generó 70 nuevos puestos de trabajo.

Los medicamentos biosimilares que producirá cuentan con la particularidad de ser de origen biotecnológico en lugar de provenir de sintéticos químicos. Son relativamente nuevos en el mercado, comparables a lo que representó en su momento la aparición de los genéricos, pero con la diferencia que pueden imitar a fármacos más complejos como, por ejemplo, los que se emplean en tratamientos oncológicos.

Actualmente, el mercado mundial de medicamentos mueve más de un billón de dólares, de los cuales u$s 220.000 millones corresponden a estos medicamentos biotecnológicos. Se trata del 21% del total y se proyecta que crecerá al 28% para 2020, según informó la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa).

Asimismo, la tecnología de los biosimilares acarrea para el mercado el mismo efecto que los genéricos sintéticos tradicionales. Su llegada expande los mercados y genera competencia, lo que podría ocasionar una baja en los precios. “Nuestra ventaja comparativa es que nuestros biosimilares tienen un menor costo y, por lo tanto, generan más accesibilidad para los consumidores”, aseguró Cioppi al respecto.

Por otro lado, la idea de Insud Pharma es que el proyecto, que también incluye la producción de anticuerpos monoclonales, empuje a una estrategia de sustitución de importaciones. “El Estado argentino, que es de los grandes compradores de biosimilares, porque permite reducir costos, ahorró u$s 110 millones por haber usado productos nacionales”, reveló el directivo de la división especializada en la investigación, el desarrollo y la fabricación de medicamentos biológicos y biosimilares.

Pese a la crisis económica del país, la compañía, una de las más importantes del país en el área de biotecnología y salud, decidió realizar esta fuerte inversión en Garín por una simple razón: el enorme mercado a explotar. De los u$s 1000 millones que mueve la industria farmacéutica, el 25% corresponde a medicamentos biológicos y tan solo el 1% a los biosimilares.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo