“Correo Argentino encubre a cartero abusador en General Pacheco”

SR. DIRECTOR: En el día de ayer, siendo aproximadamente las 8 horas, me encontraba caminando  por la calle Hipólito Irigoyen, a la altura del puente de Pacheco, frente a la Universidad Tecnológica Nacional, con rumbo a la calle Boulogne Sur Mer, para tomar el colectivo, cuando un hombre adulto, con uniforme del Correo Argentino, me […]

blank

SR. DIRECTOR:

En el día de ayer, siendo aproximadamente las 8 horas, me encontraba caminando  por la calle Hipólito Irigoyen, a la altura del puente de Pacheco, frente a la Universidad Tecnológica Nacional, con rumbo a la calle Boulogne Sur Mer, para tomar el colectivo, cuando un hombre adulto, con uniforme del Correo Argentino, me atacó por sorpresa abusando sexualmente de mi mediante un manoseo. Ante mis gritos e insultos, el cartero huyó en su bicicleta.

Como no se encontraba nadie cerca de mí, el hombre desapareció rápidamente de mi vista. Luego, mi pareja asistió a la oficina de distribución del Correo Argentino (situada a escasos metros de donde sucedió el hecho), en la cual pidió hablar con el encargado. Este funcionario público se negó a presentarse y no ofreció ninguna respuesta sobre lo sucedido. Además, mintió sosteniendo que entre las 7.30 y las 9 no salía ningún cartero de dicha oficina, cuando en las inmediaciones pudimos ver varios empleados en la calle. Tampoco ofreció ninguna instancia por la cual efectuar la denuncia.

Asimismo, en el Centro de Atención al cliente del Correo se negaron a comunicarnos con un superior y sólo nos dijeron que hagamos la denuncia correspondiente en la Policía. La denuncia ya fue tomada en la Comisaría de la Mujer de General Pacheco. Sin embargo, el cartero que me atacó sigue andando impunemente por estas zonas, con el aval cómplice de los funcionarios públicos del Correo Argentino de General Pacheco.

Por esa calle transitan diariamente cientos de jóvenes que asisten a la Escuela Secundaria N° 8 y a la UTN, más las tantas mujeres que asistimos a nuestros trabajos y entiendo que tenemos derecho a hacerlo sin correr peligro.

Marina Lascano (General Pacheco)

Dejá tu comentario

Seguí leyendo