Un imponente mural homenajea a tres históricos vecinos escobarenses

Son Alberto Ferrari Marín, Horacio Travi y Tomás Seminari, quienes fueron retratados por dos artistas matheuenses a pedido del Municipio. La impactante obra se destaca en la esquina de las calles Rivadavia y Travi, a una cuadra de la terminal de ómnibus.

Arte urbano. Ferrari Marín, Travi y Seminari, tres grandes de Escobar, inmortalizados en un mural.

Son Alberto Ferrari Marín, Horacio Travi y Tomás Seminari, quienes fueron retratados por dos artistas matheuenses a pedido del Municipio. La obra se destaca en la esquina de las calles Rivadavia y Travi.

Como parte de una iniciativa municipal que apunta a embellecer el espacio público y homenajear a distintas personalidades escobarenses, las figuras de tres históricos vecinos del distrito acaban de ser pintadas en un mural que no deja de llamar la atención de quienes pasan por la esquina de Rivadavia y Travi, a una cuadra de la terminal de colectivos.

Para muchos, sus rostros quizás resulten totalmente desconocidos e indescifrables, a pesar de que sus nombres se encuentran escritos en el extremo superior del mural: se trata del ingeniero Alberto Ferrari Marín (1920-2014); ex intendente de Escobar (1966-73), cofundador y durante cuatro décadas rector del Instituto Secundario General Belgrano; Horacio Argentino Travi (1899-1959), reconocido médico clínico de la ciudad, ex concejal del PJ, profesor de Biología y presidente del Club Independiente de Escobar; y Tomás Hugo Seminari (1923-2015), apasionado actor vocacional y cuyo nombre lleva desde 1998 el teatro municipal.

La obra fue realizada por los muralistas Gabriel Rey (31) -conocido artísticamente como Byga, su apócope al revés- y Flavio Valente (36), ambos de Matheu. Los autores se valieron de fotografías de los tres vecinos, a quienes retrataron con su particular estilo. Quizás por un error de cálculo, la figura de Seminari quedó considerablemente más chica que las otras dos, aunque ello no sea más que un mero detalle que no opaca la realización.

Proceso. Los artistas Gabriel Rey y Flavio valente estuvieron varios días realizando el impactante mural.

La iniciativa surgió de la Oficina de Restauración y Conservación del Patrimonio Histórico del Municipio, creada durante la actual gestión de gobierno, como forma de homenajear y mantener viva la memoria de los vecinos que tuvieron una destacada y ejemplar trayectoria en nuestra comunidad.

«La idea es replicar esto en otros lugares de la ciudad y también en las demás localidades. Esto es solo el principio», afirmaron a El Día de Escobar desde el Municipio.

Con este mural la esquina de Rivadavia y Travi cambió de manera notable y muy favorable su aspecto, ya que durante los últimos años esas mismas paredes fueron enchastradas sistemáticamente con afiches proselitistas y publicitarios. Ahora, no solo lucen más limpias sino que también aportan al acervo cultural, histórico y social de la comunidad escobarense.

Antes. Durante los últimos años, la esquina de Travi y Rivadavia fue enchastrada por afiches proselitistas.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo