Perpetua a un cartonero de Maschwitz que asesinó a su mujer tras una discusión

El hecho ocurrió en febrero, en Villa Urquiza. El femicida Cristian Guzmán, de 26 años, acuchilló a Rocío Falcón, de 20, de quien esperaba un tercer hijo.

blank
blank
perpetua-a-femicida-home-adentro

Crimen público. El joven asesinó a su mujer embarazada cerca de la estación de Villa Urquiza.

El trágico hecho había ocurrido en febrero, cerca de la estación de Villa Urquiza. El femicida Cristian Matías Guzmán, de 26 años, acuchilló a Rocío Falcón, de 20, de quien esperaba un tercer hijo.

Un joven cartonero de Ingeniero Maschwitz fue condenado a prisión perpetua por haber asesinado a cuchillazos a su pareja embarazada y madre de sus dos hijos, durante una agresión ocurrida en febrero en el barrio porteño de Villa Urquiza.

La pena fue dictada este lunes por el Tribunal Oral Criminal N°16 de Capital Federal, que halló responsable a Cristian Matías Guzmán (26) del “homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y aborto” en perjuicio de Rocío Falcón (20). Asimismo, lo privaron de la patria potestad de sus dos hijos y remitieron testimonios a la justicia civil para que se regularice la convivencia de los niños con sus abuelos maternos.

Durante el juicio se acreditó que Cristian Guzmán y Rocío Falcón estaban en pareja desde hacía cinco años y que vivían juntos en la localidad de Ingeniero Maschwitz con sus descendientes, alternando entre las casas de los padres de ambos.

El trágico episodio aconteció el martes 9 de febrero, cuando viajaron en tren hacia la Capital Federal junto a una hermanita de la joven, de 9 años, para recolectar cartones y otros materiales para reciclar. Cerca de las 18, los tres merodeaban en las calles Aizpurúa y Nahuel Huapi de Villa Urquiza, a unas nueve cuadras de la estación de trenes, y mientras caminaban se generó una discusión por una valija de ropa que habían encontrado.

Según trascendió, Rocío Falcón vendía usualmente en su barrio las prendas que encontraba o le daban, aunque el imputado declaró en su indagatoria que también pelearon por supuestas infidelidades y la paternidad de los nenes.

En ese presunto contexto, Guzmán golpeó a su pareja en la boca y cuando cayó al suelo, sacó un cuchillo y la apuñaló en el abdomen y el pecho. Cuando el agresor tiró el arma blanca, la víctima aprovechó para acercarse a pedir auxilio a un vehículo que estaba estacionado y donde justamente había dos médicos. Aunque la auxiliaron, ya era demasiado tarde: la mujer falleció por las hemorragias internas producidas por los puntazos.

La autopsia estableció que estaba embarazada de nueve semanas y que el hijo que esperaba era de Guzmán, pese a que el imputado decía que peleaban porque creía que el bebé no era de él.

Sobre el crimen, el acusado dio una insólita versión al señalar que cuando peleaban, ella ‘chocó con un palo y ahí pasó el accidente’, lo cual fue totalmente rechazado por el fiscal de juicio, Fernando Fiszer, que en los alegatos había pedido la pena máxima.

Fiszer hizo hincapié en el testimonio que brindó en Cámara Gesell, la hermana de Rocío, quien describió la discusión y las puñaladas que recibió la víctima, y también repasó los testimonios de otros dos hombres que vieron la situación y varios vecinos que escucharon los gritos.

En tanto, los padres de la joven relataron ante los jueces los episodios de violencia que sufría la víctima y lo difícil que fue el proceso para que su otra hija contara lo que había visto.

La defensa, en tanto, había cuestionado que víctima y victimario tuvieran una ‘relación de pareja’, pidió que se apliquen las circunstancias extraordinarias de atenuación y argumentó que no se acreditó que la muerte se haya dado en un contexto de violencia de género. De manera subsidiaria pidió la inconstitucionalidad de la prisión perpetua por considerar que se trataba de una pena que va en contra de la readaptación social de los condenados, pero sus planteos fueron descartados.

Así las cosas, los jueces María Cristina Bértola, Inés Cantisani y Gustavo González Ferrari hallaron a Guzmán responsable de “homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y aborto” y lo condenaron a prisión perpetua.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo