Delincuente discutió con su ex pareja y se suicidó al verse acorralado por policías

Tenía 25 años, vivía en el barrio Amancay y estaba sospechado de participar en el asesinato de un joven el mes pasado, entre otros hechos.

blank
blank

Escenario. El grave suceso se produjo en los fondos del populoso barrio Amancay.

Tenía 25 años, vivía en el barrio Amancay y estaba sospechado de participar en el asesinato de un joven el mes pasado, entre otros hechos. Minutos antes había mantenido una acalorada pelea por la tenencia de su pequeña hija.

Al verse acorralado por la Policía tras haber discutido violentamente con su ex pareja, un joven se suicidó de un disparo en la cabeza en un kiosco del barrio Amancay, en Maquinista Savio, donde era conocido por su actividad delictiva.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, cuando Cristián Nahuel Romero, de 25 años, se dirigió a la casa de su ex pareja, al 2300 de la calle El Zorzal, a unas veinte cuadras de la ruta provincial 26.

Según la versión oficial, Romero discutió acaloradamente con la mujer por la tenencia de la pequeña hija que ambos compartían. En un momento, el hombre cruzó el límite de lo verbal y comenzó a efectuar disparos al aire, lo que obligó a la madre de la joven a llamar al 911.

Cuando los patrulleros de la Policía Local llegaron al lugar del hecho, el sujeto empezó a correr para esconderse dentro de un kiosco ubicado a escasos metros de la vivienda. Una vez allí, buscó escaparse por la parte trasera, pero al no encontrar ninguna salida y verse acorralado por los uniformados, decidió quitarse la vida: se disparó un tiro en la sien derecha y cayó muerto detrás de una heladera del local.

Además de secuestrarle el arma calibre 9 milímetros con la que se suicidó y antes había intimidado a la madre de su hija, la Policía también le encontró entre sus pertenencias catorce envoltorios de cocaína lista para ser comercializada al menudeo, por lo cual se presume que era un “dealer” de la zona.

Asimismo, Romero poseía un importante prontuario. Entre su haber delictivo contaba con un pedido de captura por “tentativa de homicidio” y también era apuntado por la familia de Abel Acevedo (22), el joven asesinado en el barrio Amancay el pasado 8 de octubre, como uno de los autores del brutal crimen a sangre fría, según informaron desde la Jefatura Distrital a El Día de Escobar.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo