Quedó controlado el voraz incendio forestal en el Paraná de las Palmas

Bomberos voluntarios de Escobar combatieron durante más de veinte horas las llamas en una zona inhóspita. El fuego no llegó a afectar viviendas, aunque arrasó con la vegetación.

vista del incendio desde el río

El incendio forestal que se desató el miércoles a la tarde en proximidades del río Paraná de las Palmas habría quedado bajo control, tras más de veinte horas de trabajo de los bomberos voluntarios de Belén de Escobar y personal de Defensa Civil.

El fuego se generó en una zona de pastizales de difícil acceso, cercana al Club Jardín Náutico de Escobar y algo más distante del puerto regasificador. El inicio se registró el miércoles a las 15 y desde entonces hasta la madrugada del jueves hubo 25 bomberos combatiendo las llamas con equipos autónomos.

En un primer momento, los servidores públicos regresaron al cuartel de la calle Colón tras once horas consecutivas de ardua labor. Sin embargo, cerca del mediodía debieron regresar porque el foco ígneo se había reavivado por el viento. Era una posibilidad, ya que hubo sectores a los que no pudieron acceder para enfriar adecuadamente la superficie.

Así, otras tres dotaciones volvieron al lugar y estuvieron combatiendo el fuego hasta pasadas las 21, cuando la situación quedó definitivamente controlada.

bomberos en el incendio
Exhaustos. Los bomberos desplegaron una agotadora tarea para combatir el fuego en los pastizales.

El operativo contempló la protección de las parcelas cercanas a la terminal de gas natural licuado y a las viviendas del Jardín Náutico, “montando guardias de cenizas para evitar que se propaguen las llamas”, según informaron anoche desde el Municipio en un comunicado.

Te puede interesar  Automovilista chocó contra un montículo de tierra y volcó en la ruta 26

A su vez, señalaron que un móvil de Defensa Civil desarrolló tareas en el canal Las Rosas y controló los puntos ígneos que todavía estaban en actividad, “la mayoría en zonas inaccesibles sin luz solar”.

“Evitamos la propagación hacia una vivienda distante unos 600 metros y apagamos todo”, contaron voceros del cuartel de bomberos a El Día de Escobar, aunque no destacaron que puedan surgir nuevos focos, como suele suceder en este tipo de hechos.

¿Cómo se inició el fuego?

Sobre el origen del incendio en los bañados del Paraná, las fuentes consultadas no arriesgaron hipótesis. “No tenemos idea, algo así puede haber sido causado por diversos motivos”, fue la respuesta, cautelosa.

No obstante, no se descarta que el suceso haya sido provocado intencionalmente. Al menos, la temperatura no fue un factor, como ocurre en verano, cuando estos siniestros se dan con mayor asiduidad.

El ir y venir de autobombas, el sonido de las sirenas y la abundante humareda que podía percibirse desde barrios cercanos al río e incluso desde la ciudad generó intriga y preocupación en la población, aunque a esta altura son cada vez más frecuentes los incendios forestales en la zona isleña.

Te puede interesar  Tren arrolló a un auto en un paso a nivel de Matheu que no tiene barreras

El más impactante de los últimos tiempos ocurrió el viernes 19 de agosto de 2022, hace casi exactamente un año, y afectó a más de 100 hectáreas de humedales.

humareda sobre el buque regasificador
Humo sobre el agua. El incendio forestal se desató en proximidades del puerto regasificador.

Fuera de peligro

En las redes sociales hubo muchas especulaciones y cierto temor por la posibilidad de que las llamas pudieran acercarse peligrosamente a la base operativa de GNL que se encuentra en el kilómetro 70 del río Paraná.

De hecho, circularon imágenes en las que la zona portuaria se veía acechada por la humareda. No obstante, desde el cuartel de bomberos aseguraron que la terminal de GNL y el buque regasificador jamás estuvieron en peligro.

“El incendio ocurrió a unos cinco kilómetros de ahí”, explicó uno de los bomberos que asistió al lugar. Del mismo modo, aclaró que el sector de pajonales alcanzado por el fuego está a no menos de dos kilómetros del barrio cerrado denominado Club Jardín Náutico.

Si bien la población circundante no se vio seriamente amenazada por el avance de las lenguas de fuego, los daños a la valiosa vegetación del Delta fueron nuevamente cuantiosos.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo