Por tercera vez, la Justicia desvinculó a Sujarchuk en la causa “Argentina Trabaja”

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó el sobreseimiento del intendente en la denuncia iniciada por el senador provincial Roberto Costa.

blank
blank

Enfrentados. Costa y Sujarchuk, en un acto en 2016. Pese a la denuncia, las rispideces habrían quedado atrás.

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó el sobreseimiento del intendente en la denuncia impulsada por el senador provincial Roberto Costa por supuesto desvío de fondos de las cooperativas en la campaña de 2015.

La causa iniciada en la campaña electoral de 2015 por el senador provincial Roberto Costa contra el entonces candidato a intendente Ariel Sujarchuk acaba de escribir un nuevo capítulo, aunque igual a los anteriores: una vez más, la Justicia ratificó el sobreseimiento del jefe comunal, quien había sido denunciado por presunta malversación de fondos provenientes de planes sociales.

Por dos votos a uno, la sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal resolvió el viernes que la parte querellante en el caso “Argentina Trabaja” no tenía capacidad para recurrir el sobreseimiento dictado en favor del intendente Sujarchuk.

Es el tercer tribunal federal que resuelve en igual sentido, ya que en primer término lo había hecho el Juzgado Federal de Campana y luego la Sala I de la Cámara Federal de San Martín.

Los tres tribunales, en sus intervenciones, insistieron en los mismos argumentos respecto de la incapacidad recursiva de la querella y la inexistencia de elementos probatorios que pudieran corroborar los hechos denunciados.

En su presentación ante la Justicia, a días de que su hijo, Leandro Costa, compitiera por la Intendencia contra Sujarchuk, el senador provincial de Cambiemos solicitó que se investigue si el entonces subsecretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación desviaba fondos destinados al programa de cooperativas “Argentina Trabaja” en el partido de Escobar para financiar su campaña electoral

La denuncia contó con el testimonio de María Belén Moretti, quien había sido contratada temporalmente como asistente técnica del programa. La mujer afirmó que fondos destinados a proyectos de las cooperativas eran desviados para financiar la campaña de Sujarchuk. Pero las auditorías judiciales comprobaron que todas las obras planificadas habían sido concretadas y no pudo comprobar la existencia de estas irregularidades.

Los camaristas Juan Carlos Geminiani y Mariano Borinsky consideraron que Moretti no era “legítima querellante” y que, por lo tanto, su pedido para revisar el sobreseimiento de primera instancia y de la Cámara de Apelaciones no iba a ser permitido por la Casación. En cambio, el juez Gustavo Hornos votó en disidencia.

“Con estas resoluciones judiciales, cada vez queda más en evidencia que la denuncia se trató de una maniobra política malintencionada, a días de los comicios electorales de 2015, cuyo objetivo era perjudicar a Sujarchuk, quien llevaba la delantera en las encuestas y, pese a esta infundada denuncia, fue elegido intendente de Escobar”, expresaron desde el Palacio Municipal.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo