“Internas del PJ de Escobar: Cronología de una negación”

¿Por qué el peronismo local viene esquivando las elecciones primarias? Escribe: Ricardo F. Choffi.

blank
blank

imagen

“Para conocer la zoncera fue indispensable primero haber sido zonzo”Arturo Jauretche (1901-1974)

Históricamente, o por lo menos desde que tengo uso de militancia, los peronistas de Escobar negamos las internas.

Cuando se habla de internas, negamos porque es muy temprano. Cuando la hace la UCR, negamos porque a los radicales les interesa más definir la interna que gobernar. Cuando nos las piden otros partidos, negamos porque ellos tampoco las hacen. Cuando nos preparamos para hacerla, la negamos con una lista de unidad. Cuando no hay lista de unidad, directamente negamos la interna.

Con el verso del “tempranismo” desmovilizamos a la militancia, desmoralizamos a los mantienen su independencia, demoramos a los que tienen un proyecto político. Cuando deja de ser temprano, ya es demasiado tarde: negamos la interna, se benefician los que ya están y los que siempre estuvieron.

La última elección interna de la UCR provincial dejó como saldo positivo el surgimiento de una nueva figura: Ricardo Alfonsín. Aunque con el prestigio de un apellido heredado, derrotó a la nueva figurita del diario Clarín, Julio “no positivo” Cobos, quien se preparaba para jugar la final del Mundial y perdió por goleada el partido inaugural con el más flojito del grupo. Esto demuestra que no siempre el poder de los medios o el dinero influye en una interna, al menos la radical. Por esta última duda, negamos la del PJ.

El Paufe pedía las internas del justicialismo todo el tiempo. Hasta una vez nos obligaron a hacerla: en 1999. Pero mientras su líder fue poderoso, las negó sistemáticamente en su propio partido, motivo por el cual emigraron al PJ vecinos de renombre como “Chiche” Ranieri con ganas de jugar una interna, razón suficiente para negarnos.

Muchas veces logramos la “ansiada” lista de unidad. Para negar las internas, por supuesto. Las listas de unidad, aparte de ser apenas un acuerdo de cúpulas, son como un frágil mazo de cartas, que se desparraman camino a La Plata. Cuando se las vuelve a juntar, algunas de ellas están intercambiadas o directamente ya no están. ¿Para qué un mazo de 40 si pareciera que se puede jugar un truco con solo 15 naipes (10 titulares y 5 suplentes)?

En 2005 no hubo lista de unidad, movilizamos a la militancia, mantuvimos la independencia y teníamos un proyecto político. Fue demasiado peligroso para las normas establecidas. Pues negamos la interna una vez más, sobre todo si lo pide un Gobernador… que luego se alió con la patronal del campo, a los medios monopólicos y formó Unión PRO con Macri.

En 2007 forzamos la ley para que negar la interna. Luego negamos el resultado. El que perdió lo negó, el que ganó negó su pasado y todo fue lo mismo. Con la “unidad” llegó la calma. Neguemos el debate también, porque conspira contra esa calma. En 2009 negamos a la oposición para negar la interna. Ahora negamos que todo es de un solo color.

Podemos también negar que existimos los que creemos en valores y pensamos que no todo es lo mismo. Pero a esta altura nos negamos a resignarnos y seguiremos apostando a la democracia interna del Partido Justicialista de Escobar.

Niego haber escrito todo esto.

Hasta la victoria…

Por Ricardo F. Choffi
Agrupación “Arturo Jauretche”
e-mail: agrupacion@jauretche.org.ar
www.jauretche.org.ar

Dejá tu comentario

Seguí leyendo