Por unanimidad, el Concejo Deliberante aprobó la Rendición de Cuentas de 2018

Por cuarto año consecutivo, el balance municipal terminó con superávit. Aunque esta vez fue casi ínfimo. El presupuesto trepó a $3.496 millones, mientras que los gastos fueron de $3.493 millones. La sesión duró apenas siete minutos.

blank
blank

Manos en alto. Los 24 concejales acompañaron con su voto la aprobación del último balance municipal.

Por cuarto año consecutivo, el balance municipal terminó con superávit. Aunque fue casi ínfimo. El presupuesto trepó a $3.496 millones, mientras que los gastos fueron de $3.493 millones. La sesión duró apenas siete minutos.

En apenas siete minutos, sin debates y por unanimidad, el Concejo Deliberante de Escobar aprobó este miércoles a la mañana la Rendición de Cuentas Municipal de 2018, que arrojó un superávit de $2,5 millones.

Es el cuarto año consecutivo que los números de la administración comunal cierran en verde. La primera vez fue en 2015, cuando Sandro Guzmán dejó un superávit presupuestario de $26 millones. Claro que en ese período prácticamente no hubo obras y el saldo favorable se produjo como consecuencia de un acuerdo de «transición ordenada» con quien sería su sucesor.

En 2016, Ariel Sujarchuk también cerró las cuentas con números a favor: $300 millones, lo que representó un 18% del Presupuesto de ese período. El intendente repitió ese logro en 2017: el superávit fue de $413 millones, cerca de un 15% del Presupuesto global.

Te puede interesar  Rendición de Cuentas 2023: el Concejo Deliberante la aprobó por unanimidad

Durante el ejercicio que finalizó el 31 de diciembre pasado, los ingresos percibidos por el Municipio fueron de $3.496.064.813, en tanto que los gastos e inversiones totalizaron $3.493.298.187. Así, el saldo fue de $2.766.626. Menos del 1%, pero superávit al fin.

El tratamiento del expediente en la sesión fue anodino. Por el oficialismo habló la concejal Patricia Durán y por el Frente Renovador lo hizo el jefe de la bancada, Gonzalo Fuentes. También pidió la palabra el concejal Leandro Costa, de Cambiemos, quien sólo objetó que los concejales no tengan acceso en tiempo real al sistema contable municipal (RAFAM).

Para fundamentar su planteo, el edil macrista invocó una resolución de 2011 del Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires que estipula el acceso libre, irrestricto y permanente del Concejo a esa documentación en soporte digital. Y cuestionó que el Ejecutivo no la esté cumpliendo. «Eso no hace a la transparencia que tanto se expuso en la apertura de sesiones», remarcó.

Te puede interesar  Las cuentas del Municipio en 2023 cerraron con un déficit de $1.500 millones

Por su parte, horas después de la sesión, el intendente celebró el resultado de la votación: “Que el Concejo en su totalidad haya aprobado nuestra rendición es una muestra más de que tenemos un municipio ordenado, que realiza las obras que los vecinos necesitan, cuidando la economía y manteniendo las cuentas claras”, manifestó en un comunicado de prensa.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo