Cayó el único prófugo del caso Urbani

blank

“El Gordo” Graham fue detenido en Maschwitz. Está acusado de ser el reclutador de los asesinos.

blank
blank
Oscar Pérez Graham, quien se encontraba prófugo de la Justicia acusado de participar en el asesinato del joven Santiago Urbani, fue detenido este lunes 26 a la noche en Ingeniero Maschwitz luego de un intenso tiroteo sobre la ruta 26.
El ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, fue hasta el hospital Erill donde Pérez Graham quedó internado debido a una herida sufrida en una pierna durante un enfrentamiento a balazos con agentes de la comisaría 1° de Tigre, según informó la agencia de noticias DyN.
Pérez Graham llevaba consigo una pistola 9 milímetros, explicaron fuentes de la Provincia y del Municipio de Tigre. Era el único prófugo en el caso Urbani, acusado de ser el reclutador y chofer de la banda que mató al adolescente.
Era buscado intensamente por la Policía. De hecho, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires decidió la semana pasada aumentar de 70 mil a 100 mil pesos la recompensa ofrecida para quienes aporten datos sobre su paradero.
“El Gordo” Graham, de 42 años, pasó varios años de su vida preso. Ahora está acusado de reclutar menores para hacer los robos, mientras él hacía de campana. Se cree que era él quien robaba los autos que después usaban en los asaltos. Según algunos menores que trabajaron para Graham, contaron que les daba Rivotril con alcohol antes de dar un golpe.
El 18 de julio pasado, la Justicia Penal Juvenil de San Isidro decidió posponer por un año el dictado de la pena contra los dos adolescentes hallados culpables del hecho hasta que cumplan 18 años y sean considerados mayores de edad. También hay un tercer detenido, Emiliano Alejandro Herrera, de 21 años, que espera ser juzgado.
La decisión judicial fue cuestionada por la familia de la víctima y por el fiscal del caso, que anunciaron una próxima apelación.
En el caso de los familiares, avanzaron en los últimos días en la posibilidad de promover un juicio político a los magistrados.
El asesinato de Urbani ocurrió el 10 de octubre de 2009. Según contó el abogado de la familia, durante el juicio se supo que, al día siguiente, el jefe de calle de la comisaría de Ingeniero Maschwitz le advirtió a sus pares de la Comisaría 1° de Tigre que según las descripciones que se hacían de la banda y del modelo de auto en el que habían escapado, era posible que estuviera involucrado Graham.
Diez días después del hecho, Graham habría sido detenido por efectivos de la comisaría de Garín. No se sabe el motivo de la detención, pero sí que el hombre fue liberado 24 horas después y desde entonces se desconoce su paradero. En ese momento no había una orden judicial de captura contra Pérez Graham, pero el abogado de la familia dice que su nombre sí había aparecido en la investigación policial. “Puede que lo liberaran porque no sabían o también porque tenía protección de alguien”, le comentó a Clarín.
Fotografía de portada: El Diario de Escobar
La recompensa por encontrar a Graham había trepado a 100 mil pesos.

La recompensa por Graham era de $ 100 mil.

Oscar Pérez Graham, quien se encontraba prófugo de la Justicia acusado de participar en el asesinato del joven Santiago Urbani, fue detenido este lunes 26 a la noche en Ingeniero Maschwitz luego de un intenso tiroteo sobre la ruta 26.

El ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, fue hasta el hospital Erill donde Pérez Graham quedó internado debido a una herida sufrida en una pierna durante un enfrentamiento a balazos con agentes de la comisaría 1° de Tigre, según informó la agencia de noticias DyN.

Pérez Graham llevaba consigo una pistola 9 milímetros, explicaron fuentes de la Provincia y del Municipio de Tigre. Era el único prófugo en el caso Urbani, acusado de ser el reclutador y chofer de la banda que mató al adolescente.

Era buscado intensamente por la Policía. De hecho, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires decidió la semana pasada aumentar de 70 mil a 100 mil pesos la recompensa ofrecida para quienes aporten datos sobre su paradero.

“El Gordo” Graham, de 42 años, pasó varios años de su vida preso. Ahora está acusado de reclutar menores para hacer los robos, mientras él hacía de campana. Se cree que era él quien robaba los autos que después usaban en los asaltos. Según algunos menores que trabajaron para Graham, contaron que les daba Rivotril con alcohol antes de dar un golpe.

El 18 de julio pasado, la Justicia Penal Juvenil de San Isidro decidió posponer por un año el dictado de la pena contra los dos adolescentes hallados culpables del hecho hasta que cumplan 18 años y sean considerados mayores de edad. También hay un tercer detenido, Emiliano Alejandro Herrera, de 21 años, que espera ser juzgado.

La decisión judicial fue cuestionada por la familia de la víctima y por el fiscal del caso, que anunciaron una próxima apelación.

En el caso de los familiares, avanzaron en los últimos días en la posibilidad de promover un juicio político a los magistrados.

El asesinato de Urbani ocurrió el 10 de octubre de 2009. Según contó el abogado de la familia, durante el juicio se supo que, al día siguiente, el jefe de calle de la comisaría de Ingeniero Maschwitz le advirtió a sus pares de la Comisaría 1° de Tigre que según las descripciones que se hacían de la banda y del modelo de auto en el que habían escapado, era posible que estuviera involucrado Graham.

Diez días después del hecho, Graham habría sido detenido por efectivos de la comisaría de Garín. No se sabe el motivo de la detención, pero sí que el hombre fue liberado 24 horas después y desde entonces se desconoce su paradero. En ese momento no había una orden judicial de captura contra Pérez Graham, pero el abogado de la familia dice que su nombre sí había aparecido en la investigación policial. “Puede que lo liberaran porque no sabían o también porque tenía protección de alguien”, le comentó a Clarín.

Fotografía de portada: El Diario de Escobar

Dejá tu comentario

Seguí leyendo