Carla Vizzotti visitó Escobar y autorizó la producción de aceite de cannabis medicinal

La ministra de Salud de la Nación le entregó al intendente interino Alberto Ramil la resolución que habilita al Municipio a iniciar un cultivo junto al INTA. “Trabajamos para dar respuesta a las asignaturas pendientes”, expresó la funcionaria.

Aprobación. Vizzotti y Ramil muestran la resolución que habilita al Municipio a iniciar el cultivo de cannabis.

La ministra de Salud de la Nación le entregó al intendente interino Alberto Ramil la resolución que habilita al Municipio a iniciar un cultivo junto al INTA. “Trabajamos para dar respuesta a las asignaturas pendientes”, expresó la funcionaria.

El intendente interino Alberto Ramil recibió este viernes a la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien le entregó la resolución oficial que habilita al partido de Escobar a producir aceite de cannabis con fines medicinales.

“Es un honor recibir a la ministra, la capitana en esta guerra que debimos librar contra un mal inédito para nuestra humanidad. Y en el caso de hoy, trayendo esta resolución que nos permite empezar a trabajar con un proyecto que surgió de las bases y que vamos a articular desde el Municipio con el gobierno nacional y distintas instituciones para atender una necesidad de la ciudadanía”, expresó Ramil.

El jefe comunal interino, a quien acompañó el secretario de Gobierno, Javier Rehl, también señaló que “se trata de hacer política y empoderar a una comunidad organizada. Eso es lo que sentimos cuando escuchamos a los padres emocionados por esta resolución”.

El cultivo de cannabis con fines medicinales en el partido de Escobar se dará en el marco de la ley nacional 27.350, a partir de un convenio que el Municipio firmó con el INTA en septiembre, con el objetivo de desarrollar estudios e investigaciones en la materia.

Calidez. Vizzotti saluda al intendente interino tras su alocución en el acto protocolar en la Sala B del Seminari

“Todo el equipo del ministerio ha trabajado estos dos años para enfrentar la pandemia, ampliar derechos, generar más acceso a la salud y dar respuesta a las asignaturas pendientes. Por eso, junto a la comunidad cannábica y a todas las familias que tenían una situación familiar difícil, nos comprometimos a darle un marco regulatorio y a avanzar desde Nación, Provincia y los municipios con la sociedad civil, la academia y la ciencia para generar más evidencia, más acceso y más equidad”, sostuvo Vizzotti.

Te puede interesar  Tasas municipales: a partir de 2024 aumentarán por el índice de inflación

Junto a representantes de organizaciones de la sociedad civil como Acción Cannábica, Cultivando Conciencia y Cannabis Medicinal Comodoro (Cameco), Vizzotti recordó que “cuando llegamos al Ministerio uno de los primeros desafíos era ocuparse de este tema. Luego, a pesar de la pandemia, nos fortalecimos y trabajamos con el Consejo Consultivo y con las familias y pudimos avanzar con la reglamentación y articular con las provincias y los municipios en relación a estos proyectos”.

Por su parte, el coordinador del Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados y Tratamientos No Convencionales, Marcelo Morante, expresó que “el cannabis busca dar una respuesta al dolor” por lo que “los vamos a seguir acompañando, ya que este proyecto seguramente va a alimentar el gran proyecto nacional de convertirse en un referente, porque realmente se desarrolló una política de cara al dolor y se fueron articulando los esfuerzos”.

Tras la entrega de la resolución, que se llevó a cabo en la Sala B del teatro Seminari, la ministra conoció las instalaciones del nuevo hospital municipal de Garín (ex UDP), supervisó la campaña de vacunación contra el Covid-19 en el microestadio de esa localidad y se interiorizó sobre los avances locales en la implementación del programa nacional 1000 días.

Recorrida. Junto a Rehl y Ramil, la ministra visitó el microestadio y el hospital municipal de Garín.

Prueba piloto en Maschwitz

La ley nacional 27.350 designa para los proyectos de producción de cannabis terapéutico a organismos gubernamentales, bajo la coordinación del INTA. En esta iniciativa, el Municipio aportará insumos, infraestructura y el predio donde se llevará a cabo la investigación.

Te puede interesar  Tasas municipales: a partir de 2024 aumentarán por el índice de inflación

“Una vez que se extraiga el aceite o tintura de cannabis, será enviado al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) para analizar las cantidades y las calidades del producto”, según explicaron desde la Comuna.

El cultivo se realizará en tres contenedores especialmente climatizados para implementar un sistema hidropónico, que es un método en el que no se utiliza sustrato sino minerales disueltos en agua. El lugar elegido es el predio donde funciona el Polo de Educación Superior, en Ingeniero Maschwitz.

A su vez, el sistema estará controlado a través de microprocesadores de acceso remoto, con el objetivo de asegurar las condiciones ambientales óptimas para la especie a cultivar.

Antes de comenzar con el cultivo, se realizarán varios ensayos para determinar la iluminación y la fertilización más apropiada para este sistema.

En el mundo, las propiedades del cannabis medicinal están bajo estudio permanente. Algunos de sus beneficios y usos terapéuticos se vinculan a reducir la inapetencia, las náuseas y los vómitos producidos por la quimioterapia.

Además, se ha detectado que es efectivo para tratar el autismo porque mejora el comportamiento y las capacidades comunicacionales, así como el dolor y la espasticidad muscular en personas con VIH/SIDA u otras enfermedades.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo