Asesinan de dos tiros a un remisero de Garín en un intento de robo

Dos delincuentes se le cruzaron en una moto cuando volvía de un viaje al barrio Amad. Intentó esquivarlos, le dispararon y murió en el acto. Tenía 53 años.

blank
blank
blank

El conductor se llamaba Eduardo Merigliano. Fue atacado cuando volvía de un viaje al barrio Amad, alrededor de las 23.

Un remisero de Garín fue asesinado el jueves a la noche cuando volvía de hacer un viaje al barrio Amad y fue atacado por delincuentes que circulaban en moto y le efectuaron dos disparos, uno de los cuales impactó en su cabeza.

El hecho se registró cerca de las 23, en la esquina de Ushuaia y Tierra del Fuego, cuando Eduardo Merigliano (53) regresaba a la agencia «San Diego» en un Chevrolet Corsa Classic tras dejar a una pasajera en un domicilio ubicado detrás del parque industrial Oks.

De acuerdo al relato de algunos vecinos, el remisero fue interceptado por dos delincuentes que, a bordo de una moto, se pusieron delante de él y lo amenazaron con un arma de fuego. En medio de la desesperación, el hombre habría acelerado su auto y atropelló a los asaltantes, pero en ese momento uno de ellos le disparó en dos oportunidades y uno de los balazos impactó en su cabeza.

Según fuentes policiales, Merigliano murió en el acto y quedó sentado en su asiento, por lo que los paramédicos que llegaron al lugar no pudieron hacer nada por él. El hombre, muy querido en Garín, era padre de siete hijos y tenía tres nietos.

Por su parte, los delincuentes escaparon sin robar nada y los peritos secuestraron dos vainas servidas de una pistola calibre 45 con la que se presume que ultimaron al trabajador.

Asimismo, la motocicleta en la que se movilizaban los malvivientes quedó debajo del Chevrolet de la víctima. Se determinó que había sido robada en la localidad de Boulogne, partido de San Isidro, y tenía la patente cambiada.

«Esa moto, horas antes, había estado en el centro de Garín y la paró la Policía haciendo un control, pero la dejaron ir igual sabiendo que era robada”, aseguró Javier Coronel (35), sobrino de la víctima. También afirmó que este año a su tío le robaron unas 20 veces en esa zona, siempre con la misma modalidad: lo hacían ir hacia a ese barrio y después los supuestos pasajeros le sustraían el auto o la billetera.

La causa está a cargo del fiscal Facundo Flores, quien dispuso tres allanamientos para dar con el paradero de los sospechosos. Desde la Jefatura Distrital de Policía indicaron a EL DIA de Escobar que los procedimientos se efectuaron “en horas de la madrugada del viernes” y que “arrojaron saldo negativo”.

Un nuevo y trágico caso más de inseguridad en una zona del distrito en la que los vecinos afirman que el narcotráfico y la desidia estatal llevaron a convertirla en tierra de nadie, al mejor estilo “far west”.

Caravana al Municipio y manifestación en Garín

En horas del mediodía del viernes, compañeros de Merigliano y remiseros de otras localidades se movilizaron en caravana hasta el Palacio Municipal, donde fueron recibidos por el intendente Sandro Guzmán y el secretario de Seguridad, Walter Gómez.

Les prometieron impulsar la colocación de botones anti pánico en los coches y la instalación de postas de prevención comunitaria en los lugares más conflictivos.

Por la tarde iban a cortar la autopista Panamericana, que la imponente presencia de Gendarmería desairó la idea y finalmente se manifestaron sobre la avenida Belgrano, en Garín, en reclamo de justicia y seguridad.

blank

Remiseros de Garín y de otras localidades fueron hasta el Palacio Municipal. El intendente salió a la puerta a recibirlos.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo