Adiós a un garinense de ley: A los 85 años falleció Eugenio “Totocho” Bozzano

Fue un vecino que contribuyó al progreso de la localidad, participó de la fundación del cuartel de bomberos, del Club Sacachispas y de la ya extinta cooperadora policial. En 2014 recibió un reconocimiento a su trayectoria.

blank
blank

Afición. En sus últimos años, Bozzano se dio el gusto de aprender a tocar el acordeón.

Fue un vecino que contribuyó al progreso de la localidad, participó de la fundación del cuartel de bomberos, del Club Sacachispas y de la ya extinta cooperadora policial. En 2014 recibió un reconocimiento a su trayectoria.

Este lunes por la noche, la vida de un destacado vecino garinense se apagó: a los 85 años, y con varios achaques de salud encima, falleció Eugenio Bozzano, quien en sus tiempos de plenitud contribuyó significativamente al progreso de la localidad.

“Totocho”, como era conocido, fue uno de los socios fundadores del cuartel de bomberos voluntarios, del Club Sacachispas y de la ya disuelta cooperadora policial de la comisaría Escobar 3ra, entre otras acciones sociales que llevó a cabo.

Fue el cuarto de cinco hijos de una pareja de italianos que se radicó en 1917, cursó hasta el 4º grado en la escuela de “La Cortada” -donde actualmente se encuentra el centro de salud Dr. Luis Resio- y desde entonces se dedicó a la construcción, junto a su familia.

“Antes no había ingeniero, arquitecto, nada, así que hacíamos todo lo que tenía que tener una casa. También hicimos muchas perforaciones e instalamos molinos de viento en la zona”, le contaba a la revista DIA 32 en una entrevista publicada en julio de 2014 (ver nota acá). Fue poco después de que el entonces intendente Sandro Guzmán le diera una distinción durante el acto oficial por el aniversario de Garín (ver nota acá).

Bozzano también supo incursionar en el rubro del transporte. Se compró un camión y recorrió casi todo el país. “Nunca me metí en política, todo lo que tengo lo hice trabajando arriba de un camión. Durante años con los viajes largos y después con la pala y el volcador que llegué a tener”, aseguraba.

Reconocimiento. «Totocho» Bozzano fue distinguido en 2014 por el entonces intendente Guzmán.

Su rol clave en la creación del cuartel de Bomberos Voluntarios de Garín en 1976 le dio un amplio reconocimiento en la comunidad, al punto que en 2014 un autobomba cero kilómetro fue bautizado con su nombre. Sin embargo, él siempre mantuvo su humildad característica.“Todo lo que hice fue por amor a Garín y para que la gente vea que se puede ayudar desinteresadamente, no para que me den algo. Lo más grande que hice fue cosechar amigos, y de fierro, por eso soy feliz”, afirmaba.

“Todo lo que hice fue por amor a Garín y para que la gente vea que se puede ayudar desinteresadamente, no para que me den algo. Lo más grande que hice fue cosechar amigos, y de fierro, por eso soy feliz”, afirmaba.

Pero en su vida no fue todo felicidad ni mucho menos. En 2006 perdió a su hijo Jorge, asesinado en un intento de robo. Años después tuvo que pelear mano a mano con un cáncer de próstata, al que terminó derrotando.

En sus últimos años se dedicó a disfrutar de su familia y a aprender a tocar el acordeón a piano, una de sus grandes pasiones junto al folklore y las bochas.

Su partida causó tristeza en la comunidad, que le dio su último adiós este martes en el cuartel de bomberos. Muchas personas lo recordaron también en las redes sociales, entre ellas el intendente Ariel Sujarchuk, quien destacó que Bozzano “dedicó su larga y generosa vida al trabajo social en distintas instituciones comunitarias”.

A pesar de las circunstancias de la vida, “Totocho” nunca abandonó su querido pueblo, al que hasta hace poco solía recorrer a bordo de su moto. Hoy lo lloran su esposa Ibel, su hija Silvia y sus dos nietas, pero todo Garín está de luto.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo