Mensaje completo del presidente del Concejo Deliberante en la apertura de las sesiones ordinarias

Miranda destacó el modelo del gobierno nacional y su “coraje para enfrentarse a los poderosos”.

Me es grato recibir nuevamente hoy a nuestro querido intendente para inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias, el comienzo de otro año de trabajo legislativo.
Como lo vengo haciendo desde que mis pares me honraran para presidir este Departamento Deliberativo, a éste nuevo ciclo de trabajo deliberativo también voy a encararlo con la responsabilidad y el compromiso de siempre.
Pero este año es muy particular para los escobarenses.
Por un lado, este 2011 es un año en el cual vamos a tener la posibilidad de ejercer el acto cívico más importante de la vida democrática de los pueblos: el sufragio.
En efecto, tendremos todos la satisfacción y el compromiso de elegir a quienes nos representarán en los ámbitos nacional, provincial y en nuestro querido Escobar. Y digo la satisfacción porque en cada proceso electoral certificamos la continuidad de un sistema de gobierno que se legitima en la voluntad popular y eso es motivo de esperanza, es motivo de ilusión, es motivo de fe, es una razón de peso para avanzar hacia ese futuro de integración y justicia que todos soñamos.
Por otra parte, Sandro Guzmán se encuentra hoy en este Concejo Deliberante para presidir su cuarta sesión inaugural de un período ordinario. Así es, han transcurrido casi cuatro años desde que el pueblo escobarense le encomendó su destino a nuestro intendente… casi cuatro años de generación de profundos cambios en Escobar, coordinando esfuerzos y políticas con un gobierno nacional que practica la justicia social; comprometido con la verdad; con coraje para enfrentarse a los poderosos; que profundiza un modelo de gestión que genera empleo; impulsa la economía y distribuye el ingreso en el grueso de la sociedad, particularmente en los sectores menos favorecidos.
Pero sobre los logros y la transformación en marcha en nuestro distrito no me voy a explayar, por cuanto seguramente lo hará su principal hacedor y responsable, el señor intendente municipal.
En cambio si me referiré brevemente a la labor que venimos desarrollando desde éste Concejo Deliberante. Al respecto y en materia cuantitativa durante el ejercicio 2010 y lo que va de 2011, se realizaron un total de 25 sesiones entre ordinarias, extraordinarias, especiales, de prórroga y la asamblea de concejales y mayores contribuyentes. Además tuvimos 18 plenarios de comisión y numerosas reuniones como, por ejemplo, en las que se analizaron asuntos referidos al transporte, la salud, obras públicas, etcétera.
Este cuerpo legislativo ha sancionado un total de 131 ordenanzas, 41 resoluciones y diversas comunicaciones al Departamento Ejecutivo y a diferentes empresas o entes. Durante este mismo período han ingresado un total de 364 expedientes entre proyectos presentados por los diversos bloques, por el Departamento Ejecutivo o por particulares y también nos reunimos en múltiples reuniones internas analizando diversos asuntos que así lo requerían.
Asimismo, debo hacer mención al aspecto cualitativo, ya que este Concejo Deliberante viene prestando especial atención a las más elementales formas de la técnica legislativa, procurando la formulación y sanción de textos legales revisados, corregidos y, sobre todo, puestos al día.
En definitiva, se trata de evitar la dispersión normativa sobre los distintos tópicos; la reglamentación excesiva sobre los mismos, en pos de dotar al Municipio y a sus ciudadanos de una legislación de calidad, con un mensaje indudable y de fácil comprensión.
Para que esto fuera y sea posible, debo destacar la labor de los empleados y colaboradores de este Concejo Deliberante y muy especialmente de los y las concejales que, más allá de las pertenencias partidarias que suponen diferencias ideológicas, promueven el debate de ideas con responsabilidad, con respeto y tolerancia.
Vuelvo a sostener una vez más que ejercer la democracia no es decir cualquier cosa en cualquier momento, sino todo lo contrario. Podemos y debemos discutir y si es necesario, podemos y debemos discutir fuerte, pero sin dejar de ser coherentes y sin faltar a la verdad.
Estoy convencido de que esa es la forma para ser protagonistas de la edificación de esa sociedad con la que soñamos la mayoría de nosotros: una sociedad profundamente democrática, profundamente justa y profundamente solidaria.
Gracias entonces a los vecinos y vecinas por acompañar esta política de transformación; a las instituciones y organizaciones de la comunidad con las que venimos trabajando; a los integrantes de este cuerpo, por su compromiso; a los empleados y empleadas del Concejo, por su desempeño; a los funcionarios del Municipio, por su predisposición; a los medios de prensa locales, por desarrollar su labor con seriedad y objetividad, cualidades de las cuales se apartaron algunos medios nacionales. Los aliento para que sigan informando y cuando opinen, lo hagan abiertamente, sin simulaciones.
Y desde ya, gracias a nuestro intendente, Sandro Guzmán, por su permanente dedicación en este proceso de transformación en marcha.
Antes de finalizar, vaya mi gratitud a quien partiera físicamente hace poco tiempo, al concejal Miguel Satriano, por su contribución a la edificación de un Escobar más justo y próspero.
Asimismo, y al haberse cumplido el pasado 2 de abril 29 años de la gesta de Malvinas, es nuestro deber, como argentinos, seguir recordando y homenajeando a los veteranos de guerra y a aquellos compatriotas que perdieron su vida por la recuperación de tan reconocido territorio nacional. Porque de esa manera se reparará el silencio con que recibió la sociedad a nuestros héroes, aquella que en principio les negó el reconocimiento y la atención que merecen con creces.
Pero el reconocimiento no solo debe ser declarativo sino también plasmarse en hechos y políticas concretas, por ejemplo a través de la colaboración que permanentemente les viene prestando el Departamento Ejecutivo o la aprobación de normas por parte de este cuerpo, como recientemente lo hizo al sancionar la ordenanza 4.853 y de esta forma adherir al Municipio de Escobar a las leyes provinciales 13.659 y 13.978, que persiguen reparar las consecuencias, en este caso materiales, que en nuestros soldados dejara aquella confrontación.
También, a poco de cumplirse 35 años del golpe cívico-militar, vaya un humilde pero sentido homenaje a las y los 30.000 compañeros desaparecidos, a los miles de perseguidos, detenidos, torturados y exiliados por una dictadura sangrienta que instauró uno de los periodos más aciagos de nuestra historia reciente.
Resulta acertada esta ocasión para revalidar la convocatoria a estar más unidos que nunca, organizándonos desde abajo y fortaleciendo nuestro campo popular, para continuar con la política de derechos humanos que se inauguró recientemente en nuestro país.
Muchas gracias.
Miranda destacó el modelo del gobierno nacional y su “coraje para enfrentarse a los poderosos”.

Miranda destacó el modelo del gobierno nacional y su “coraje para enfrentarse a los poderosos”.

Me es grato recibir nuevamente hoy a nuestro querido intendente para inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias, el comienzo de otro año de trabajo legislativo.

Te puede interesar  Sujarchuk: “Escobar va a despegar y vamos a volar bien alto”

Como lo vengo haciendo desde que mis pares me honraran para presidir este Departamento Deliberativo, a éste nuevo ciclo de trabajo deliberativo también voy a encararlo con la responsabilidad y el compromiso de siempre.

Pero este año es muy particular para los escobarenses.

Por un lado, este 2011 es un año en el cual vamos a tener la posibilidad de ejercer el acto cívico más importante de la vida democrática de los pueblos: el sufragio.

En efecto, tendremos todos la satisfacción y el compromiso de elegir a quienes nos representarán en los ámbitos nacional, provincial y en nuestro querido Escobar. Y digo la satisfacción porque en cada proceso electoral certificamos la continuidad de un sistema de gobierno que se legitima en la voluntad popular y eso es motivo de esperanza, es motivo de ilusión, es motivo de fe, es una razón de peso para avanzar hacia ese futuro de integración y justicia que todos soñamos.

Por otra parte, Sandro Guzmán se encuentra hoy en este Concejo Deliberante para presidir su cuarta sesión inaugural de un período ordinario. Así es, han transcurrido casi cuatro años desde que el pueblo escobarense le encomendó su destino a nuestro intendente… casi cuatro años de generación de profundos cambios en Escobar, coordinando esfuerzos y políticas con un gobierno nacional que practica la justicia social; comprometido con la verdad; con coraje para enfrentarse a los poderosos; que profundiza un modelo de gestión que genera empleo; impulsa la economía y distribuye el ingreso en el grueso de la sociedad, particularmente en los sectores menos favorecidos.

Pero sobre los logros y la transformación en marcha en nuestro distrito no me voy a explayar, por cuanto seguramente lo hará su principal hacedor y responsable, el señor intendente municipal.

En cambio si me referiré brevemente a la labor que venimos desarrollando desde éste Concejo Deliberante. Al respecto y en materia cuantitativa durante el ejercicio 2010 y lo que va de 2011, se realizaron un total de 25 sesiones entre ordinarias, extraordinarias, especiales, de prórroga y la asamblea de concejales y mayores contribuyentes. Además tuvimos 18 plenarios de comisión y numerosas reuniones como, por ejemplo, en las que se analizaron asuntos referidos al transporte, la salud, obras públicas, etcétera.

Te puede interesar  Proponen crear en Escobar una zona de estacionamiento exclusivo para motos

Este cuerpo legislativo ha sancionado un total de 131 ordenanzas, 41 resoluciones y diversas comunicaciones al Departamento Ejecutivo y a diferentes empresas o entes. Durante este mismo período han ingresado un total de 364 expedientes entre proyectos presentados por los diversos bloques, por el Departamento Ejecutivo o por particulares y también nos reunimos en múltiples reuniones internas analizando diversos asuntos que así lo requerían.

Asimismo, debo hacer mención al aspecto cualitativo, ya que este Concejo Deliberante viene prestando especial atención a las más elementales formas de la técnica legislativa, procurando la formulación y sanción de textos legales revisados, corregidos y, sobre todo, puestos al día.

En definitiva, se trata de evitar la dispersión normativa sobre los distintos tópicos; la reglamentación excesiva sobre los mismos, en pos de dotar al Municipio y a sus ciudadanos de una legislación de calidad, con un mensaje indudable y de fácil comprensión.

Para que esto fuera y sea posible, debo destacar la labor de los empleados y colaboradores de este Concejo Deliberante y muy especialmente de los y las concejales que, más allá de las pertenencias partidarias que suponen diferencias ideológicas, promueven el debate de ideas con responsabilidad, con respeto y tolerancia.

Vuelvo a sostener una vez más que ejercer la democracia no es decir cualquier cosa en cualquier momento, sino todo lo contrario. Podemos y debemos discutir y si es necesario, podemos y debemos discutir fuerte, pero sin dejar de ser coherentes y sin faltar a la verdad.

Estoy convencido de que esa es la forma para ser protagonistas de la edificación de esa sociedad con la que soñamos la mayoría de nosotros: una sociedad profundamente democrática, profundamente justa y profundamente solidaria.

Gracias entonces a los vecinos y vecinas por acompañar esta política de transformación; a las instituciones y organizaciones de la comunidad con las que venimos trabajando; a los integrantes de este cuerpo, por su compromiso; a los empleados y empleadas del Concejo, por su desempeño; a los funcionarios del Municipio, por su predisposición; a los medios de prensa locales, por desarrollar su labor con seriedad y objetividad, cualidades de las cuales se apartaron algunos medios nacionales. Los aliento para que sigan informando y cuando opinen, lo hagan abiertamente, sin simulaciones.

Y desde ya, gracias a nuestro intendente, Sandro Guzmán, por su permanente dedicación en este proceso de transformación en marcha.

Antes de finalizar, vaya mi gratitud a quien partiera físicamente hace poco tiempo, al concejal Miguel Satriano, por su contribución a la edificación de un Escobar más justo y próspero.

Asimismo, y al haberse cumplido el pasado 2 de abril 29 años de la gesta de Malvinas, es nuestro deber, como argentinos, seguir recordando y homenajeando a los veteranos de guerra y a aquellos compatriotas que perdieron su vida por la recuperación de tan reconocido territorio nacional. Porque de esa manera se reparará el silencio con que recibió la sociedad a nuestros héroes, aquella que en principio les negó el reconocimiento y la atención que merecen con creces.

Pero el reconocimiento no solo debe ser declarativo sino también plasmarse en hechos y políticas concretas, por ejemplo a través de la colaboración que permanentemente les viene prestando el Departamento Ejecutivo o la aprobación de normas por parte de este cuerpo, como recientemente lo hizo al sancionar la ordenanza 4.853 y de esta forma adherir al Municipio de Escobar a las leyes provinciales 13.659 y 13.978, que persiguen reparar las consecuencias, en este caso materiales, que en nuestros soldados dejara aquella confrontación.

También, a poco de cumplirse 35 años del golpe cívico-militar, vaya un humilde pero sentido homenaje a las y los 30.000 compañeros desaparecidos, a los miles de perseguidos, detenidos, torturados y exiliados por una dictadura sangrienta que instauró uno de los periodos más aciagos de nuestra historia reciente.

Resulta acertada esta ocasión para revalidar la convocatoria a estar más unidos que nunca, organizándonos desde abajo y fortaleciendo nuestro campo popular, para continuar con la política de derechos humanos que se inauguró recientemente en nuestro país.

Muchas gracias.

Fotografía: Ricardo Pedersen

Dejá tu comentario

Seguí leyendo