“El optimismo de un Gobernador”

portada El senador escobarense Roberto Costa cuestionó el discurso de Daniel Scioli en la apertura del período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial.

blank
blank

imagen

Me gustaría vivir en la provincia virtual que gobierna Daniel Scioli

En la mañana de este lunes 1° escuchamos cómo la Presidente, en su discurso inaugural, describía el país real en el que según ella vivimos y el país virtual que nos inventan los medios y los opositores. Por la tarde, Scioli sólo habló de su provincia virtual.

Es muy bueno ver un hombre tan optimista. Lástima que sus expresiones nada tienen que ver con la realidad que vivimos los bonaerenses.

El gobernador, en su discurso, no fue capaz de explicar cómo va a hacer para afrontar los gastos de este año 2010 según lo presupuestado; ni nos explicó tampoco hasta cuándo va a seguir tomando los dineros del IPS y de otras cajas jubilatorias de la Provincia.

Pero, por sobre todo, lo más lamentable es que festejó el inicio de las clases en el día de hoy como si fuera un logro. Olvidó festejar el desastroso estado de las escuelas, la falta de vacantes en todos los niveles y la obligatoria migración de los chicos a las escuelas privadas, en un país que fue orgullo y bandera de la educación pública.

Ponderó la recuperación del ex futbolista Cáceres como si fuese un logro de la atención de la salud de la Provincia, obviando que lo de Cáceres no fue un accidente sino una situación generada por la inseguridad que vivimos todos los bonaerenses.

Felicitó, como lo hubiésemos hecho todos, el logro del joven Brian Toledo, record mundial de lanzamiento de jabalina, y no fue capaz de decirnos cómo vamos a afrontar en la Provincia, de manera decidida, la falta de actividades para los jóvenes que no trabajan ni estudian.

Resaltamos y aceptamos su invitación del final al diálogo y a la colaboración, pero para eso necesitamos que él se sitúe en la realidad que se vive y que informe la verdad, porque la provincia de Buenos Aires real no está como él la describió. Ni siquiera cerca.

Por Roberto Costa
Senador de la provincia de Buenos Aires (UCR)

Dejá tu comentario

Seguí leyendo