Un joven escobarense debutó en la primera división de Villa Dálmine

Valentín Carlucci jugó sus primeros minutos con la camiseta violeta en el triunfo sobre Estudiantes de Buenos Aires. “Estoy feliz y agradecido”, expresó el volante central, surgido del Club Independiente de Escobar.

blank
blank

El último sábado por la noche Villa Dálmine recibió en Campana a Estudiantes de Buenos Aires por la 11º fecha de la Primera Nacional. El partido terminó 1 a 0 a favor del local y tuvo una particularidad: el debut de un joven escobarense en la primera división del cuadro violeta.

Valentín Carlucci (19), ingresó a los 48′ del segundo tiempo, cuando el encuentro terminaba, en reemplazo del volante central Agustín Alcaráz. Si bien pudo jugar pocos segundos, el “Ruso” se dio el gusto de presentarse por primera vez. Antes había ido al banco de suplentes dos veces: ante Temperley e Independiente de Mendoza, en 2022.

Valentín es hijo de Sergio Carlucci, director de la Escuela de Natación de Independiente de Escobar, y es producto de la cantera de esa institución donde se formó en su escuela de fútbol.

Este es el octavo año que viste los colores de Dálmine, donde hizo todo el proceso de inferiores, desde la novena división, y en octubre del año pasado firmó su primer contrato como profesional.

“Me tomó de sorpresa cuando me dijeron que iba al banco, el viernes me avisaron que tenía que entrenar con la primera, practicamos pelota parada y después los técnicos me dieron la noticia. El DT anterior no me tenía muy en cuenta y volver al banco ya era un paso enorme, me puso muy feliz y estoy agradecido por la oportunidad”, le contó a El Día de Escobar y El Deportivo Web.

Aunque ingresó cerca del final, tuvo la satisfacción de que en la platea del estadio Coliseo estaban familiares y amigos, expectantes para ver si entraba o no.  “En el partido fue todo muy rápido, no tuve tiempo de ponerme a pensar, era mucha la felicidad y la emoción. El trabajo de tantos años valió la pena, porque al fin y al cabo tuvo recompensa”, expresó.

Por último, el futbolista, que juega como mediocampista central, le habló a los chicos de Escobar que sueñan con llegar a una primera división y están en pleno proceso de inferiores: “Les digo que luchen por sus sueños, que sean perseverantes, constantes. Que trabajen».

«Hay malos momentos, pero todo pasa y las cosas llegan para el que sabe esperar, tanto en el fútbol como en la vida. Si tienen un sueño, hay que perseguirlo”, afirmó, feliz por su oportunidad.

Dálmine escaló ahora al puesto 11º entre los 18 equipos de la Zona B. Tiene 14 unidades, con cuatro partidos ganados, dos empatados y cinco derrotas; suma 10 goles a favor y 13 en contra. La próxima fecha será visitante de Atlético Rafaela, el próximo domingo 30.

Por Javier Rubinstein

Dejá tu comentario

Seguí leyendo