Skay Beilinson hizo rugir a Maquinista Savio en una noche de mística ricotera

El experimentado guitarrista se presentó el sábado en un microestadio colmado de fanáticos de Los Redonditos de Ricota.
domingo 07 julio, 2024

El partido de Escobar fue sede de una nueva “misa ricotera”, en una jornada que quedará para el recuerdo. Maquinista Savio se sacudió al ritmo del rock and roll de la mano de Skay Beilinson (72) y una impecable presentación de Los Fakires, la banda que lo acompaña, compuesta por Joaquín Rosson (segunda guitarra), Claudio Quartero (bajo) y Leandro Sánchez (batería).

Seguidores de todas las edades se dieron cita el sábado a la noche en el microestadio municipal de la localidad, ubicado en el boulevard 5 de Junio. En un show de casi dos horas, el público pudo disfrutar de las más emblemáticas canciones de la carrera solista de Skay, luego de la separación de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, la mítica agrupación liderada por Carlos “El Indio” Solari.

Skay y Los Fakires en pleno recital en Savio
Al palo. Más de tres mil personas colmaron el microestadio para ver a Skay (Foto: Tomás Vega).

El concierto arrancó con todo al ritmo de Arcano XIV, perteneciente al disco La Marca de Caín (2007). De ese mismo álbum también sonó Tal vez mañana, un tema que despertó la euforia de los aficionados de forma instantánea.

Tras la disolución de Los Redondos, en noviembre de 2001, “El Flaco” se tomó un merecido descanso. Casi un año después, en octubre de 2002, lanzó A través del Mar de los Sargazos, su primer sello como solista. De este distintivo disco fueron interpretadas Síndrome del trapecista y Oda a la sin nombre, siendo este último sencillo probablemente el más popular de esta etapa artística.

El álbum Talismán (2004) no se quedó fuera del repertorio. El gólem de Paternal y Flores secas hicieron vibrar a un recinto repleto, con un público que a esta altura del concierto ya se encontraba completamente sumergido en el ambiente. A la larga lista de hits se sumaron Aves migratorias, Lejos de casa y Aplausos en el Cosmos, pertenecientes a ¿Dónde vas? (2010); El redentor secreto y Ya lo sabes, de La Luna Hueca (2013); y El ojo testigo, correspondiente al sello En el Ojo del Laberinto (2019).

Te puede interesar  Un éxito de Pixar llega a la pantalla del Cine Italia: días y horarios para verlo

El show en Maquinsta Savio -el cuarto que da Skay en el partido de Escobar y el segundo en ese reducto- se dio en el marco de una gira nacional que la banda programó luego del lanzamiento de Espejismos (2023), por lo que los sencillos ¡Corre, corre, corre! y Yo soy la máquina no podían faltar.

Skay tocando y cantando en Savio junto a los Fakires
Inoxidable. Con 72 años, Skay sigue vigente y encara una nueva gira por el país (Foto: Tomás Vega).

El mencionado tour tuvo al grupo recorriendo las provincias de Tucumán, La Rioja, Córdoba, Tierra del Fuego y distintas localidades de la provincia de Buenos Aires durante los últimos seis meses. Su próximo espectáculo será el viernes 19 de julio en la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut.

Te puede interesar  Qué actividades se realizarán en Escobar por el Día Internacional del Yoga

Para los nostálgicos también hubo premio. Cuatro temas representativos de la época dorada de los Redonditos de Ricota hicieron retumbar los cimientos del circuito. El primero de ellos fue Todo un palo, que encendió el fuego interior de los ricoteros de antaño.

Además, sonaron El pibe de los astilleros y Superlógico, mientras que, en el bloque final del show, y casi a modo de conclusión, Ji Ji Ji desató una réplica de lo que el propio “Indio” Solari denominó “el pogo más grande del mundo”.

En un cierre que tuvo que repetirse en dos oportunidades, debido a que el público se negaba a dar por finalizada tan emblemática jornada, el ex guitarrista de Los Redondos arrojó un par de púas entre los exultantes fanáticos, mientras que Leandro Sánchez hizo lo propio con las baquetas de su batería.

Skay junto a su público en el microestadio de Savio
Ambiente. El público vibró durante dos horas con un repertorio a puro rock (Foto: Tomás Vega).

Dejá tu comentario

Seguí leyendo