Se inauguró en Garín la primera etapa de saneamiento del Arroyo Bedoya

El acto estuvo encabezado por el ministro Gabriel Katopodis y el intendente Ariel Sujarchuk. La obra crea una red de desagües que reducirá los históricos anegamientos causados por el desborde de ese curso de agua.

El ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, y el intendente Ariel Sujarchuk inauguraron este viernes a la tarde en la localidad de Garín la primera etapa de la obra de saneamiento del arroyo Bedoya, que conducirá los caudales de agua de lluvia de la gran cuenca de los municipios de Escobar, Malvinas Argentinas y Pilar.

El tramo realizado contempló la construcción de conductos circulares de distintos diámetros de hormigón simple (ramales secundarios) y conductos rectangulares de hormigón armado de secciones variables (cauce principal), más las obras de captación, como sumideros para calles de tierra y pavimentadas, cámaras en hormigón armado y nexos compuestos por cañerías de hormigón simple.

A la fecha ya finalizaron los trabajos del conducto a cielo abierto, desde el Arroyo Garín hasta la calle Uruguay, por una extensión de 350 metros; y del conducto revestido de pavimento, comprendido desde la avenida Fructuoso Díaz, en la intersección con el Arroyo Bedoya, hasta la calle Ituzaingó.

Del zanjón al pavimento. El nuevo aspecto del tramo inaugurado, con el arroyo entubado.

Con los diseños de las nuevas obras se pretende crear una red de desagües pluviales que permita la evacuación de crecidas derivadas de las intensas precipitaciones y así lograr la reducción, en forma considerable, de los efectos negativos de los anegamientos.

“Esta obra es central: es la diferencia entre vivir bien y vivir mal para miles de vecinos y vecinas. Son, en total, 1.500 metros de entubamiento con conductos pluviales, para mejorarle la vida a 50 mil vecinos y vecinas de Escobar”, expresó Katopodis, quien también señaló que el proyecto es financiado por el gobierno nacional.

Te puede interesar  Ruta 26: avanza el ensanche entre Ingeniero Maschwitz y Maquinista Savio

Además, el ministro elogió la intendencia de Sujarchuk: “En cada rincón de Escobar hay una obra de agua, de cloacas, de pavimento, de polideportivos… Esto habla del compromiso de una gestión y del proyecto que tienen para esta ciudad, que se va concretando todos los días”.

Por su parte, Sujarchuk remarcó que “se concretó un sueño que muchas personas tenían en su corazón y ahora es una realidad. Una obra que no solo evita inundaciones y genera mejores accesos, también garantiza calidad de vida a la gente pensando en las necesidades de hoy y del futuro”.

En el inicio del acto, que se realizó sobre lo que antes era el zanjón del arroyo, también habló el presidente del Club Bedoya, Daniel Verón, quien contó que hace 49 años vive en Garín y ya lleva 28 en el barrio. “Los que vivimos acá sabemos lo que es sufrir las inundaciones. Todos los políticos nos prometieron el entubamiento del arroyo, pero el que lo hizo fue Ariel”, expresó.

Del acto también participaron el subsecretario de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires y ex secretario de Infraestructura de Escobar, Diego Benítez, para quien Sujarchuk pidió un aplauso; y el secretario general del Municipio, Carlos Ramil; entre otras autoridades.

Desbordado. El Arroyo Bedoya y una situación recurrente ante fuertes lluvias o sudestadas.

¿No se inunda más?

Te puede interesar  Cerrada por obras: reparan con bacheo en hormigón una cuadra de la calle Rivadavia

El proyecto del Arroyo Bedoya está a cargo de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio de Obras Públicas de la Nación y tuvo un presupuesto de $1.300 millones, que a valores actuales orilló los dos mil millones, según se informó.

El convenio con el Municipio fue firmado en noviembre de 2021, mientas que los trabajos comenzaron exactamente un año exacto después.

El saneamiento integral de este curso de agua consiste en 1.500 metros a través de grandes conductos de hormigón -400 metros de un canal rectangular a cielo abierto y 1.100 conducto rectangular cerrado-, está dividido en cinco etapas y tiene un plazo de ejecución de 18 meses.

La obra apunta a solucionar el escurrimiento pluvial de una buena parte de la localidad de Garín, ya que conducirá los caudales de agua de lluvia de la gran cuenca compuesta por los municipios de Escobar, Malvinas Argentinas y Pilar, evitando el desborde del curso del arroyo y los históricos anegamientos en las áreas urbanizadas de su entorno.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo