Restauran la fachada de la cocatedral de Escobar por la caída de mampostería

La reparación se inició tras el desprendimiento de algunos pedazos del frente del templo. Como parte de los trabajos, se hizo una nueva guía para consolidar el arco y se retiró la vegetación aérea existente.

blank
blank

La reparación se inició tras el desprendimiento de algunos pedazos del frente del templo. Como parte de los trabajos, se hizo una nueva guía para consolidar el arco y se retiró la vegetación aérea existente.

Desde hace varios días que la presencia de un andamio y varios tablones en el ingreso a la cocatedral Natividad del Señor llama la atención de los vecinos. Esto se debe a trabajos de restauración que se están realizando en el frente del longevo edificio, ubicado frente a la plaza principal de Belén de Escobar.

La obra se está realizando sobre el arco de ingreso al templo, donde hace unas semanas se produjo el desprendimiento de material de la moldura, “a consecuencia de una pintura colapsada y de una vegetación aérea que colaboró”, según se explicó.

Este incidente aceleró el inicio de la restauración, que “estaba presupuestado para fines del año 2022, principios de 2023”, indicó monseñor Ariel Pérez, quien está a cargo de la parroquia desde 2019.

blank

Puerta cerrada. El ingreso al templo, con el andamio apuntalado con tablones (Foto: Tomás Vega).

“Consultada una especialista en esta materia, nos indicó quiénes podían llevar adelante esta obra con idoneidad”, señaló el presbítero.

En primer lugar, el trabajo consistió en retirar el material desprendido, aunque gran parte del mismo se cayó solo, y realizar una nueva guía para volver a hacer la moldura y consolidar el arco.

En una etapa siguiente se retirará la vegetación aérea empleando con métodos adecuados, “realizando grietas llaves para cerrar y consolidar”.

El presupuesto inicial de este trabajo era de $470.000, aunque su valor se incrementó sobre 35% por la inflación acumulada desde su confección y la reparación de los recientes daños. El 50% ya fue abonado con fondos propios de la iglesia; el resto fue aportado por los feligreses.

blank

Mal estado. Parte de la mampostería dañada que motivó la intervención en la fachada.

“Estoy muy agradecido por todas las donaciones que van acercando. Harán posible asumir el costo, que se vio incrementado en $160.000. Confiamos plenamente en la Providencia. Dios los bendiga”, manifestó monseñor Pérez.

Estas tareas de remodelación son las necesarias para evitar mayores problemas con la centenaria estructura. La intención a futuro es remodelar por completo la fachada.

Por lo pronto, la entrada a las misas se realiza por el salón parroquial, hasta tanto la restauración haya finalizado. La fecha tentativa en que eso ocurriría no se dio a conocer.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo