La mejor forma de invertir pesos para la compra de dólares

En Argentina, desde hace varios años, debido a que existen “distintos tipos de dólares”, o más bien, diversas formas de hacerse de la divisa estadounidense, es que hay diversas cotizaciones.

En Argentina, desde hace varios años, debido a que existen “distintos tipos de dólares”, o más bien, diversas formas de hacerse de la divisa estadounidense, es que hay diversas cotizaciones. Ante esa situación, hay muchas personas que realizan diversas operaciones a los fines de poder comprar dólares más baratos y luego venderlos a un precio más caro. Esto en la jerga financiera es lo que se conoce como “hacer un rulo”, que, si bien hoy en día es más complicado que años atrás, sigue siendo posible a través de algunas operaciones.

En este análisis que vamos a llevar a cabo, vamos a traer a colación puntualmente al dólar MEP. Para poder adquirir este tipo de dólar, lo primero que debe tener una persona es una cuenta bancaria en donde tenga pesos. A partir de ahí, lo que debe realizar es una transferencia de dinero a los Agentes de Liquidación y Compensación (ALyC), o bien realizar directamente la operación por medio del banco, en caso de que la ofrezca.

Al realizar la transferencia a la cuenta comitente del banco o la del ALyC, se debe realizar la adquisición de aquellos bonos que son  denominados AL30 o EL GD30, y puntualmente la modalidad que se debe elegir es la de “contado inmediato”. Una vez que el inversor adquiere esos bonos, debe tenerlos por un plazo mínimo de 1 día hábil, que es el tiempo que se conoce en el sistema financiero como “parking”, porque el dinero está estacionado y no puede ser utilizado.

Te puede interesar  Innovaciones en el compromiso deportivo: reinventando la experiencia del espectador

Transcurrido el plazo antes mencionado, el interesado debe realizar la venta de esos dólares, pero ahora con la cotización respectiva en dólares. Lo que se hace puntualmente es que el banco o la sociedad de Bolsa de que se trate, realiza la orden de venta (previa aprobación) y, una vez concretada, se depositan los dólares en la cuenta bancaria en dólares de la misma persona que realizó la operación de compra inicial de los bonos. Una vez que la persona tiene los dólares en su cuenta, podrá retirarlos del banco y venderlos si lo desea en el mercado informal, para tener así una ganancia en dos días igual a la que se puede obtener al dejar pesos en un plazo fijo por el término de un poco más de un mes.

Te puede interesar  Munchi’s celebra el Día del Helado con un descuento de 35% en todos sus locales

Sin dudas que esto se trata de una inversión de menor riesgo comparada con otras que se pueden realizar en cualquier momento y tener rentabilidades más altas, pero sí debemos decir que resulta atractiva para quienes desean ganar algo de dinero, sin apostar demasiado. Pero vale aclarar que también se tiene un riesgo en esta operación y es que haya una diferencia importante de un día a otro en la cotización de ambos dólares, el MEP (que suba) y el paralelo (que baje).

Para finalizar este análisis y ejemplificar de manera clara cómo podría ser la ganancia que un inversor podría obtener al realizar esta operación, mostraremos algunos números concretos. Tomando como referencia que el dólar MEP tenga una cotización estimada de $197 por unidad, y si se toma como parámetro una inversión de 1.000 dólares, el usuario debería transferir $197.000, luego recibe esa cantidad de dólares y lo vende, por ejemplo, a $206 en el mercado paralelo, ganando así $9.000 en tan sólo 48 horas.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo