Insólito: Rescatan a un lobo marino que deambulaba por las calles de El Cazador

El animal se desplazaba en la zona de countries, muy cerca del río Luján. Un vecino lo vio y avisó a las autoridades. Se le hicieron estudios y fue llevado de regreso a la costa atlántica, para iniciar la rehabilitación y reinsertarlo a su hábitat natural.

blank
blank

Visitante inesperado. El simpático lobo marino sorprendió a los vecinos de los countries lindantes al río.

El animal se desplazaba en la zona de countries, muy cerca del río Luján. Un vecino lo vio y avisó a las autoridades. Se le hicieron estudios y fue llevado de regreso a la costa atlántica, para iniciar la rehabilitación y reinsertarlo a su hábitat.

Cuando uno transita las calles del barrio parque El Cazador, en Belén de Escobar, sabe que puede encontrarse con muchos animales. Además de perros de todo tipo, es bastante usual para los vecinos cruzarse con caballos, lechuzas, liebres y alguna que otra vaca merodeando libremente.

Sin embargo, este martes a la mañana llegó un visitante atípico e inesperado: un lobo marino. El pequeño espécimen fue descubierto en la mañana mientras merodeaba por la calle de asfalto que está detrás de la barranca y llega hasta orillas del río Luján -distante a unos mil metros-, donde históricamente hubo bañados y hoy hay barrios cerrados.

Este mamífero, cuya especie es conocida como “dos pelos”, quedó varado en la ribera escobarense, en la zona del Delta del Paraná. Como tiene la capacidad de desplazarse sin problemas por la tierra, llegó lo más bien hasta la vía pública, donde fue visto por un vecino que enseguida alertó a las autoridades.

Especialistas de la Fundación Temaikèn, junto a personal de la Dirección Nacional de Fauna y Defensa Civil, local realizaron un operativo conjunto para capturarlo y ponerlo a resguardo. El animal fue trasladado a las instalaciones del bioparque de la ruta 25, donde se le hicieron los estudios y chequeos de rigor.

Rescate. Defensa Civil, la Dirección Nacional de Fauna y Temaikèn trabajaron en el operativo.

“Afortunadamente se encuentra con buena salud”, afirmó el intendente Ariel Sujarchuk, en un comunicado difundido a través de sus redes sociales en el que daba detalles sobre el singular operativo de rescate. “Estas acciones nos atraviesan profundamente como Municipio, porque es nuestra responsabilidad preservar la vida y fomentar el cuidado de los animales”, agregó.

El espécimen, que suele habitar a lo largo de la costa Atlántica y en las orillas del océano Pacífico, fue trasladado este mismo martes para comenzar su rehabilitación con ejemplares de su especie. Cuando esté apto, será reinsertado a su hábitat natural.

Conocido científicamente como Arctocephalus australis, el lobo marino de dos pelos tiene una población de entre 250 y 300 mil unidades, que mayoritariamente viven en Uruguay. Su principal alimento son las anchoas, crustáceos y cefalópodos y puede realizar buceos de hasta 170 metros de profundidad. Aunque no corre riesgo de extinción, la actividad pesquera es su principal amenaza.

El episodio de este martes trajo inmediatamente a la mente otro similar ocurrido a escasos metros de donde apareció ahora este lobo marino. Fue el pasado sábado 6, en el barrio náutico CUBE, donde a orillas del Luján apareció un lobo de río herido (ver nota acá).

Pero ese no es el único antecedente reciente de un hecho de esta naturaleza: un poco más atrás en el tiempo, en 2015, había aparecido otro lobo marino en la ribera del río Paraná (ver nota acá).

Dejá tu comentario

Seguí leyendo