Habrá una nueva marcha por el asesinato de Hernán Ibiris

portada “Queremos que el caso no quede impune”, afirmó el hermano del muchacho acribillado por el policía Omar Brítez. El jueves 10 se hará la segunda movilización.

blank
blank
La movilización del domingo 30, en Matheu.

La movilización del domingo 30, en Matheu.

En un intento por evitar que el crimen de su hermano quede impune o que el policía que lo mató no sea condenado con la sentencia más dura, Juan Carlos Ibiris anunció que el próximo jueves 10 se realizará una nueva movilización en reclamo de justicia.

“He visto los expedientes en la fiscalía y hay muchas cosas que no me cierran”, afirmó este jueves 3, en rueda de prensa, el hermano del chapista de 29 años asesinado por el teniente Omar Brítez. Y arriesgó: “Creo que hay más gente involucrada, fue como una zona liberada”.

Ibiris basó su conjetura en varios argumentos. Uno de ellos, que “hay testigos que supuestamente vieron una camioneta de la Policía Científica (donde Britez trabajaba) a dos cuadras” del lugar del hecho, aunque aclaró que ninguno de ellos declaró aún en la causa. También puso interrogantes sobre la respuesta de los servicios de emergencia para socorrer a su hermano: “Queremos que se investigue por qué la ambulancia tardó 45 minutos en llegar y era una unidad de traslado que se caía a pedazos, en la que no podían darle los primeros auxilios. Lo dejaron desangrarse”, sostuvo. Además, se preguntó “¿por qué (Britez) se entregó en Matheu y no en la comisaría de Escobar?”.Juan Carlos Ibiris, hermano de la víctima.

Juan Carlos Ibiris, hermano de la víctima.

Juan Carlos Ibiris, hermano de la víctima.

El resonante crimen pasional ocurrió en la madrugada del viernes 21 de agosto en el barrio Lambertuchi de Belén de Escobar, en circunstancias en que Hernán Ibiris se encontraba en la casa de su novia, Fernanda Verón, quien en 2007 había roto una relación de varios años con Britez, además de tener un hijo con él. El ex policía, que había vivido allí, irrumpió a los tiros en el dormitorio y ultimó de siete disparos al muchacho, según consta en la causa judicial. Además, le asestó otros cinco tiros a su ex mujer, quien milagrosamente sobrevivió y se encuentra internada en el hospital Güemes, en franca mejoría.

“Sabía lo que hacía, fue todo premeditado. Por eso queremos que se haga justicia, le apliquen la máxima condena y que la muerte de mi hermano no quede impune”, expresó Juan Carlos Ibiris.

Con estas consignas, el jueves 10 se realizará una segunda movilización -la primera fue el pasado domingo, en Matheu- que empezará desde la plaza San Martín, en Belén de Escobar, y pasará por el Palacio Municipal, la fiscalía y la comisaría 1ra, con un reclamo unívoco escrito en ocho letras: justicia.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo