Guzmán tomó distancia de Scioli en el conflicto con los docentes bonaerenses

El intendente de Escobar no participó de una solicitada que otros 89 alcaldes rubricaron en respaldo al gobernador y pidiendo que “las clases se desarrollen con normalidad”.

blank
blank
blank

Si la Provincia no reformula su último ofrecimiento, el lunes 8 los docentes iniciarán un nuevo paro por 72 horas.

Tras el duro cruce entre el gobierno nacional y Daniel Scioli por el conflicto docente, 89 intendentes bonaerenses respaldaron al gobernador y publicaron una solicitada en la que piden que “las clases se desarrollen con normalidad”. La nómina de adherentes no incluye al intendente Sandro Guzmán, quien así volvió a diferenciarse del mandatario provincial.

Ahogado por la presión de los gremios, el mandatario le había pedido ayuda a intendentes del interior de la provincia de Buenos Aires para apaciguar los reclamos salariales de los maestros.

“La educación pública es un derecho universal de nuestros chicos. En ese sentido, por justa que sea una reivindicación salarial, debe compatibilizarse cualquier reclamo con el derecho de nuestros hijos a aprender en las aulas”, señala la solicitada, que fue publicada en los diarios bonaerenses y lleva el título “Los chicos en las aulas”.

En el segundo punto, los intendentes que suscribieron al escrito se diferenciaron de la postura de la Casa Rosada, que lejos de respaldar la gestión de Scioli le pidió una “mejor administración”. Los jefes municipales resaltaron hoy su “apoyo a las gestiones que viene realizando el gobierno de la provincia para que las clases se desarrollen con total normalidad”.

Y agrega: “4.700.000 pibes están perdiendo días de clases, valiosos para la construcción de una sociedad más justa, porque no hay herencia social mayor que la Educación”.

Entre los intendentes que prefirieron no involucrarse en el conflicto, o no tomar partido por Scioli, también está el alcalde de Tigre, Sergio Massa.

Por su parte, no es la primera vez que el jefe comunal escobarense toma distancia de Scioli públicamente. A fines del año pasado había cuestionado su forma de administrar la provincia y, particularmente, sus políticas tributarias hacia sectores de alto poder contributivo. Y ahora es en el marco del conflicto salarial docente, un tema que conoce de cerca porque su hermana, Cecilia Guzmán, es maestra y directora de nivel primario.

blank

Dejá tu comentario

Seguí leyendo