El Palacio Municipal será ampliado para completar el proyecto original de la obra

Se construirá un primer piso y una imponente torre reloj, tal como lo planificó el arquitecto Salamone, hace 80 años. Además, se colocarán ascensores y equipos de última generación para climatizar e iluminar las nuevas oficinas.

blank
blank

Impactante. La transformación que tendrá el Palacio Municipal, según la imagen de un plano computarizado.

Se construirá un primer piso y una imponente torre reloj, tal como lo planificó el arquitecto Salamone, hace 80 años. Además, se colocarán ascensores y equipos de última generación para climatizar e iluminar las nuevas oficinas.

Con el marco de las celebraciones por el 60º aniversario de la creación del distrito como pretexto perfecto, el intendente Ariel Sujarchuk decidió iniciar la ampliación del Palacio Municipal para jerarquizar uno de los edificios históricos y más emblemáticos del partido de Escobar.

El proyecto retoma el diseño original realizado por el arquitecto Francisco Salamone, fallecido en 1959, casualmente el mismo año de la creación del municipio. Siguiendo esos planos, elaborados hace más de ocho décadas, se construirá un primer piso y una imponente torre reloj.

También se remodelarán las escaleras, las oficinas y los baños y se realizarán nuevos despachos y salas de reuniones en la planta alta.

Además, se colocarán ascensores y equipos de última generación tecnológica para climatizar e iluminar las oficinas, de manera de promover el uso eficiente y sustentable de las energías.

La estructura será modificada de hormigón a metálica, con el objetivo de agilizar el tiempo de ejecución de las obras.

Original. El plano del edificio para la Delegación Municipal de Escobar que había realizado Salamone.

Desde el Municipio destacaron que así se pondrá en valor «un patrimonio histórico local pero de profunda relevancia a nivel provincial, ya que la impronta del arquitecto Salamone se reparte entre más de sesenta distritos bonaerenses, donde construyó palacios municipales, cementerios, mataderos, plazas, pórticos y mobiliario urbano, entre otras grandes obras de estilo monumentalista».

Francisco Salamone D’Anna (1897-1959) nació en Sicilia, Italia, y llegó a la Argentina en 1900. Estudió en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). En 1917 se recibió de arquitecto e ingeniero.

A mediados de los años 30, el gobernador bonaerense Manuel Fresco designó a Salamone la tarea de diseñar distintos edificios públicos para estimular el crecimiento de las incipientes localidades del interior de la provincia.

Una de esas obras fue el edificio de la entonces Delegación Municipal de Escobar, que hasta 1959 formó parte del partido de Pilar, del cual sólo se concretó la primera parte. En aquellos años se adujeron razones presupuestarias y falta de dinero para completar la construcción, que ahora se verá finalmente concretada tal como la ideó su prestigioso mentor.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo