El burlesque volvió a abrir sus puertas

portada Funciona en la calle Podestá al 400. La policía lo había cerrado a fines de agosto. Los vecinos están que trinan.

blank
blank
Una de las meretrices, el día del allanamiento.

Una de las meretrices, el día del allanamiento.

A esta altura, la historia del burlesque de la calle Pablo Podestá empieza a adquirir una llamativa notoriedad pública. Clausurado por la policía a fines de agosto, hace diez días volvió a funcionar y la indignación de los vecinos ya pasa a escribirse en letras mayúsculas.

El miércoles 26 de agosto, personal policial de la comisaría 1ra allanaba la vivienda de Podestá al 400, en Belén de Escobar, donde los vecinos habían denunciado que funcionaba un cabaret. En efecto, las investigaciones comprobaron que tres mujeres trabajaban bajo la supervisión de una madama, quienes fueron detenidas en ese procedimiento, en el que también se secuestraron teléfonos celulares, dinero y generosas cantidades de preservativos.

Esa misma noche, el comisario Carlos Vara aseguró a los vecinos que habían concurrido a la reunión del Foro de Seguridad, en la Cámara de Comercio, que “ese prostíbulo ya se terminó acá”. Sin embargo, las actuaciones realizadas por la jueza de Paz, Elisa Soneira, no impidieron que las mujeres recobraran su libertad y volvieran a ejercer el oficio más antiguo.

“Hace una semana que todo está como antes, con las mismas molestias por la noche”, expresó a El Día de Escobar un vecino de Villa Bourdet, a la vez que anticipó que volverán a plantear sus quejas ante el Foro para que la casa del sexo sea clausurada definitivamente.

“Nosotros hicimos todo lo que correspondía y ahora hemos retomado la investigación, que seguramente durará menos tiempo y nos permitirá volver a cerrar el lugar”, indicó a este medio el jefe de la comisaría 1ra.

Fotografía del artículo: El Diario de Escobar

Dejá tu comentario

Seguí leyendo