Condenan a 15 años de prisión al asesino del joven garinense Juan Carlos López

El Tribunal Oral Criminal Nº2 de Campana encontró culpable a Franco Emanuel Moyano del crimen que conmocionó a Garín en 2014. Además, su cómplice fue sentenciado a 13 años. “Ahora podemos cerrar una etapa y hacer el duelo en paz”, expresó la madre.

blank
blank

Víctima. Juan Carlos López tenía apenas 16 años cuando dos malvivientes lo mataron de un disparo a sangre fría.

La Justicia encontró culpable a Franco Emanuel Moyano del crimen que conmocionó a Garín en 2014. Además, su cómplice fue sentenciado a 13 años. “Ahora podemos cerrar una etapa y hacer el duelo en paz”, expresó la madre.

El Tribunal Oral Criminal (TOC) Nº2 de Campana condenó este viernes a la mañana a 15 años de prisión al hombre acusado de asesinar al joven garinense Juan Carlos López (16), ultimado a sangre fría de un disparo en la nuca el 18 marzo de 2014.

Luego de tres semanas de audiencias, en las que testificaron decenas de personas y se vivieron momentos de sumo nerviosismo, la Justicia finalmente encontró a Franco Emanuel Moyano (21) como autor penalmente responsable del “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”. Asimismo, Jonathan González fue sentenciado a cumplir 13 años de cárcel por considerarlo “partícipe necesario” del crimen que conmocionó y movilizó a toda la ciudad de Garín.

El fallo del TOC N°2 se apoyó en las significativas pruebas aportadas por el fiscal de instrucción -la fiscal general renunció a su cargo- Matías Ferreirós, quien estuvo a cargo de la causa desde un primer momento, y por el abogado de la familia López-Santillán, Juan Rivero. De esta manera, los tres magistrados desestimaron por completo la coartada planteada por la defensa de Moyano, la cual argumentaba que a la hora del fatal hecho este estaba jugando a la pelota con sus amigos en un club del barrio La Madrugada, donde vivía.

“En realidad, nosotros esperábamos una sanción mayor, pero sustancialmente debo entender que en primer lugar la pérdida de Juan Carlos es irreparable y creo que lo importante era encontrar al responsable. No importa la cantidad de años, porque en definitiva entiendo que es una forma de que la familia encuentre la paz necesaria para poder seguir adelante”, expresó Rivero a El Día de Escobar -único medio presente en el Juzgado Penal de Campana-, quien a pesar de haber solicitado una pena de 24 años para ambos imputados aseguró estar “conforme” con la sentencia.

Por su parte, la madre del joven estudiante de la Escuela Técnica N°2 del barrio 24 de Febrero también se mostró satisfecha por el fallo de la Justicia. “A mí hijo no me lo devuelve nadie, pero por lo menos los asesinos la van a pagar en prisión y él va a poder descansar en paz”, señaló emocionada Graciela Santillán, al mismo tiempo que confesó: “Ahora podemos cerrar una etapa y hacer el duelo más tranquilos”.

Pasaron dos años y medio del brutal homicidio y está claro que la herida por la pérdida de su hijo jamás terminará de cicatrizar. Pero al menos la familia ya puede dar fe que después de tanto luchar se hizo justicia por Juan. Y eso, en un país donde la impunidad es moneda corriente, es digno de destacar.

Misión cumplida. Familiares, amigos y vecinos de la víctima realizaron marchas en Garín para reclamar justicia.

Un crimen irracional

Juan Carlos López (16) era un chico muy querido entre los suyos y tenía varios sueños por delante, pero un par de delincuentes le pusieron punto final a su corta y pujante vida: el martes 18 de marzo de 2014, lo asesinaron a sangre fría de un certero disparo en la nuca.

El hecho ocurrió pasadas las 23, cuando el adolescente se encontraba junto a un amigo en la esquina de Roma y Buenos Aires, a metros de su casa, en el centro de Garín, repartiendo tarjetas para una discoteca. “Pasaron dos pibes en una moto y le dijeron algo. Después, sin mediar discusión ni nada, uno le disparó en la cabeza y él quedó en la calle”, había expresado a El Día de Escobar una amiga de la familia luego del suceso.

El irracional crimen conmocionó a toda la comunidad garinense, que despidió masivamente los restos físicos de “Juancito” y se manifestó con varias marchas hasta la comisaría local para reclamar justicia y seguridad. Incluso, en una oportunidad llegaron a cortar el tránsito sobre la autopista Panamericana. Como consecuencia, la Justicia tomó nota y los presuntos asesinos fueron descubiertos y detenidos rápidamente por la Policía en distintos barrios de la localidad.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo