Compactarán más de 700 vehículos retenidos en operativos policiales

Dentro de ese lote también hay autos siniestrados en accidentes o abandonados en la vía pública. La iniciativa apunta a liberar espacio en los depósitos y reducir la contaminación ambiental.

Dentro de ese lote también hay autos siniestrados en accidentes o abandonados en la vía pública. La iniciativa apunta a liberar espacio en los depósitos y reducir la contaminación ambiental.

Más de setecientos vehículos que se encuentran en custodia de las fuerzas policiales del partido de Escobar empezaron a ser compactados por el Municipio a partir de un acuerdo con el Ministerio de Seguridad de la Nación que ofrece tres beneficios: liberar espacio en los lugares de acopio, reducir la contaminación ambiental y asistir con recursos económicos a entidades de bien público.

Esta acción se lleva a cabo en el marco del Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRO.DE.CO), implementado en enero de 2022 por el Ministerio de Seguridad de la Nación, según informó el Municipio en un comunicado difundido este lunes.

El proceso de compactación, que permitirá reducir estos automotores a un 30% de su volumen, está a cargo de una empresa registrada en el PRO.DE.CO que pagará por las autopartes y la chatarra. Ese dinero será destinado a “La Casita de Mario”, un espacio municipal de atención y residencia transitoria para niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad de derechos que fue elegido como beneficiario de esta acción.

Te puede interesar  El ministro de Seguridad de la provincia visitó Escobar y se reunió con Sujarchuk

“El PRO.DE.CO aspira a ser una respuesta ambiental y social ante la acumulación constante de autos, motos y otros vehículos secuestrados en distintos procedimientos policiales, que deriva en graves riesgos para la salud y el ambiente”, destaca en su web el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Chatarra apilada. El operativo se está realizando en el predio municipal de César Díaz al 1000.

De esta manera, el programa apunta a reducir el daño ambiental que producen los vehículos que se encuentran bajo custodia de las fuerzas policiales y de seguridad federales y, así, generar insumos económicos y de reciclado para potenciar acciones sociales de organizaciones sin fines de lucro.

Desde el Municipio, ante la consulta de El Día de Escobar, precisaron que no se trata de vehículos retenidos en controles de la Agencia de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial cuyos titulares no hayan pagado las multas para retirarlos dentro del plazo previsto legalmente.

“Estos vehículos fueron secuestrados por Policía y Prefectura en operativos o accidentes sin heridos por faltantes de documentación y nunca fueron retirados del predio”, explicaron. En menor cantidad, también hay rodados que estaban abandonados en la vía pública y fueron levantados por su estado de abandono.

Carcasa vacía. La prensa compactadora logra reducir al 30% el volumen de los vehículos.

Actualmente la compactación se está llevando a cabo en el predio municipal de la calle César Díaz al 1000, en Belén de Escobar. “La idea es hacerlo una vez por año, una vez que se acumula cierta cantidad de vehículos”, señalaron desde la Comuna.

Te puede interesar  El ministro de Seguridad de la provincia visitó Escobar y se reunió con Sujarchuk

Otros destinos posibles para estos vehículos es que sean afectados al uso público -incorporados al parque automotor municipal- o subastados en remates. Ninguna de esas opciones se descarta, según indicaron las fuentes consultadas, aunque a efectos prácticos en este caso se determinó que pasaran por la prensa compactadora.

No es la primera vez que el Municipio lleva adelante un procedimiento de esta naturaleza. A través de un programa similar del mismo ministerio, a mediados del año pasado se compactaron 184 autos y 750 motos, junto a un lote de material ferroso y partes equivalente a otros 400 rodados.

La recaudación en este caso fue de $862.802 y también se destinó a colaborar con este hogar de tránsito municipal.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo