Quién es el portero acusado de abuso sexual en una escuela de Maquinista Savio

Se llama Claudio Wodtke y combatió en la guerra de Malvinas. La justicia emitió una orden de arresto, pero desde que fue denunciado se desconoce su paradero.

El caso del portero acusado de abuso sexual contra dos estudiantes de 8 años en una escuela de Maquinista Savio no solo causó revuelo y conmoción en esa comunidad educativa sino también en toda la localidad y a nivel nacional, ya que la espeluznante noticia no tardó en llegar a los principales medios de comunicación del país.

Según información a la que tuvo acceso El Día de Escobar y también otros portales, el acusado, que se encuentra prófugo, se llama Claudio Wodtke, quien recientemente se había jubilado de la Escuela Primaria Nº23, ubicada en el barrio Ovejero, donde estuvo varios años y mantenía un trato normal con sus pares.

Wodtke, además, es ex combatiente: había luchado en la guerra de Malvinas y solía participar en actos conmemorativos. Casualmente, el colegio en el que trabajaba se llama ARA General Belgrano, en honor al crucero hundido de manera ilegal por el submarino inglés Conqueror durante el conflicto bélico de 1982.

De acuerdo a información trascendida en Gaceta Marinera, el portero denunciado por abuso sexual formaba parte del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado N°10 “Coronel Isidoro Suárez”.

Ex combatiente. Claudio Wodtke luchó por la soberanía nacional en Malvinas contra Inglaterra.

En la biografía de su página de Facebook, que actualmente no está disponible, también decía que antes de incursionar como auxiliar educativo había trabajado en Fargo Argentina.

Desde que se efectuaron las denuncias, el jueves de la semana pasada, se desconoce el paradero de Wodtke, sobre quien pesa una orden de captura emitida por el Juzgado de Garantías Nº4 de Escobar. Personal policial de distintas dependencias y de la DDI están tras los pasos del hombre, de 61 años.

Te puede interesar  El Intendente encabezó un acto por el 50º aniversario de Maquinista Savio

Por su parte, el Municipio habilitó una línea de WhatsApp para colaborar con la investigación: es el 11-2791-1963. “Rogamos a todos los vecinos y vecinas que puedan aportar información de interés a la causa judicial que se comuniquen. Los mensajes se reciben durante las 24 horas, de manera anónima, y se garantiza absoluta reserva”, se informó en un comunicado.

Por el momento, de acuerdo a la información que tomó estado público, existen dos denuncias contra Wodtke, formuladas por los padres de una nena y de un nene de 8 años, de quienes habría abusado sexualmente en el baño de la institución.

La investigación del caso está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción Nº4, a cargo del fiscal Cristian Fabio.

Indignación. Decenas de familias se manifestaron frente al colegio cuando se conocieron las denuncias.

Testimonios desgarradores

La mamá de una de las víctimas cuestionó a la maestra de su hija por no prestarle atención cuando le contó que el portero había abusado de ella. “No le creyó hace tres meses, ni bien pasó, cuando salió del baño corriendo a contarle. Los compañeritos la vieron llorando y la maestra le dijo que vaya a sentarse, que era una mentirosa”, expresó, indignada.

Asimismo, la mujer reveló que Wodtke les regalaba golosinas para convencerlas de ir al baño y que amenazaba a sus víctimas para que mantuvieran en secreto los abusos. “Estaba amenazada por el portero. Con un cuchillo le decía que iba a degollarme a mí y a ella, que la iban a encontrar muerta en el baño”, aseguró en declaraciones al canal TN.

En uno de los episodios de abuso sexual, el portero habría obligado a una nena con un cuchillo en la mano “a que le chupe donde él hace pis”, según consta en la denuncia. Pero eso no fue todo: la nena explicó que en otra ocasión el hombre obligó a otras compañeras a que se bajaran la ropa junta a ella en el baño del colegio.

Te puede interesar  Acusado de abuso circulaba en auto con una credencial trucha del Senado
Malestar. Algunos manifestantes dejaron carteles con críticas por la falta de reacción de las autoridades.

La otra denuncia fue realizada por los padres de un niño con discapacidad auditiva. «No puedo ni hablar ni procesar lo que le hicieron a mi hijo. Exigimos respuestas a la escuela», manifestó la madre del menor.

Más de medio centenar de padres se acercaron este miércoles a la institución a reclamar explicaciones y exigir justicia. Por su parte, la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense apartó de su cargo al director del establecimiento por el tiempo que demande la investigación. La vicedirectora quedó momentáneamente al frente.

Asimismo, un equipo de profesionales de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia y de la Subsecretaría de Educación del Municipio se pusieron en contacto con los denunciantes para brindarles asistencia tanto a las víctimas como a sus grupos familiares.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo