Declaran reserva natural educativa a 23 hectáreas de la estancia Los Arenales

La zona en cuestión es la que bordea el Arroyo Escobar, entre el puente La Arenera y el casco de lo que fuera la estancia de Villanueva. La iniciativa fue promovida por ambientalistas y vecinos de Maschwitz y aprobada por unanimidad.

Unanimidad. Los 24 concejales acompañaron el proyecto y los vecinos aplaudieron la votación.

La zona en cuestión es la que bordea el Arroyo Escobar, entre el puente La Arenera y el casco de lo que fuera la estancia de Villanueva. La iniciativa fue promovida por ambientalistas y vecinos de Maschwitz y aprobada por unanimidad.

En una sesión extraordinaria que se convocó para tratar un puñado de expedientes enviados por el intendente Ariel Sujarchuk, el Concejo Deliberante de Escobar sancionó este viernes a la tarde una ordenanza que declara «reserva natural educativa» a 23 hectáreas ubicadas en inmediaciones de la estancia Los Arenales, en Ingeniero Maschwitz.

La zona en cuestión es la que bordea el Arroyo Escobar, entre el puente La Arenera y el casco de lo que fuera la estancia de Benito Villanueva, donde actualmente está el Polo de Educación Superior. El objetivo de la norma es conservar sus ambientes característicos, biodiversidad y servicios ecosistémicos y ambientales.

No se podrán realizar allí actividades de pesca, caza ni cría. También estará prohibido y penalizado producir daños a la flora y fauna, acampar o hacer rellenos de cualquier tipo. Además, promueve la participación de colegios y crea la figura de guardaparques para el cuidado del predio. No obstante, aún está pendiente la reglamentación completa de su funcionamiento.

Paisaje encantador. El predio declarado reserva, similar a un bosque, posee gran variedad de flora y fauna.

El tratamiento del expediente fue presenciado por una veintena de vecinos maschwitzenses y organizaciones ambientalistas,  quienes escucharon las exposiciones de los concejales -hablaron Daniel Sciacia, Nicolás Serruya, Esteban Colley, Diego Castagnaro y Carina Chmit- y celebraron la aprobación de la iniciativa con aplausos, mientras que abrazaban entre ellos por el logro alcanzado.

“Estuvimos trabajando codo a codo con el Municipio. Estamos súper emocionados por tener una reserva cultural y educativa. Hoy es un día grandioso porque se nos cumplió el sueño”, expresó María de los Ángeles Sardou, profesora de la Tecnicatura de Gestión Ambiental y Salud del Instituto Superior Municipal de Formación Docente y una de las impulsoras del proyecto.

Con absoluta anuencia de los 24 concejales, la ordenanza fue sancionada por unanimidad cuando promediaba la sesión.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo