Bruno Zuculini, un escobarense en la histórica final de la Copa Libertadores

El volante de River entró en el segundo tiempo del vibrante 2 a 2 en la Bombonera. Reemplazó a Enzo Pérez y tuvo buenas intervenciones defensivas, sobre todo en el juego aéreo. Le tocó marcar a Tevez y estuvo a la altura.

Impasable. Zuculini ganó siempre de arriba y apuntaló la defensa millonaria en el tramo final del partido.

El volante de River entró en el segundo tiempo del vibrante 2 a 2 en la Bombonera. Reemplazó a Enzo Pérez y tuvo buenas intervenciones defensivas, sobre todo en el juego aéreo. Le tocó marcar a Tevez y estuvo a la altura.

Fueron apenas 15 minutos los que Bruno Zuculini (25) estuvo en cancha este domingo en el partido de ida de la Copa Libertadores, pero de una u otra manera difícilmente los olvide. Boca y River empataron 2-2 en una Bombonera repleta, donde el volante escobarense ingresó desde el banco y aportó defensivamente para mantener el resultado de cara a la vuelta en el Monumental.

La intensa lluvia que el sábado golpeó a toda la Capital Federal y parte del Gran Buenos Aires acrecentó la espera de los fanáticos de ambos clubes y del mundo futbolero. Sin embargo, al día siguiente las condiciones climáticas cedieron y la pelota rodó en el mítico escenario xeneize.

Te puede interesar  Bruno Zuculini dejó River y regresa a su primer amor: Racing de Avellaneda

Después de una semana entera de especulaciones respecto a quien ocuparía el lugar del lesionado capitán Leonardo Ponzio, el ex jugador de Racing fue al banco de suplentes y miró la mayor parte del encuentro desde afuera.

Cuando el reloj marcaba 30 minutos de juego en el segundo tiempo y el marcador ya estaba 2-2 (Ramón Ábila y Darío Benedetto marcaron para Boca, mientras que Lucas Pratto y Carlos Izquierdoz, en contra, lo hicieron para River), Matías Biscay -el DT Marcelo Gallardo está suspendido y vio el partido desde Núñez- mandó a la cancha a Zuculini en lugar de Enzo Pérez.

Te puede interesar  Bruno Zuculini se floreó con un golazo en el triunfo de Racing sobre Newell’s

El 5 millonario cumplió satisfactoriamente su tarea. Marcó al también ingresado Carlos Tevez, despejó varios centros del conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto y fue una rueda de auxilio que contribuyó a que la visita sacara un empate valioso de cara a la vuelta.

Quizá la única falla del escobarense fue en la jugada en que Tevez escapó y dejó a Benedetto mano a mano con Franco Armani, pero el arquero demostró una vez más porqué fue convocado al Mundial de Rusia con una gran tapada.

El panorama quedó abierto para el duelo de vuelta de la “final del siglo”, el sábado 24 en el Monumental. Tanto Boca como River están a 90 minutos de la gloria.

Por Alejo Porjolovsky

Foto: Infobae

Dejá tu comentario

Seguí leyendo