“En 2009 realizamos una gestión exitosa”

portada El Intendente resaltó la inversión en obras públicas y la sanción del Plan de Zonificación como los principales hechos de su gestión en el año que pasó.

blank
blank
Guzmán, junto al gobernador Scioli, al inaugurar una obra de asfalto en Garín.

El intendente Guzmán, junto al gobernador Scioli, al inaugurar una obra de asfalto en Garín.

A la hora de hacer una evaluación del año que pasó, Sandro Guzmán no dudó en darse por ampliamente satisfecho y calificar de “exitosa” a la gestión de gobierno que encabeza desde la Intendencia. La inversión realizada en obras públicas fue el principal argumento que esgrimió para sostener su definición, a la vez que destacó medidas en otras áreas y anticipó ambiciosos proyectos para 2010.

“Sin lugar a dudas, en 2009 se llevó a cabo una gestión exitosa. A pesar de la crisis económica mundial y de imprevistos muy grandes como la gripe A, hemos logrado cumplir con los objetivos propuestos”, sostuvo el  jefe comunal en declaraciones a El Diario de Escobar. Y siguió: “A pesar de todo, hemos concretado obras públicas en todas las localidades y en la mayoría de los barrios de cada una de ellas”.

En esa línea, enumeró concreciones como el plan de pavimentación desarrollado mediante el programa nacional “Obras para todos”, la remodelación del polideportivo municipal de Maquinista Savio, las tramitaciones para incluir a esa localidad en un programa federal de viviendas, el inicio de la repavimentación de la ruta 26, la inminente reparación de la ex ruta 9. “Eran obras postergadas por años y años, que ahora se convierten en realidad”, señaló.

Por otra parte, el intendente consideró “fundamental para el futuro del distrito” la precitada, y por ello cuestionada, sanción del Plan de Zonificación. “Hemos puesto en marcha la primera iniciativa transformadora de Escobar a través del Plan Maestro, una herramienta imprescindible para el crecimiento urbano ordenado y que favorecerá el desarrollo industrial, lo que implica mayores puestos de trabajo para los vecinos, y una mejora en  la recaudación, lo que impactará en nuevas obras”, anunció.

“Además, hay otras obras de las que el Municipio también es partícipe, en conjunto con la iniciativa privada. Por ejemplo, el camino que unirá por adentro al barrio El Cazador con la Panamericana. Esta obra ya empezó y los mayores costos están a cargo de las empresas, que habían asumido el compromiso para poder conseguir la autorización de los loteos. Pero el Municipio también participa, logrando de esta manera que el camino sea totalmente público y no sólo para los nuevos vecinos que lleguen a vivir a estos barrios”, agregó el mandatario escobarense.

Guzmán también remarcó que la pandemia de gripe A obligó a la Comuna a incurrir en “un gasto muy grande” en el presupuesto destinado a la salud pública, aunque destacó que pese a ello se cumplieron objetivos como la municipalización de la flota de ambulancias para el servicio de emergencias médicas.

En varios pasajes de la entrevista publicada por el matutino local el intendente remarcó que su gestión debió hacer frente a cuestiones que escapan a su ingerencia directa, como la educación y la seguridad. Sin embargo, en este último ítem debió aclarar que toda la inversión se costeó con fondos provistos por el gobierno nacional.

“Como en tantas otras áreas, también el Municipio ha tenido que salir a hacerse cargo de numerosos gastos que en verdad no le corresponderían, pero que tenemos que afrontar en beneficio de los vecinos. Ya llegaron los móviles que patrullarán las calles en operativos de prevención y estamos terminando las obras en el Centro de Monitoreo, desde donde se controlarán las cámaras de seguridad. Entendemos que es una  inversión necesaria, aunque yo estaría mucho más contento si ese dinero lo hubiera podido utilizar en obras y servicios vinculados al alumbrado, a la limpieza, a la conservación de los espacios públicos, que son ítems por los que los contribuyentes pagan sus tasas”, argumentó confusamente Guzmán.

En cuanto a los desafíos para este año, apuntó que “los principales objetivos” serán la construcción de un túnel bajo las vías a la altura de la calle César Díaz, en Belén de Escobar, la modernización del sistema de salud y el inicio de las obras del hospital del bicentenario de Garín.

Diálogo político

Más allá de las apreciaciones sobre su gestión de gobierno, el jefe comunal también adelantó su intención de abrir una instancia de diálogo con las fuerzas políticas con representación en el Concejo Deliberante, lo cual seguramente resultará una tarea bastante sencilla teniendo en cuenta que cuatro de los seis concejales opositores son de su misma extracción peronista y, además, reconocen tener amistades o buenas relaciones con él.

“Ahora viene una etapa de crecimiento. Vamos a convocar a todos los sectores con representación parlamentaria para iniciar un diálogo en busca de alternativas que mejoren al distrito”, afirmó el intendente, que no se olvidó de dedicarles un párrafo a sus adversarios más férreos. “Lamentablemente hay algunos sectores de la política que no contribuyen, que están abocados a poner obstáculos en lugar de buscar el beneficio de todos. Sabemos que nunca se puede contentar al cien por ciento de la gente, porque muchas veces el beneficio general afecta algunos intereses particulares. Pero no se puede parar, debemos seguir  adelante”, planteó sin identificar a los destinatarios de sus embates.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo